23 jul. 2017

Death Flags Vol 4 - 8

Editado por Syru.

Capítulo 8.


Clara estaba llorando. No estaba levantando la voz, pero había tantas lágrimas derramándose por sus mejillas a través de los huecos entre sus dedos mientras se cubría el rostro con las manos, que hasta el suelo se humedecía. Casi se podría decir que estaba sollozando.

Eso confundió a Harold.

Ciertamente, considerando que había salvado a Clara y la vida de su hija Colette, llorar de gratitud fue una reacción comprensible de ella. Sin embargo, Harold no estaba libre de culpa en cuanto a la cadena de incidentes que les había sucedido a los dos. No lo había hecho a propósito, pero esa situación sólo se debía a su propia negligencia, junto con las falsas acusaciones de la pareja Stokes. Clara no era culpable en lo más mínimo, y, sin embargo, ella y su hija se vieron obligados a trasladarse de donde vivían. Teniendo en cuenta esos detalles, en vez de que le estuviera agradeciendo hasta el punto de llorar, sentía que él debía ser el que se disculpara seriamente con ella.

Además, habían pasado ocho años desde que había tomado el cuerpo de Harold. En ese tiempo, la mayoría de las personas con las que se había reunido sólo le mostrarían dos sentimientos, miedo u odio. Había pasado mucho tiempo desde que se había acostumbrado a esas circunstancias. Esta fue la razón por la que está perplejo sobre cómo interactuar con tales sentimientos de gratitud. Sin embargo, sabía que la situación actual parecía mala desde un punto de vista objetivo. Un hombre hacía llorar a una viuda a la puerta de su casa en la oscuridad de la noche; Tal escena probablemente sería informada inmediatamente a las autoridades.

Por el momento, Harold tuvo que hacer que Clara se calmara y lo invitara a entrar a la casa.

「¿Ya te has vuelto loca? Recuerdo haber dicho que tengo preguntas que hacer.」

「M-mis disculpas. Lo siento si la casa no se ve muy bien, pero por favor, entré.」

Al decir eso, Clara abrió camino hacia Harold hacia el búngalo de madera. Una lámpara estaba encendida con su luz iluminando el interior de la casa que era ciertamente modesta comparado al ambiente dónde vive Harold. Sin embargo, aunque era pequeño, era un espacio limpio que no desagradaba en lo más mínimo desde el punto de vista de Harold, que todavía no podía dejar de lado la forma de pensar de un hombre común, no importa cuánto tiempo había pasado.

En lugar de esas cosas, el problema que tenía en el momento era con la persona que miraba, mirándolo desde las sombras; Esa chica que compartía el mismo cabello rubio característico que su madre no era otra que Colette.

「Colette, el joven Harold está aquí. Ven a saludarlo.」

「Ha-ha sido mucho tiempo, joven Harold...」

Colette habló nerviosamente e inclinó la cabeza. Fue su primer encuentro con ella en cinco años, pero como era de esperar, había crecido hasta ser tan encantadora que uno no podía dejar de llamarla una belleza. Tenía la misma apariencia que Harold conocía del juego.

La última vez que Harold se reunió con ella fue en el torneo de lucha de Delfit. En ese momento, deseando que Colette se hiciera más fuerte, Harold la acribilló con algunas palabras ligeramente severas, y parecía que estaba algo asustada por eso.

「Colette, ¿eh? ¿También estás aquí?」

Hizo que Colette se sentara sin darle la menor oportunidad de protestar. La madre y la hija Amerel estaban ahora sentadas en una pequeña mesa, frente a Harold. Mientras prueba el té que Clara le había dado con un "No sé si se adaptará a su gusto, pero...", Harold una vez más comenzó a exponer las circunstancias de la cuestión actual.

