11 jul. 2017

Xian Ni: Capítulo 525

Editado por Syru.

País del Demonio del Cielo.


Había una persona en la Secta Heng Yue llamado Huang Long, ¡y él era el patriarca!

"El Huang Long de la Secta Heng Yue estaba solo en la etapa de Establecimiento de la Base. Aunque sus apariencias son las mismas, ¡no pueden ser la misma persona!” Wang Lin reflexionó en silencio.

"Sin embargo, tener el mismo nombre y apariencia es demasiado extraño, demasiado demoníaco. No es de extrañar que este lugar se llama el Mar Oriental del Espíritu Demonio; La palabra demonio es muy apropiada para este lugar." La mirada de Wang Lin cayó sobre la nube negra en la esquina de la pintura.

Ouyang Hua se paró en el costado y respetuosamente dijo, "La nube negra en la pintura representa la noche de espíritus demoníacos. Sólo por estar dentro de la formación puede estar a salvo."

"¿Qué tiene que ver la luna llena con espíritus demoníacos?" Los ojos de Wang Lin se estrecharon.

"Este es el lugar es la tierra de los espíritus demoníacos, así que es natural que haya días en que los espíritus demoníacos salgan a cazar, y esos días son cuando la luna está llena." Ouyang Hua miró ansiosamente afuera. Ahora el crepúsculo estaba a punto de terminar y pronto iba a ser la noche.

Esta noche es la luna llena. Supremo Celestial será capaz de ver los espíritus demoníacos cazar más tarde." Ouyang Hua retiró su mirada.

La expresión de Wang Lin permaneció igual. Después de reflexionar durante un rato, dijo lentamente, "¿Qué era de lo que hablabas, lo que necesito y lo conseguiría en la Ciudad del Demonio Antiguo?"

Después de que Ouyang Hua escuchara esto, vaciló, pero de inmediato apretó los dientes y dijo, "Desde que el Supremo Celestial ha preguntado, entonces no perderé tiempo. La tierra de espíritus demoníacos es simplemente demasiado grande, y se rumorea que hay un total de nueve países en esta tierra. El país en el que estamos es el país del Demonio del Cielo ".

"Para ser más exactos, este lugar es parte del país del Demonio del Cielo, pero es un páramo. Después de que este anciano despertara su poder en la Ciudad del Demonio Antiguo, yo sólo pude alcanzar una estrella. Yo no estaba calificado para quedarme, así que regresé a mi tribu como anciano para educar a mis miembros de la tribu.

"En el país del Demonio del Cielo, está el rey demonio Kun Xu. Debajo de él están los ocho grandes generales demonios, diez millones de soldados demonios y más de cien ciudades. ¡Ese es el poder de un país!”

Ouyang Hua respetuosamente dijo: "En cuanto a lo que este viejo mencionó, Supremo Celestial, es una larga historia. Casi todos aquí saben que los extranjeros aparecen cada cinco mil años."

"Cada vez que llegan los extranjeros, crean un baño de sangre. Todos estos extranjeros van a varios países y ocupan posiciones diferentes. Cuanto más contribuyan, mayor será su posición! Incluso hay rumores de que uno de los ocho grandes generales del país del Demonio del Cielo es un extranjero que llegó hace incontables años y nunca se fue".

"Después de que los extranjeros entran, pasan por un misterioso cambio. A menudo se matan unos a otros como si hacerlo los beneficiara. Este punto es algo que este anciano no entiende. Puesto que Supremo Celestial es un extranjero, creo que entiende esto más que yo.

Wang Lin frunció ligeramente el ceño. Parecía comprender, pero no estaba exactamente seguro. Después de reflexionar durante un rato, dijo lentamente: “Todavía no me has dicho qué es lo que quiero.”

El cuerpo de Ouyang Hua se puso rígido y reflexionó en silencio.

Wang Lin esperó en silencio. Su mirada todavía estaba en la pintura.

Poco después, Ouyang Hua soltó un suspiro y dijo: "Supremo Celestial, no te mentiré. Aunque este lugar tiene lo que necesitas, es simplemente demasiado importante. Si lo tomas por la fuerza, entonces todos dentro del valle morirán uno por uno. "

Los ojos de Wang Lin se estrecharon, y por primera vez, su mirada dejó el cuadro y se trasladó a Ouyang Hua.

Ouyang Hua miró a Wang Lin y sus miradas se encontraron. Después de un rato, Ouyang Hua gradualmente bajó la cabeza, pero de repente la levantó y dijo: "Sin embargo, si el Supremo Celestial todavía tiene píldoras como antes, entonces estaría bien que este anciano le dé lo que necesita!"

La mano derecha de Wang Lin tocó su bolsa de sostenimiento y las botellas de jade salieron una por una. Estas botellas de jade daban ráfagas de luz blanca, y no había menos de una docena de botellas.

Después de volar un círculo en el aire, las botellas de jade volvieron a la bolsa de almacenamiento.

Los ojos de Ouyang Hua siguieron a aquellas botellas de jade mientras circulaban en el aire. No fue hasta que volvieron a la bolsa que retiró su mirada.

Después de tragar con fuerza, respiró hondo y dijo: “Las píldoras que traen de los extranjeros siempre han sido tesoros importantes porque no tenemos materiales para refinar las píldoras. ¡Sígame, Supremo Celestial, le llevaré a ver lo que necesitas!”

Ouyang Hua parecía que había tomado una gran decisión mientras juntaba las manos y daba la vuelta.

Wang Lin lo siguió casualmente sin salir de la casa.

Aunque el cielo se había oscurecido, había una hoguera iluminando el valle. Los hombres del valle estaban sentados junto al fuego parpadeante y de vez en cuando se reían en voz alta.

En cuanto a las mujeres, estaban sentadas cerca de sus hombres con sus hijos en sus brazos. Escucharon a sus hombres hablar y revelaron sonrisas de satisfacción.

Todo el valle estaba lleno de un aura de paz y seguridad.

Este aura emitió una sensación muy cálida que se extendió por toda la zona. Cuando Ouyang Hua y Wang Lin apareció, hizo que todos en el valle se callaran.

Esa cálida sensación de que Wang Lin sentía inmediatamente desapareció. Todas las mujeres se abrazaron fuertemente a sus hijos mientras miraban nerviosamente a Wang Lin.

Sin embargo, no todas las personas del valle miraron a Wang Lin con precaución. Había algunos que lo miraban con gratitud en sus ojos.

Los pasos de Ouyang Hua no se detuvieron mientras pasaba el fuego y entraba en las profundidades del valle. Wang Lin siguió a Ouyang Hua a un ritmo que no era rápido ni lento. Cuando pasó junto al fuego, todos los aldeanos le hicieron camino.

Cuando una de las mujeres estaba huyendo, no se aferró a su hijo con fuerza suficiente, por lo que el niño cayó. Quería levantar a su hijo, pero su rostro se puso pálido cuando vio que Wang Lin ya había llegado.

En cuanto al niño, se levantó. Parecía no notar la mirada ansiosa de su madre y miró con curiosidad a Wang Lin.

Cuando Wang Lin pasó junto al niño, se detuvo un momento y bajó la cabeza para mirarlo. Este niño parecía muy fuerte y honesto. Al mirarlo, Wang Lin no pudo evitar pensar en la infancia de Da Niu. Wang Lin dejó escapar una sonrisa mientras frotaba la cabeza del niño y pasaba junto a él.

Después de que Wang Lin se fue, la madre del niño rápidamente se precipitó hacia adelante y agarró al niño antes de retirarse rápidamente. De lejos, se oían gruñidos.

No fue sino hasta que Wang Lin se había marchado por un largo tiempo que la sensación de calor alrededor del fuego regresó.

Ouyang Hua rápidamente llevó a Wang Lin a las profundidades del valle. Esta zona tenía forma de calabaza y la entrada era el valle.

Ouyang Hua estaba actualmente de pie en la base de la calabaza. No había muchos árboles aquí, y había muchas plantas extrañas creciendo en el suelo. Pisar en el suelo crearía ruidos y emitiría una sensación muy suave.

"¡Supremo Celestial, mire, por favor!" Ouyang Hua dejó de moverse y señaló hacia adelante.

La conciencia divina de Wang Lin se extendió, e inmediatamente mostró una mirada de comprensión. Su mirada cayó sobre un acantilado en las profundidades del valle.

Este acantilado era completamente cian, y en comparación con los otros acantilados, inmediatamente se sintió muy diferente. Sin embargo, esto no fue lo que atrajo la atención de Wang Lin. Lo que llamó su atención fue el objeto blanco como cristal en el centro del acantilado.

Este cristal tenía forma de diamante y colgaba del acantilado.

Los ojos de Wang Lin revelaron una luz reflexiva. Más temprano, cuando extendió su conciencia divina para barrer el área, no encontró nada. Sin embargo, ahora él que estaba de cerca y fue capaz de verlo, obtuvo alguna idea.

Hubo fluctuaciones de energía espiritual celestial procedentes del cristal blanco, pero después de mirar más de cerca, Wang Lin tuvo otra extraña idea.

"¡Esto... esto no es energía espiritual celestial!" Los ojos de Wang Lin revelaron una misteriosa luz mientras avanzaba, señalando el cristal y tratando de percibirlo a distancia.

Su alma origen se extendía desde su dedo para sentir la energía del cristal blanco. Su expresión cambió repentinamente antes de retirar su dedo derecho y comenzó a meditar.

Ouyang Hua suavemente dijo, "Supremo Celestial, esto es lo que el antepasado dijo que los extranjeros deben tener. Ustedes lo llaman energía espiritual celestial cristalizada, ¡pero la llamamos cristal de espíritu demoníaco!

"El papel del cristal espíritu demoníaco es ayudar a los miembros de la tribu a recuperarse de las lesiones. Es por eso que dije que si le doy esto, todos los miembros de la tribu morirán uno por uno.”

"Sin embargo, la calidad de este cristal es baja, por lo que su capacidad de curación no es grande. En comparación con tus pastillas, prefiero usarlas.

Wang Lin no dijo nada mientras levantaba la mano una vez más y extendió la mano. Un sonido retumbante vino inmediatamente del acantilado. Al principio era suave, pero pronto se hizo más fuerte. Los estruendosos rugidos vinieron del acantilado y fueron inmediatamente notados por la gente dentro del valle.

Aparte de eso, el estruendoso rugido parecía hacer temblar los acantilados circundantes como si hubiera un dragón de tierra moviéndose por debajo de ellos.

Los ojos de Wang Lin se iluminaron y su mano derecha tiró violentamente. Después de algunos sonidos agrietados, el cristal blanco se liberó del acantilado y aterrizó en su mano.

En el momento en que tocó el cristal blanco, Wang Lin inmediatamente sintió un aura fría salir de éste. Esta aura entró directamente en su cuerpo a través de su brazo derecho. Este aura blanca no viajaba a través de sus meridianos, sino que se movía a lo largo de sus huesos. Después de completar rápidamente un ciclo a través del cuerpo de Wang Lin, el aura se reunió en su dantian. Se condensó lentamente en un cristal de tamaño de grano de arroz que desprendió un aura blanca mientras se convertía lentamente, haciéndola parecer una nebulosa.

Esta aura blanca parecía energía espiritual celestial, pero en verdad, era muy diferente de ella. La energía espiritual celestial era suave, mientras que esta energía era suave pero contenía una poderosa aura demoníaca.

Después de absorber esta energía demoníaca, todo el cuerpo de Wang Lin pasó por un cambio muy notable!

1 comentario: