1 sep. 2017

Xian Ni: Capítulo 587

Editado por Syru.

¡La rebelión de Xu Liguo falla! (3).


En este momento, hilos de gas gris se dispararon entre las cejas de Wang Lin. Más de tres mil hilos de gas gris salieron y rodearon la hoja de media luna.

Pero la hoja de media luna era demasiado rápida. Aprovechó el momento en que el gas gris todavía se
acercaba para cargar. Sin embargo, justo cuando se liberó, Wang Lin apareció ante ésta y la arrojó de vuelta.

Wang Lini dijo: "¡Reúnete!"

Más de tres mil hebras de energía de matanza se condensaron rápidamente en una esfera. Había sonidos de colisiones que venían de dentro de la esfera, pero no importaba lo que hiciera la hoja de media luna, no podía cargar.

Wang Lin ya no miraba la hoja de media luna y su mirada fría cayó sobre Xu Liguo.

El cuerpo de Xu Liguo se estremeció y él rió. "Maestro, ¿qué orden tienes? ¿Quieres que persuada a Pequeño Negro? ¡Definitivamente le haré obediente en el futuro!"

Wang Lin miró a Xu Liguo y preguntó: "¿Sabes por qué no te dejaré ir a buscar ese espíritu de espada?"

Xu Liguo asintió rápidamente y dijo: "Lo sé, lo entiendo". Aunque dijo esto, pensó en su corazón: "Claramente sólo quieres separarme de mí y de la pequeña belleza. Supongo que hay una probabilidad del 80% de que estás queriendo tener la pequeña belleza para ti mismo. ¡Ay, Xu Liguo, soy tan desafortunado de haber sido robada mi esposa a tan temprana edad!”

"En Ciudad Demonio del Cielo, los expertos son tan comunes como las nubes. ¿De verdad crees que nadie te notará? Una vez que te encuentren con tu débil cultivo, sólo serás atrapado, tu voluntad será borrada y te convertirás en el espíritu de la espada para un tesoro. Xu Liguo, ¿todavía no entiendes?" La voz de Wang Lin resonó en el corazón de Xu Liguo como una campana gigante.

Se sobresaltó y quedó atónito, luego dijo débilmente: "Este... no puedo ser encontrado...". Su corazón comenzó a golpear. Después de escuchar a Wang Lin, el ochenta por ciento lo creyó. Se preguntó si fuera capturado por alguien más, ¿sería esa persona tan curiosa como el Antepasado del Clan Demonio Gigante?

"Sin embargo, si soy atrapado por el dueño de la pequeña belleza, sería una buena cosa. Entonces yo y la pequeña belleza estaríamos juntos..." Xu Liguo pensó secretamente esto, pero no se atrevió a decirlo a Wang Lin.

Wang Lin miró fríamente a Xu Liguo como si hubiera visto a través de los pensamientos íntimos de él. Xu Liguo estaba nervioso, pero en lugar de retroceder, abrió los ojos y miró a Wang Lin. Pensó para sí mismo: "Aguanta, aguanta y será una victoria para mí. ¡Cuanto más nervioso estoy, más tengo que mantener este acto!"

Wang Lin dijo lentamente: "Aprendiste un poco del espíritu de la hoja negra de media luna".

Xu Liguo parpadeó y, sin vacilar, le dijo a Wang Lin todos los hechizos de espada que había aprendido, incluyendo cómo podía ocultar su presencia, fundirse completamente con la espada celestial y, con toda su fuerza, hacer que la espada celestial se volviera varias veces más fuerte y así sucesivamente .

Mientras hablaba, midió secretamente el estado de ánimo de Wang Lin y fue muy cuidadoso. No había experimentado este tipo de sentimientos en cientos de años, pero ahora que lo sentía de nuevo, no le resultaba nada familiar.

Después de que terminó de escuchar a Xu Liguo hablar, Wang Lin extendió la mano hacia la esfera formada por la energía de matanza. Ya no había ningún sonido procedente de su interior. Cuando Wang Lin tocó la pequeña esfera, los hilos de energía de la matanza volvieron a su cuerpo.

Cuando sólo quedaban varios cientos de hilos, un rayo de qi de hoja cargó súbitamente, pero debido a que estaba rodeada por la energía de matanza, no podía evitar disminuir su velocidad.

Wang Lin ya estaba preparado. Apretó los dedos y el qi de hoja se derrumbó inmediatamente. La hoja negra de media luna luchaba violentamente entre sus dedos. Wang Lin abrió la boca y escupió energía origen en la hoja de media luna, luego sus ojos se iluminaron. No tuvo tiempo de refinarla lentamente, así que se fue por la ruta directa. No le importaba si iba a dañar el espíritu de la hoja y decidió grabar directamente su aura en la hoja de media luna.

Después de hacer esto, él agitó su mano derecha y la hoja de media luna voló hacia fuera, ¡liberando un himno de hoja no dispuesto!

Wang Lin sacó la espada celestial y la arrojó a Xu Liguo. Xu Liguo se relajó mucho cuando reveló una expresión alegre y se fusionó con la espada.

La hoja de media luna flotaba en el aire, y cuando notó que Xu Liguo ya no estaba en peligro, vaciló. Aunque no le gustaba Wang Lin, al final, siguió el ejemplo de Xu Liguo y flotó junto a Wang Lin.

Para ser más exactos, la hoja de media luna seguía a Xu Liguo

Xu Liguo estaba dentro de la espada celestial mientras miraba la hoja negra de media luna y se sentía muy orgulloso. "Mira, ni siquiera el demonio puede someter a Pequeño Negro, y todo lo que tenía que hacer era agitar mi dedo para hacerle mi hermanito. ¡Parece que mi encanto es mucho más fuerte que el de este demonio!"

Pensando en esto, se sintió muy bien y pensó: "No importa cuán fuerte sea este demonio, nunca podrá igualarme con esto. ¡Soy mucho más flexible que él! Además, tengo mejor suerte con las bellezas. Tanto la gran belleza como la pequeña belleza son mías; Él no puede igualarme en esto.”

"Aparte de que su nivel de cultivo es un poco más alto que el mío, yo soy mejor que él en todo lo demás. Por desgracia, un diablo excepcional como yo es raro en este mundo. La soledad..." Xu Liguo se sintió muy bien consigo mismo; Incluso tenía sentido de superioridad. Ahora miraba a Wang Lin desde la espada celestial con un rastro de simpatía y orgullo.

Wang Lin dio una palmada en su bolsa y Xu Liguo voló rápidamente al interior seguido de la hoja de media luna. En el momento en que Xu Liguo entró en la bolsa de la celebración, de repente se detuvo. Miró a lo lejos la ciudad imperial y pensó: "Pequeña belleza, tu hermano Xu está de vuelta. Ya no me voy. ¡Si no puedo llevarte lejos, no dejaré esta Ciudad del Demonio del Cielo!"

Dentro del pabellón de la espada del palacio imperial, la espada serpentina temblaba. Entonces se convirtió en una chica, arrugó la nariz y dijo maliciosamente: “¡Ese espíritu de espada despreciable y desvergonzado no quiero verlo de nuevo! Si lo vuelvo a ver, aunque vaya en contra de las órdenes del emperador, ¡tomaré la espada y lo cortaré por la mitad!”

Después de recuperar la espada y la hoja, Wang Lin regresó a Ciudad de Hong. El día había pasado y ya era de noche cuando Wang Lin voló hacia la Mansión Mo.

Mientras volaba, frunció el ceño, se detuvo y dijo: “¿Qué es eso?”

Varias personas aparecieron en el otro lado de este largo camino. Había hombres y mujeres entre ellos, y todos ellos estaban en la etapa de la Transformación del Alma. Algunos incluso habían llegado a las etapas intermedia y avanzada.

La expresión de Wang Lin era tranquila mientras miraba a los cultivadores ante él sin hablar. No encontró ninguna intención de matar que provenía de ellos, sino que sintió dolor e indignación.

Un hombre de túnica blanca salió del grupo. Tenía una mirada brillante mientras agarraba las manos a Wang Lin y decía: "Ya había oído hablar de la fama del hermano Wang Lin en el planeta Tian Yun. La batalla en la competencia general demonio hace unos días me hizo y a los otros admirarte."

Wang Lin miró a todo el mundo y más menos sabía lo que estaban pensando. En este momento, él también juntó sus manos y dijo, "¡Usted me halaga!"

El hombre de túnica blanca soltó un suspiro y dijo: “Yo soy el maestro de Secta Espada de Jade. Me vi obligado a participar en la competencia de Generales Demonio. Las acciones del hermano Wang hace unos días fueron como un golpe en mi cabeza que me despertó. En esta Tierra del Espíritu Demonio, los cultivadores somos más bajos que las hormigas. Los Generales Demonios no pueden morir, y matar a un demonio significa que morimos con ellos, así que al final sólo los cultivadores pueden morir. ¡Somos como actores actuando para el disfrute de los Generales Demonio!"

Wang Lin reflexionó y no habló.

“¡Este es el ayudante del General Demonio Ao Di! El hombre señaló a la persona que estaba a su lado. Un hombre de mediana edad que llevaba una túnica salió, estrechó sus manos, y respetuosamente dijo: "Compañero cultivador Wang, la muerte de Ao Di también me ha despertado. Aunque los méritos en la Tierra del Espíritu Demonio son buenos, ¿de qué sirve si no tengo una vida para disfrutarlos?"

El hombre de túnica blanca soltó un suspiro y dijo: “No es por elección que nosotros, los cultivadores, estamos aquí luchando por la diversión de los Generales Demonio. Estos compañeros cultivadores conmigo están listos para abandonar la Ciudad Demonio del Cielo. Hoy estamos aquí para decir adiós al cultivador Wang. ¡Adiós!" Con eso, respiró hondo y voló al cielo.

Varios cultivadores detrás de él dijeron sus despedidas a Wang Lin y desaparecieron sobre el horizonte.

Wang Lin permaneció en silencio mientras miraba fijamente a donde iban todos los cultivadores, y reflexionó en silencio.

¡Los cultivadores eran personas que caminaban contra los cielos y naturalmente tenían su orgullo! ¡Si se inclinaban por el poder, entonces ya no iban en contra de los cielos sino simplemente adaptándose!

Sin embargo, ir en contra de los cielos tenía su propio significado.¡ Los cultivadores que se fueron no se rebelaron, sino lo evitaron!

¡Una verdadera rebelión era no evitar el mundo, no evitar el destino, no evitar las leyes de los cielos, sino caminar contra todo!

"Cultivadores sin su propio Camino ya no son cultivadores..." Wang Lin no voló, sino caminó por la carretera. Su sombra bajo la luz de la luna era muy larga.

"Cultivo... Rebelión contra los cielos... Tener su propia Camino..." Wang Lin caminó lentamente en la carretera. Este camino parecía interminable.

Después de una cantidad desconocida de tiempo, la Mansión Mo apareció ante él. La luz de la linterna fuera de la mansión era muy suave; Era como el faro de luz en la oscuridad. Wang Lin dejó de caminar y lo miró en silencio.

Aunque la luz era pequeña, podría iluminar la placa de la Mansión Mo.

La brisa nocturna hizo temblar la linterna, e incluso la llama que estaba dentro parpadeaba. Aunque el tiempo estaba así, la llama de la linterna permanecía obstinadamente encendida.

Mientras Wang Lin permanecía en silencio en la oscuridad, sus ojos revelaron un toque de iluminación. Sin embargo, esto todavía no era suficiente. Se sentía como si hubiera cogido algo, pero en un abrir y cerrar de ojos, parecía que no había nada en absoluto.

Una metamorfosis asombrosa estaba enraizándose silenciosamente dentro de Wang Lin.

El tiempo pasó lentamente, y la oscuridad que cubría la tierra fue lentamente forzada a retirarse por el sol que se levantaba en el este. En los ojos de Wang Lin, la oscuridad retrocedía como la marea baja.

En este momento, era como si un relámpago hubiera atravesado la mente de Wang Lin mientras la cítara resonaba en su cabeza. En este momento, ¡era como si hubiera alcanzado un momento de iluminación!

"¿Puede considerarse la  oscura noche siendo barrida por el sol un acto desafiante? ¡Esta naturaleza desafiante será la clave para alcanzar la etapa del Ascendente!" Wang Lin tuvo una vaga idea. Su comprensión no era muy profunda, pero se había arraigado.

Los ojos de Wang Lin revelaron una misteriosa luz. En lugar de regresar a la Mansión Mo, se dirigió hacia el lago. Se sentó en la orilla del río como un viejo monje meditando. Aunque no escuchaba la cítara en sus oídos, el sonido continuaba resonando.

"La música de la cítara no tiene emoción, pero debido a la tristeza en el corazón, se convierte en música triste. Esto no es rebelarse, es diferente de lo que sentí antes. Entonces, ¿por qué es que cuando escucho la música de cítara, puedo sentir el sentido de la rebelión..."

Ahora es el mediodía, así que el sol brillaba en la parte superior del cielo. Llegaron los botes, y el joven de hace varios días estaba al lado de la mujer que tocaba la cítara. Esta vez su mirada cayó sobre Wang Lin mientras él todavía estaba lejos.

Cuando la música de la cítara flotó en las orejas de Wang Lin, el joven se puso de pie junto a la mujer, sostuvo su copa de vino y la elevó hacia Wang Lin.

Wang Lin recogió la jarra de vino, la sacudió y tomó un trago. El joven sacudió la cabeza mientras señalaba la proa del bote. No había tomado un solo sorbo.

Wang Lin rió entre dientes. Aunque este joven parecía ordinario, emitió una sensación despreocupada. Wang Lin reflexionó un poco antes de cruzar el río y aterrizar en la proa del barco.

La mujer que tocaba la cítara no se dio cuenta de que ahora había una persona extra en el barco. Continuó tocando la música llena de tristeza.

El joven sonrió y bebió la taza entera, luego agitó sus mangas y se sentó. Wang Lin también se sentó y bebió de su jarra de vino. Escuchó la cítara de cerca y observó en silencio las manos de jade de la mujer.

Ninguna de las tres personas en la proa del bote habló. Después de que el joven invitó a Wang Lin, sólo sonrió, y Wang Lin no quería hablar porque esta música ya lo había movido. ¡Cualquier otro sonido sería sólo ruido blanco en comparación con la música de la citara!

La música era interminable mientras el bote flotaba río abajo. Wang Lin pasó todo el día en el barco con el joven. Si los dos se quedaban sin vino, un siervo salía de la barca y preparaba vino para ellos.

El día se oscureció lentamente y las luces se iluminaron a los lados del río. Había incluso luces procedentes de los botes; Eran muy hermosas.

Cuando el bote volvió a donde Wang Lin abordó por primera vez, se puso de pie, juntó las manos al joven y estaba a punto de marcharse.

En este momento, el joven, que no había hablado todo el día, suavemente dijo: "Hermano parece tener una comprensión diferente al escuchar la música de la cítara."

Wang Lin hizo una pausa y dijo: "Me recuerda a un viejo amigo..."

El joven bebió de la copa y amargamente dijo: "No es de extrañar. Aquellos sin ninguna preocupación no se conmoverían con esta música. Parece que el hermano es igual que yo.”

Mientras los dos hablaban, la mujer que tocaba la cítara temblaba, y la cítara también temblaba con ella.

El joven dijo: "¿Si el hermano no tiene nada que hacer, ¿qué tal si bebemos hasta el amanecer mientras escuchamos la cítara de la señora Ming Xuan?"

Wang Lin reflexionó un poco, luego miró al joven y asintió. "¡Eso es bueno!"

El joven sonrió débilmente mientras servía otra copa y decía: "He observado al hermano desde hace varios días. Aunque estás a orillas del río, tu corazón no está allí; Es como si fueras un transeúnte."

Wang Lin tomó un trago y dijo: "Soy un plebeyo. Incluso si yo era un transeúnte, era sólo una ilusión. ¿No eres igual? Aunque tu alma está aquí, tu cuerpo está en otro lugar."

El joven dio a Wang Lin una mirada significativa y dijo: "Demasiados invitados groseros en casa. Es demasiado ruidoso allí, por lo que mi alma vino aquí a encontrar un poco de paz."

Wang Lin dijo suavemente, "Así que eres un hombre con una familia."

El joven preguntó: "¿Hermano no tiene hogar?"

"Lo tengo; Sin embargo, está lejos... muy lejos..." El valle del planeta Suzaku apareció en la mente de Wang Lin.

El joven preguntó: "¿Hay alguien más en casa?"

"Nadie.” Wang Lin cogió la jarra de vino y tomó una copa.

"¡Tengo una sobrina, pero ella es demasiado traviesa, y recientemente ha sido molestada por un mal cliente!" Mientras hablaba de esto, el joven sonrió.

Los dos charlaron un poco antes de que se le acabaran las palabras, y luego se quedaron en silencio. Bañados bajo la luz de la luna, los dos escuchaban la cítara mientras bebían vino.

La noche pasó, y un rayo de luz apareció sobre el horizonte y lentamente iluminó la tierra.

Ming Xuan se había ido hace mucho tiempo para descansar, pero los dos hombres seguían inmóviles en el bote. Aunque la cítara ya no estaba siendo tocada, la cítara todavía tocaba en sus oídos.

Wang Lin recogió la jarra de vino y juntó las manos al joven. Luego dio un paso y desapareció en la niebla de la mañana.

Dentro de la ciudad imperial, la primera ronda de la competencia general demonio había llegado a su fin. Sólo 48 generales demonio quedaron de los cientos al comienzo. El resto perdieron o fueron descalificados debido a tener una victoria y una derrota.

Durante varios días que tuvo lugar la primera ronda, nadie más que Ao Di sufrió heridas graves entre los generales. Sin embargo, las muertes y lesiones fueron muy graves entre los cultivadores.

¡Después de todo, esto era una matanza entre cultivadores!

Cuando la gente de la Secta Espada Da Lou fue en contra de los generales demonio, se detuvieron sin hacer mucho daño. Sin embargo, contra los cultivadores, eran extremadamente viciosos como si estuvieran tratando de mostrar su fuerza.

La luz del sol de la mañana barrió la plaza de tres mil metros. Había aún más gente viendo que antes. Después de todo, la siguiente batalla era cuando las peleas reales tendrían lugar. A excepción de algunos que avanzaron a través de la suerte, ¡todos los contendientes restantes eran famosos!

48 generales demonios caminaron a través de la Puerta del Demonio del Cielo. Una poderosa intención de batalla parecía formar una bestia primordial que cargaba a través de la puerta en el momento en que se abrió.

El hombre blindado de oro en el centro de la plaza miró fríamente a todos los que entraban. Cuando vio a Wang Lin, soltó un resoplido frío.

Desde su punto de vista, un simple cultivador se había atrevido a herir gravemente a un general demonio. ¡En su mente, eso era suficiente para que matara a esa persona cientos de veces!

"En mi Tierra del Espíritu Demonio, estos llamados cultivadores son apenas un manojo de bandidos. Su propósito aquí no es otra cosa que intentar conseguir la herencia del demonio antiguo, así que si mueren, entonces mueran. ¡Sin embargo, si se atreven a herir a un General Demonio, entonces ellos han cometido un gran crimen!” ¡El hombre con armadura de oro estaba extremadamente insatisfecho con Wang Lin, y un intento asesino aparecido en su corazón!

Wang Lin miró fríamente al hombre blindado de oro. Cultivó el Arte de la Matanza Celestial, por lo que fue extremadamente sensible a la intención de matar.

Después de que los generales y ayudantes hubieran caminado por la Puerta del Demonio del Cielo, se cerró lentamente con un rugido estruendoso. El hombre blindado de oro apuntó hacia el tambor de guerra y dijo fríamente: "Siguiendo la orden del Emperador Demonio, la segunda ronda ha cambiado. ¡Ya no será una batalla, sino una competencia para tocar este tambor de guerra!"

Después de que él dijo eso, las expresiones de los diversos generales demonio cambiaron y se hicieron brillantes. Incluso Mo Lihai tembló, y sus ojos brillaron como nunca antes.

¡Tambor del Demonio de Guerra! ¡Este es un tesoro sagrado de mi País del Demonio del Cielo, queda en segundo lugar solamente al lado del Lago del Dragón! ¡Normalmente, sólo cuando un Vice Comandante en Jefe es ascendido a Comandante en Jefe, se les permite tocar ese tambor!”

“La competencia de Generales Demonio nunca ha cambiado antes, así que ¿por qué cambió hoy... ¡Parece que la cuestión de la elección de dos nuevos Vice Comandantes en Jefe no es infundada después de todo!”

"Se dice que cada Comandante en Jefe toca este tambor cuando aceptan su posición, pero es extremadamente difícil de hacer sonar. Hasta ahora, sólo el Comandante en Jefe del Cielo ha logrado tocarlo quince veces!"

Los debates comenzaron a resonar como nunca antes; Incluso los debates de cuando Wang Lin hirió gravemente a Ao Di eran mucho más débiles que esto.

El hombre blindado de oro soltó un resoplido frío que se extendió por la plaza como un trueno, haciendo que todos se calmaran. A pesar de que no entendía la orden del emperador demonio, todavía fríamente dijo: “Este tambor fue dejado atrás por el primer Emperador Demonio del País del Demonio del Cielo, y corre el rumor de que está hecho a partir de la piel de un antiguo demonio. Aquellos sin suficiente fuerza explotarán antes de que puedan incluso sonar una vez. Si puedes tocarlo tres veces, eres fuerte; Si puedes tocarlo seis veces, eres un genio bendecido por los cielos. No hay muchos entre ustedes que puedan tocarlo tres veces.”

“¡Los diez mejores en esta ronda avanzaran a la próxima!"

1 comentario:

  1. ¡Gracias!

    Siempre me gustan éstas competencias, a ver qué tal le va

    ResponderEliminar