「He oído que algunos ladrones irrumpieron en la casa vecina anoche, ¿correcto?」

「Sí.」

「¿Cuántos fueron?」

「He oído que eran dos.」

「¿Alguien los vio?」

「La pareja Griffith, que vive en la casa donde ocurrió el robo, y su hijo, Liner. Por lo que sé, sólo los tres vieron a los ladrones, y los rumores dicen que se estaban ocultando con túnicas negras.」

「Pero tus vecinos no están aquí.」

「Los padres fueron atacados por los criminales y están en el hospital. En cuanto a Liner, fue a perseguir a los ladrones esta tarde y dejó el pueblo...」

Harold comparó todos los hechos que Clara conocía con la información que tenía. Parecía que no había gran inconsistencia. Pero, naturalmente, todavía no sabía sobre el objetivo de los criminales. Mientras se sentía aliviado, Harold volvió su mirada hacia Colette, que había estado en silencio durante bastante tiempo.

「Ese Liner que los persiguió, ¿es el que tiene el cabello rojo?」

「S-sí.」

Habiendo entendido a quién se refería Harold una vez que habló de "cabello rojo", Colette asintió con la cabeza, aunque su respuesta mostró que todavía estaba algo asustada. Pensando que eso no era bueno, Harold dijó palabras con el propósito de ponerla ansiosa.

「Si mis expectativas son correctas, entonces ese tipo va a morir.」

Colette y Clara perdieron el aliento. Como Harold esperaba, diciéndolo sin rodeos les dio un gran golpe. Sin embargo, esto no era una amenaza inofensiva. Si Liner tomara medidas por su cuenta y acabara luchando contra Ventus y Lilium, sufriría una fuerte derrota. Por otra parte, en este mundo, una derrota era a menudo igual a la muerte, A diferencia del juego donde apenas trajo un "continuar”.

Para evitar eso, Harold había ordenado a Ventus y a Lilium que no mataran, pero aún así, ¿qué pasaría si ocurriera algún accidente imprevisto durante el combate? Por lo tanto, si es posible, Harold quería que Colette siguiera rápidamente a Liner ahora mismo. Por eso, eligió instar a Colette a moverse.

「Basándose en los informes de los testigos oculares, es muy probable que los criminales responsables del robo sean los miembros de un grupo de ladrones que ha estado haciendo alboroto alrededor de la Capital Real últimamente, Trinidad. La parte problemática es que esos tipos tienden a tener habilidades altas de lucha, e incluso si son atrapados en la escena del crimen, sólo con la fuerza hacen su camino para escapar.」

Por supuesto, eso era una mentira. No había tal grupo de ladrones. Harold se limitó a pronunciar ese nombre y se puso en el acto. Incluso en el juego, ese trío no tenía nombre, por lo que Harold tuvo que pensar en uno. Sin embargo, como no tenían forma de saberlo, las facciones de Colette y Clara se pusieron pálidas. Gracias a esto, ni siquiera pensaron en preguntarle a Harold por qué estaba persiguiendo a gente tan peligrosa. Si pudiera hacer que siguieran ignorando esa parte, realmente lo ayudaría.

「Eso es…」

Al pensar en la posibilidad de perder a Liner, Colette se sintió triste. Ella lamentaba el hecho de que ella no lo obligara a detenerse, y esa sensación se transmitió claramente a través del tono de su voz. Sin embargo, Harold ignoró el dolor en su corazón y cuestionó a su madre, Clara, una vez más.

「Entonces, ¿a dónde escaparon esos chicos?」

「Fueron a la siguiente ciudad, hacia el oeste...」

「Hmph, entonces creo que debo volver a la Capital Real por ahora y poner las cosas en marcha.」

「¿No va a ir tras ellos?」

Tal como estaba previsto, Colette fue empujada por las palabras de Harold.

Colette probablemente quería que Harold corriera tras Liner y lo ayudara. Harold sabía lo que quería, pero, después de todo, si lo hacía, Colette terminaría por no seguir a Liner. Por otro lado, tomar a Colette junto a él le dejaría con un tiempo extremadamente estrecho para retirarse. No hacerlo bien podría exponerlo como el jefe del grupo criminal.

「No ahora. Algunos preparativos son necesarios para capturar a Trinidad.」

「Pero, entonces, ¿¡qué pasa con Liner!?」

「¿Quieres que me ponga en peligro para rescatar a ese tipo? ¿Es eso lo que quieres decir?」

Las duras palabras de Harold aplastaron audazmente la alternativa de Colette de dejar que otros trataran el problema.

「Eso no es lo que yo...」

「Oh, ya veo, ¿entonces qué es lo que realmente quieres decir?」

「......」

Colette descolgó su cabeza de vergüenza mientras se mordía el labio. Parecía que no tenía nada con que contestar. Además, para persuadirla, Harold seguía hablando.

「Esos tipos matan a la gente sólo para robarlos, también está garantizado que su poder de lucha es el verdadero problema, ¿y me estás diciendo que vaya a perseguirlos para tu propia comodidad?」

「Pero... todavía, usted es fuerte así que...」

「Sí, ciertamente, podría ganar contra ellos.」

「¡Entonces...!」

「Te lo dije, ¿no? Son un grupo. No tiene sentido capturar uno de ellos si los otros logran escapar. En pocas palabras, necesitaré más gente apoyándome si quiero capturar a Trinidad yo mismo. ¿Y cómo podría garantizar la vida de esas personas? Si puedes asumir todas las responsabilidades para esto, voy a perseguir a los criminales de inmediato.」

"Dar un argumento sólido no siempre es lo correcto". Harold estaba bastante seguro de que alguien en algún lugar alguna vez había dicho algo en ese sentido, y sintió que ciertamente se aplicaba a la situación actual. Incluso si los argumentos de Harold eran cien por ciento correctos, podría aplastar los deseos de una chica inocente, ¿realmente decirlo es la elección correcta?

No, para empezar, no había ningún argumento sólido que pudiera justificar su comportamiento irrazonable. Pero mientras pensaba eso, Harold todavía no cambió su conducta.

「Deja de actuar como una niña mimada, Colette. Depender de alguien y confiar en él no son lo mismo.」

「¿Eh...?」

「Pensé que habías experimentado cuan indefenso es ser alguien débil. Sin embargo, elegiste el estilo de vida de un débil, convenientemente para ti misma. Entonces es tu problema. 」

Harold repitió las palabras que le había dicho a Colette cinco años atrás. Confiar en la gente era bueno en sí mismo. Las relaciones de la familia y los amigos se estructuran en torno a la confianza mutua y el apoyo.

Sin embargo, Colette dependía de su entorno. No hacer nada por tu cuenta y confiar en su entorno de manera unilateral estaba completamente mal. Durante los últimos ocho años, había mantenido sus preocupaciones y su miedo a la muerte sin poder hablar de ello a nadie, y sin embargo, Harold, o más bien, Kazuki Hirasawa, quería decirle que se quedara allí un poco más, como lo hizo mientras luchaba por este mundo. Bueno, eso es terriblemente egoísta de mí parte. El pensó.

「No sé si te acuerdas de esas palabras, pero, ¿es este el resultado que vino al ser salvada y sobrevivir? Patético.」

「¡...!」

El ruido de una silla en movimiento resonó. Incapaz de soportar los comentarios imprudentes de Harold, Colette se liberó de Clara, que trató de detenerla y salió corriendo de la casa. Harold se preguntó si el ligero reflejo de luz dentro de la oscuridad provenía de sus lágrimas.

El silencio cayó entre Harold y Clara.

(... Tal vez dije demasiado.)

La boca de Harold ya tenía una reputación establecida de ir siempre demasiado lejos. La situación actual era lo que pasaría cuando Harold, que tuvo que poner un tapón en sí mismo por naturaleza, se apasionó demasiado.

Mientras bebía su té negro que había empezado a enfriarse, estaba teniendo sudor frío pensando en qué hacer. No tenía más tiempo libre para intentar nada. Aunque le había pedido a Elle un caballo, si no salía pronto del pueblo de Brosch, no podría llegar a la ciudad vecina antes del amanecer; En cuyo caso, Liner llegaría al valle de niebla por sí mismo. Harold tenía la intención de seguirlo furtivamente por razones de seguridad, así que no podía quedarse aquí.

「Clara.」

「... ¿Sí?」

「Si Colette te dice que va a correr tras Liner, no la detengas.」

「... ¿Por qué? Si la situación es como la describió, entonces como madre de Colette, es imposible para mí no detenerla, joven Harold.」

Eso era natural. Sin embargo, Harold no sólo podía asentir y estar de acuerdo. Si su persuasión fracasaba, no tendría más remedio que hacer que Elle incitara a Colette a seguir a Liner, pero incluso entonces, Clara sería la que se convertiría en una barrera para los planes de Harold. Por lo tanto, le dijo eso a ella.

「Hmph, tanto madre como hija, ¿eh? Ambas no han cambiado nada.」

「¿De qué está hablando...」

「Estoy hablando de cómo siempre quedan estúpidamente atrapadas en preocupaciones innecesarias.」

「No me diga que... ¿significa que su intención era ayudar a ese chico desde el principio, joven Harold...?

No pensaba decir eso, pero para mantener las cosas en la misma ruta que la historia del juego, tenía la intención de ofrecer todo el apoyo posible desde las sombras. Tal vez esta fue la mayor oportunidad de Colette para sobrevivir. Si los planes de Justus tuvieran éxito, la mayoría de la gente moriría, por lo tanto, como parte del grupo del protagonista que no escatimaba esfuerzos para obstruir esos planes, Colette seguramente sería capaz de encontrar una manera de escapar de las fauces de la muerte.

「Nuestra charla termina aquí. Ya sabes esto, pero, mejor no le digas a nadie que he venido aquí.」

Con esas palabras de despedida, Harold salió de la casa. Faltaban tres horas para el amanecer.


◇◇◇◇


A pesar de que la primavera había pasado y el tiempo se había calentado, el viento de la noche todavía perforó un poco la piel. Era demasiado para Colette, que se había precipitado rápidamente con ropas ligeras. Sin embargo, no sentía ganas de volver a su casa.

“Depender de alguien y confiar en él no son lo mismo.”

“Pensé que habías experimentado cuan indefenso es ser alguien débil. Sin embargo, elegiste el estilo de vida de un débil, convenientemente para ti misma. Entonces es tu problema.”

Las palabras penetrantes de Harold seguían resonando en su mente. Su manera de hablar la hacía sentirse enojada. El hecho de que ella no pudiera responderle le hizo sentirse molesta. Pero el sentimiento restante era vergüenza, porque no había crecido en absoluto. Estaba tan satisfecha con el status quo que no había prestado atención al consejo de Harold. Se arrepintió de todos aquellos días que había perdido por no hacer nada.

Mientras se preguntaba por qué las cosas habían resultado así, Colette soportó las lágrimas que brotaban en sus ojos mientras miraba hacia el cielo estrellado.

Hasta el día anterior, ella tenía una vida modesta, sin embargo, ella estaba feliz. Estaba con su querida madre y con su íntimo amigo de la infancia, y no tenía insatisfacción ni ansiedad. En un abrir y cerrar de ojos, esa vida cotidiana se había desmoronado. Todo lo que le quedaba era su propia impotencia, y su pesar por no poder hacer nada. Tal vez esto era de lo que Harold estaba preocupado hace cinco años.

Impotente y sin rumbo, Colette estaba deambulando, caminando vacilante. Los recuerdos de los tiempos que pasó con Liner la estaban inundando de todas partes. Hasta el momento, habían sido comunes y ordinarios para ella, pero no fue hasta que esta situación llegó a ser que Colette entendió lo importante que eran realmente esos recuerdos.

「¿Oh? ¿Es Colette?」

De repente, el viento de la noche llevó una voz a los oídos de Colette. De la dirección del sonido apareció Elle, con la misma sonrisa que tenía durante el día.

Colette volvió a sí misma y se dio cuenta de que había caminado hasta la puerta oeste del pueblo. No recordaba cómo había llegado allí.

「¿Qué te trae aquí tan tarde en la noche? ¿Y por qué estás vestida tan ligeramente?」

Colette no podía decir que se había escapado debido a su propia estupidez. Como ella no quería responder, le preguntó a Elle a cambio.

「Muchas cosas pasaron. ¿Y tú, Elle? ¿Para qué llevas un caballo? Es algo de importancia.」

「No, es justo que algún hombre aterrador vino y me despertó antes. Me dijo que le vendiera un caballo nuevo porque había montado su propio caballo hasta su muerte.」

「¿Un hombre aterrador?」

「Sí. Era un hombre de ojos rojos, casi tan mayor como tú. Tenía un brillo agudo en los ojos, y yo inmediatamente le vendí el caballo sin pensar.」

De la descripción de Elle de los rasgos del "hombre aterrador”, Colette sabía a quién se refería. Definitivamente era Harold. Y a juzgar por sus palabras y acciones, parecía que había llegado a este pueblo con mucha prisa. Ahora, se dirigía a la Capital Real y...

「¿Eh?」

En ese momento, Colette notó algo extraño. ¿Por qué Elle, que había vendido el caballo a Harold, no fue a la puerta del este que conducía a la Capital Real, sino que vino aquí a la puerta oeste que conducía a la ciudad vecina?

「¿Qué pasa?」

Colette no pudo evitar hacerle una pregunta a Elle, que parecía perpleja.

「Dime, Elle. ¿Qué camino va a tomar la persona a la que vendiste ese caballo?」

「El que se dirige hacia el oeste. Parecía que iba a la ciudad vecina a toda prisa. ¿Tal vez tuvo una emergencia?」

¿Pero por qué? Esa era la pregunta y el sentimiento que se arremolinaban dentro de la mente de Colette.

Harold había dicho que regresaría a la Capital Real. Había dicho que perseguir a Trinidad sería peligroso, y que no sería capaz de obtener ningún resultado. Entonces, ¿por qué se dirigió hacia la ciudad vecina, que estaba en la dirección opuesta a la Capital Real? Por otra parte, tenía tanta prisa que había despertado a un vendedor ambulante, que estaba de vacaciones en el pueblo, en medio de la noche.

(No me digas, ¿para ayudar a Liner...?)

Un pensamiento conveniente se le ocurrió a Colette. Ella creía que no había manera de que fuera cierto, ya que Harold le había dicho explícitamente que no correría tras Liner. Pero Colette no tenía suficientes elementos en la mano para negar realmente ese pensamiento de ella. Además, al mismo tiempo, recordaba algo. Era la historia de la época en que Harold la salvó a ella y a su madre, que Colette había oído muchas veces de Clara.

Había mentido a sus padres, había protegido a Clara en el calabozo y, al mismo tiempo, había dispuesto un plan meticuloso. También le pidió a su padre una espada, y por lo tanto recibió una gran suma de dinero para ir a comprarla, pero se lo dio a Clara y Colette, sin cargo alguno.

Entonces, cuando su cochero le dijo que no podría comprar su espada sin el dinero, Harold decía: "¿Eres un idiota? Simplemente elige cualquier espada barata que puedas encontrar y cómprala". Como resultado de todo esto, fue despreciado como un asesino, pero lo aceptó y se sacrificó para que la gente no supiera que Colette y su madre habían sobrevivido.

「... Soy realmente una idiota.」

Colette sabía que su amabilidad no era franca. Sabía que su severidad provenía del interior de su bondad. Ella sabía por su propia experiencia que él era una persona extraordinariamente amable. Se suponía que debía saber que cuando miente, fue para salvar a otros, aunque le hiciera daño, y sin embargo...

¿No había dicho que no perseguiría a Liner? Entonces, ¿por qué estaba galopando su caballo hacia la dirección opuesta de la Capital Real en este momento? Incluso los malos rumores sobre él eran probablemente otra cosa que él sólo llevaba sobre sus hombros, porque él era un hombre que se mancillaría para ayudar a alguien más.

Cuando Colette pensó en ello, incluso esta vez era lo mismo.

“Pensé que habías experimentado cuan indefenso es ser alguien débil. Sin embargo, elegiste el estilo de vida de un débil, convenientemente para ti misma. Entonces es tu problema.”

Hubo una continuación de esas palabras. Después de decir eso, Harold agregó “No me importa, en realidad”. Colette había memorizado esas palabras, palabra por palabra. Y ahora, se daba cuenta de que no era cierto.

("No me importa, en realidad." Eso es una mentira, el joven Harold ha estado cuidando de nosotros durante mucho tiempo...)

Aunque Harold nunca la había visitado personalmente, Colette sabía que un cochero ocasionalmente venía al pueblo para examinar el estado de cosas allí. No ocurrió sólo una o dos veces, fue una ocurrencia regular. Ese hombre estaba muy probablemente a cargo de reportar a Harold sobre Colette y el estilo de vida de su madre.

Tal vez Harold tenía un mal presentimiento sobre su situación y por lo tanto estaba preocupado. Tal vez fue por eso que pronunció palabras tan duras después de reunirse con ellas de nuevo.

Colette no fue capaz de notar eso. Por el contrario, aunque fue por un momento, incluso se había sentido enojada con Harold por no ayudar a Liner. Colette estaba sumergida en la vergüenza, la vergüenza y el pesar que eran incomparables a lo que había sentido antes.

Mientras Harold se esforzaba tanto, ¿qué estaba haciendo? Deprimirse y acobardarse era inútil. Tenía que ayudar a Liner, y estar a la altura de las expectativas de Harold.

「... Voy a ir tras de él.」

Colette retrocedió sus pasos hacia su casa para recoger algunos artículos que iba a necesitar.

En ese momento, la voz de Elle golpeó su espalda.

「¿Quieres perseguir a ese hombre aterrador?」

「Sí.」

「¿No es algo imposible de hacer el alcanzar a alguien montando a un caballo mientras sólo corres?」

Ese fue un juicio muy pragmático y correcto. Pero no era más que eso. Incluso si ella era absurda e irracional, Colette ya no tenía una razón dentro de ella para no detener sus pies. Ella sentía que, si renunciaba aquí, sería el verdadero fin de algo importante.

「Aún así, me voy.」

「¿Es eso así? Por cierto, estoy hablándome a mí misma aquí, pero esa persona aterradora tenía mucha prisa y me dio dinero extra por error. Específicamente, me dio el valor de dos caballos. Así que inútilmente preparé sólo un caballo para él.」

「¡Eh?」

「Sin embargo, si vuelvo con está cantidad de dinero, tío podría sospechar que he engañado a un cliente, así que estoy manteniendo el caballo restante aquí cerca. Alguien podría acabar tomándolo, pero no puede evitarse. De todos modos, hice una buena cantidad de dinero vendiendo dos de ellos...」

Sí, sí, no se puede evitar, simplemente no se puede evitar.

Mientras repetía esas palabras de una manera monótona, Elle se dirigió hacia la dirección de la posada en la que se alojaba. Colette, que todavía estaba de pijama, se quedó sola con un caballo rápido que estaba atado en un poste de la puerta.

Colette bajó la cabeza hacia Elle que estaba yéndose.

「Gracias, Elle.」

「No tengo ni la más mínima idea de por qué me estás agradeciendo, pero todavía aceptaré con agrado tus palabras, supongo.」

Viendo a Elle encogiéndose de hombros de un modo excesivamente antinatural, Colette involuntariamente dejó escapar una risita. El caballo atado también dejó salir el aire de su nariz, como si hubiera entendido el intercambio entre las dos.

Faltaban dos horas para el amanecer.

1 comentario: