1 sep. 2017

Xian Ni: Capítulo 592

Editado por Syru.

Quiero el Ascendente.


En este momento, todos los espectadores en las tres estradas estaban completamente en silencio. El sonido del tambor resonó en toda la zona. Este sonido contenía una especie de tristeza, un corazón herido. Escuchar este sonido hizo que la gente recordara el pasado.

Todo el mundo dentro de la plaza, incluido los comandante en jefe, estaba en silencio.

El sentimiento sublime de un dominio se deslizó lentamente en los corazones de la gente a través del sonido del tambor y tocó sus almas.

La mano de Wang Lin seguía en el tambor. En este momento, este sonido había extendido su Camino a lo lejos y ancho.

Las escenas de su tiempo con Li Muwan...

La soledad de cultivar durante 700 años...

Esos cien años que pasó en el juicio en la Secta Destino Celestial...

La desolación de caminar por la calle en la Ciudad del Demonio del Cielo...

¡Todo esto de repente se detuvo cuando escuchó la música de la cítara que viene del bote!

Cuando la cítara entró en sus oídos, lavó su cuerpo, limpió su alma y refinó su Camino.

La cítara que la mujer tocaba y el sonido del tambor se fusionaron en este momento. El corazón de Wang Lin actuó como un puente para hacer que los dos sonidos se fusionaran. Utilizó su mano para tocar el tambor y transmitió la tristeza que había estado ocultando en su corazón desde que Li Muwan se fue.

El sonido del tambor resonó en la plaza. Algunas de las personas que estaban alrededor incluso derramaban lágrimas mientras reflexionaban sobre este sonido. Fueron conmovidos por el sonido del tambor y estaban completamente inmersos en un mundo dentro de sus propios corazones. Varias cosas de su pasado aparecieron en sus corazones.

Cada persona tiene una historia, y esa historia está enterrada en su corazón. Sin embargo, hay un poder que puede arrastrar esa historia y dejarla emerger, el poder de la resonancia.

En el momento en que Wang Lin tocó el tambor, envió el sentimiento que sentía al oír la cítara.

Entre los generales demonio, Mo Lihai reveló una mirada de reminiscencia. No sólo él, incluso Shi Xiao reveló un toque de tristeza.

Sólo una persona era una excepción, y ese era Mo Fei. En este momento, estaba tranquilo, o mejor dicho, podía llamarse «indiferente». La tristeza del tambor no parecía resonar en absoluto.

Nadie supo cuando el sonido del tambor se había detenido, pero no fue hasta mucho después de que se fue que la gente poco a poco empezó estar sobria.

En el momento en que lo estuvieron, aparte de los comandantes en jefe y algunas otras personas, los que se habían puesto sobrios se sorprendieron al descubrir que habían estado llorando.

El vice comandante en jefe de Xuan dejó escapar un suspiro mientras miraba a Wang Lin, que estaba al lado del Tambor del Demonio. ¡La expresión compleja en sus ojos poco a poco desapareció y fue reemplazado por la de admiración!

"Esparciendo su intención con el sonido del tambor... Tal vez él es la persona por la que el Emperador Demonio ha esperado incontables años... Mi cultivo, que ha estado atrapado durante tanto tiempo, mostró signos de aumento después de escuchar este sonido..."

Aparte del comandante en jefe del cielo, cada uno de los otros comandantes en jefe miraba a Wang Lin con diferentes expresiones. Sin embargo, lo único en común fue conmoción en sus rostros.

¡Nadie sabía más sobre el significado de poder llevar la intención en el sonido del tambor que ellos!

¡Este era un reino!

Los ojos del comandante en jefe del Cielo eran como un relámpago mientras miraba a Wang Lin, y la confusión en sus ojos había desaparecido por mucho tiempo.

"Su nombre es Wang Lin..."

Wang Lin levantó suavemente la mano derecha antes de volverse para mirar su entorno. Ahora todo el mundo lo estaba observando.

Su mirada cayó sobre el hombre blindado de oro.

El rostro del hombre blindado de oro ya no era sombrío, sino completamente pálido. Miró fijamente a Wang Lin y no pudo decir una palabra. ¡Hoy, el cultivador antes él lo había sorprendido demasiadas veces!

Al principio, tocó el tambor cinco veces con su expresión que nunca cambiaba y su cuerpo que permanecía inmóvil como era una montaña gigante. Luego lo tocó tres veces más para alcanzar a Mo Fei. Entonces el noveno y décimo toque llegaron, y Wang Lin fue forzado a retroceder trás el décimo toque.

En ese momento, pensó que todo había terminado, ¡pero en realidad apenas había comenzado!

El undécimo toque del tambor vino mientras él todavía estaba en estado de conmoción.

Si este sonido del tambor era el mismo que antes, no habría estado tan alarmado, pero este undécimo sonido llevaba intención con él. El hombre blindado de oro se preguntaba a sí mismo y sabía que ni siquiera podía lograrlo.

¡Esto no tenía nada que ver con el cultivo, sino con el reino! Un nivel diferente de dominio y el refinamiento del alma.

El hombre blindado de oro nunca en su vida se olvidaría de lo que pasó hoy. En este momento, en realidad se sentía poco dispuesto a ir en contra de Wang Lin, y este sentimiento era muy fuerte.

"¿Quince15 veces y te quitarás uno de tus propios brazos?" La voz de Wang Lin era tranquila, pero en este momento, todo el mundo podía oírlo claramente.

El cuero cabelludo del hombre de dorado se quedó entumecido. Él preferiría ir a luchar contra Wang Lin. Él estaba aún más dispuesto a luchar contra Wang Lin sin hechizos de gran alcance que responder a la pregunta que vino después de que el sonido del tambor desapareció.

Wang Lin no le dio tiempo al hombre blindado de oro para responder. Él retiró su mirada, y por primera vez, su mirada recorrió a los espectadores. Cada espectador apareció en sus ojos, y todos ellos decidieron evitar su mirada.

De los seis vice comandantes en jefe, todos menos uno de ellos evitaban la mirada de Wang Lin cuando los miraba. Sus ojos estaban llenos de claridad mientras su mirada se encontraba con la mirada de Wang Lin.

Esta persona era el vice comandante en jefe de Xuan. Sus ojos estaban claros y reveló una pizca de pesar cuando miró a Wang Lin. Luego estrechó las manos hacia Wang Lin.

Wang Lin asintió y movió su mirada. Esta vez su mirada cayó sobre los ocho comandantes en jefe. Cada uno de ellos se encontró con su mirada, y parecía que habían aprendido mucho unos sobre otros cuando sus miradas se encontraron.

El comandante en jefe del Cielo abrió la boca por primera vez cuando la mirada de Wang Lin se posó sobre él.

"¡Wang Lin, he recordado tu nombre!"

Entre los generales demonio, todos evitaban la mirada de Wang Lin. Sin embargo, Shi Xiao dejó escapar un rugido y obligó a su mirada a encontrarse con la mirada de Wang Lin.

Él reveló un toque de intención de batalla, pero fue completamente ignorado por Wang Lin cuando apartó la mirada.

¡La mirada de Wang Lin finalmente se detuvo en Mo Fei!

La expresión de esta persona seguía siendo indiferente mientras miraba fríamente a Wang Lin.

Después de retirar su mirada, Wang Lin lentamente cerró los ojos y colocó su mano en el tambor. ¡Ahora su objetivo ya no era tocar el tambor!

En el momento en que el tambor sonó por primera vez, ¡Wang Lin sintió el llamado de la etapa Ascendente! ¡Había tocado la frontera de la etapa del Ascendente!

"¡Quiero... el Ascendente!" Los ojos de Wang Lin no se abrieron, pero en este momento, todo su cuerpo estaba lleno de una fuerte sensación de confianza!

Colocó su mano derecha sobre el Tambor del Demonio.

Dong... Dong...

Aunque su mano no se movió, el tambor de repente sonó. El sonido se convirtió en truenos y descendió a este mundo.

La tristeza del segundo sonido del tambor era más fuerte que el primero. La fusión de la tristeza de los dos causó que el sonido del tambor también contenga tristeza.

Wang Lin dijo suavemente, "Todavía falta un poco..." ¡Mientras él dijo eso, otro sonido vino del Tambor del Demonio!

Tres toques del tambor! ¡Doce, trece, y catorce sonidos resonaron a través del cielo!

Los sonidos del tambor se fusionaron, resultando en una fuerza varias veces más potente que antes. Esta fuerza dejó el tambor y entró directamente en el cuerpo de Wang Lin a través de su mano.

En este momento, todo el mundo oyó un sonido. Era el sonido de las cosas estallando procedentes del interior del cuerpo de Wang Lin. Este sonido era muy nítido y no podía coincidir con el sonido del retumbo del tambor. Sin embargo, todos los que lo escucharon sintieron una sensación de comodidad proveniente de su propia médula.

Gotas de líquido negro salieron de todos los poros del cuerpo de Wang Lin.

¡La limpieza de médula! Los ojos del comandante en jefe del Cielo brillaron intensamente y revelaron una admiración que nunca había mostrado antes.

"Esto es la verdadera limpieza de la médula. Antes estabas limpiando la superficie.”

Los otros comandantes en jefe miraron a Wang Lin con un poderoso sentido de celos en sus ojos. ¡Nadie sabía mejor que ellos por qué el Tambor del Demonio era un tesoro justo por debajo del Lago del Dragón!

El Lago del Dragón tenía el espíritu del demonio antiguo, y actuó como un maestro que les enseñó el Camino.

Este Tambor del Demonio fue hecho de la piel del demonio antiguo y contenía el poder del demonio antiguo. Se rumorea que todos los emperadores demonio heredan un hechizo que les permite tocar el tambor para extraer el poder del demonio antiguo desde adentro para ayudar a proteger la gloria del País del Demonio del Cielo!

Limpiar la médula con el Tambor del Demonio era originalmente un honor que sólo los nativos del país tenían. Los extranjeros tenían que haber hecho una gran cantidad de contribuciones para poder limpiar la médula.

A todos los comandantes en jefe se les dio la oportunidad de tocar el tambor cuando aceptaron su posición. La recompensa por tocar el tambor era la limpieza de la médula.

Sin embargo, si podían lograr la limpieza de médula dependía de su cultivo.

Los tres sonidos del tambor se fusionaron con una poderosa fuerza que se elevó a través del cuerpo de Wang Lin. Su cuerpo no tenía muchas impurezas restantes, y fue purificado una vez más por la fuerza del tambor.

"Catorce veces..." El rostro del hombre blindado de oro se puso aún más pálido.

Aparte del hombre con armadura dorada, todos parecían haberse olvidado de este asunto. Todos estaban inmersos en el sonido que entraba en sus oídos y sacudía sus corazones.

¡Este fue el sonido de la limpieza de la médula!

Cuando una persona está pasando por la limpieza de médula, el sonido que viene de su cuerpo sacude los cuerpos de las personas que lo escuchan. Esto crea una fluctuación dentro del cuerpo del oyente que es más débil que la fluctuación dentro de la persona que está pasando por la limpieza de la médula.

Cuando Wang Lin abrió los ojos, todas las impurezas de su cuerpo habían sido expulsadas por el tambor. En ese momento, sintió como si su cuerpo estuviera a punto de ser aspirado al cielo. Luego miró el tambor, y sus ojos se llenaron de claridad.

"Yo, Wang Lin, he cultivado durante 700 años. Mi cultivación ha alcanzado el pico de la etapa avanzada de la Transformación del Alma y mi Camino se ha fusionado con mi cuerpo. Finalmente sé por qué todavía no he llegado a la etapa del Ascendente. Ascendente... Aunque mi dominio se ha fusionado con mi cuerpo, mi Corazón del Camino no está completo. Al final... en lo más profundo de mi corazón, hay un rastro de tristeza, una herida, una cicatriz sellada...

"Cuando Li Muwan murió, mi dominio alcanzó un nuevo nivel y entró en mi cuerpo... Pero Wan Er se convirtió en un pensamiento sellado en mi corazón...

"Por eso siento tristeza cuando escucho la cítara de esa mujer, siento simpatía... Si yo escuchara esa cítara por cien años hasta que muriera la mujer que tocaba la cítara, Ganaría la iluminación. La tristeza en mi corazón desaparecería con la música de la cítara... Dejando sólo una marca que se fusionará con mi alma...

"Pero hoy, tomando prestado el poder de este tambor, pude experimentar el paso de un siglo en un corto período de tiempo. Fundí toda mi tristeza con el tambor y lo solté a través de su sonido. Cuando ya no haya más tristeza en mi corazón, mi Corazón del Camino estará completo y alcanzaré la etapa del Ascendente... "

Wang Lin levantó la mano y la dejó caer suavemente. En ese momento, sus pensamientos, su tristeza y todo lo de Li Muwan salió del fondo de su corazón y se precipitó hacia el tambor demoníaco con la mano.

"Pero hacer esto significa que elijo olvidar... ¿Realmente quiero olvidar..." En ese momento, la mano de Wang Lin tembló.

1 comentario: