23 jul. 2017

Death Flags Vol 4 - 1

Editado por Syru.

Capítulo 1.


Bajo tierra, fuera del alcance de la luz del mundo exterior. Sólo unas pálidas y débiles fuentes de luz artificial iluminaban el lugar. Por otra parte, el propósito original de esas fuentes no era emitir luz, sino que eran vainas llenas de una solución que acaba de ocurrir para emitir un resplandor. Las vainas estaban alineadas en un intervalo regular, y la mayoría de ellas tenían cuerpos humanos en ellas.

No había puntos en común entre las edades y los géneros de los cuerpos, si tuviera que haber puntos comunes a mencionar, sería que todos estuvieran desnudos e inconscientes. Y había otra característica común que uno no podía decir basándose en su apariencia, eran todos de la Tribu Estrella Aria.

Cortando a través de la atmósfera de ese espacio oscuro y ominoso eran los sonidos de las armas chocando y parpadeando. Cada vez que las armas giraban, las pálidas luces se reflejaban en sus hojas.
La verdadera fuente de esas luces y sonidos eran un joven y una joven que cruzaban hojas entre sí.

El joven, que tenía el cabello ligeramente púrpura, sostenía en sus manos una lanza larga, tan larga como su propia altura. Incluso un adulto no sería capaz de manejar la lanza como lo hizo el joven, manipulándola libremente teniendo en cuenta el peso de la lanza y la fuerza centrífuga.

La arma de la joven que estaba frente a él era una cimitarra que sostenía en sentido contrario. La espada era corta, y mucho más si es comparada con una lanza. Además, incluso para una cimitarra, la hoja era bastante corta y tenía una gran curvatura. Sin embargo, a pesar de estar en una situación tan desventajosa, la joven, que sostenía la cimitarra con sus dos manos, estaba rivalizando con el joven y estaba haciendo muchos más movimientos de ataque que él.

Sin embargo, en contraste con esa intensa batalla, ambos peleaban con caras inexpresivas carentes de emociones. No tenían miedo al dolor ni a la muerte, ni tenían intención de matar para mostrar su voluntad de matarse. Eran tan indiferentes que casi parecía como si estuvieran apáticamente llevando a cabo alguna tarea sencilla.

Observándolos estaba el dueño de este lugar, Justus Freund.

Al recibir una señal de Justus que había estado mirando la escena por un tiempo, los dos jóvenes detuvieron su pelea extremadamente feroz y todos sus movimientos, como si fueran robots que habían recibido un comando para detener sus acciones.

「... Eso fue regular. Su capacidad de lucha tiene margen de mejora...」

Justus prefería no seguir desarrollándolos en este momento, no queriendo acabar reduciendo el número de cuerpos que tenía a mano. Aunque la salida de su fuerza era insuficiente para poner en marcha el dispositivo, poner más esfuerzos en conseguir a más miembros de la Tribu Estrella Aria lo haría perder demasiado tiempo. Pero había alguien que estaba en condiciones de apoyar a esos dos, y Justus creía que si ponía a alguien encargado de administrarlos, entonces no habría ningún problema.

Habiendo llegado a esa conclusión, Justus decidió aplicar su decisión al desarrollo en el que estaba trabajando. Si esa persona fue capaz de obtener sus habilidades hasta los estándares esperados de Justus, entonces mostraría que sus acciones siguieron los deseos de Justus.

El momento que Justus anhelaba estaba por fin llegando. Eso era lo que se mantuvo más de diez años en la oscuridad. Finalmente estaba llegando al punto en el que podía realizar su más querido deseo. A Justus se le escapó una risa espontáneamente de su boca.

「Jejeje, sólo un poco... sólo un poco más hasta que pueda encontrarme contigo... sólo espera.」

Justus miró un espacio vacío con expresión extasiada en su rostro. Su voz, normalmente tranquila y casi sin emociones, estaba completamente llena de locura. Así, la desesperación provocada por la destrucción total del mundo comenzó secretamente a cobrar vida.


◇◇◇◇


En este momento, había un niño delante de Harold. Más precisamente, era un bebé recién nacido. Por supuesto, no era el hijo de Harold. Durmiendo profundamente en su cuna, estaba Huey, el hermano menor de Harold, nacido de una madre diferente.

Harold llegó a conocer la existencia de Huey poco después de regresar de la celebración del compromiso entre Itsuki y Silvie celebrado en la residencia de la familia Berlioz. En una de las cartas que el padre de Harold le envió con regularidad para convencerlo de que reconsiderara la ruptura de su relación con Erika, agregó una frase: "Tu hermanito acaba de nacer, así que ven a verlo uno de estos días”.

Al leer su carta, Harold lo admiró por ser enérgico a pesar de tener casi cincuenta años, pero cuando lo pensó cuidadosamente, él, que originalmente se suponía que era el heredero de la familia Stokes, tenía una mala reputación que se extendía a lo largo y ancho y había roto egoístamente su compromiso, así que era natural que su padre tuviera otro hijo como seguro, por si acaso.

Aunque era una concurrencia rara, se permitió dentro del reino que los nobles consiguieran a una concubina, y su esposa, Jessica, tenía ya más de cuarenta años. En consideración a su salud y a la del niño, tal vez hacer un heredero con una concubina era una elección razonable.

Dejando eso a un lado. Harold creía que, si volvía a casa ahora, su padre Hayden ciertamente lo regañaría, tratando una vez más de persuadirlo de no romper su compromiso. Además, incluso si sobreviviera hasta el final de la historia del juego, Harold no sabía cómo lo haría la familia Stokes. Aunque algunas partes de este mundo eran diferentes del juego, fundamentalmente, todavía era muy similar al mundo de 『Corazones Bravos』. Aunque el método de cultivo PV había hecho algunos beneficios para ellos, no hubo cambio en los principios sangre pura de los padres de Harold y el comportamiento que vino con ello, llevándolos a oprimir a su población. No importaba cómo Harold pensara acerca de ello, era muy probable que su hogar se aplastara.

Por lo tanto, en caso de que sobreviviera hasta el final de la historia del juego, todavía era incapaz de volver a su mundo anterior, Harold había considerado la idea de dejar la casa y tirar el nombre de Harold Stokes. Afortunadamente, había obtenido fuerzas que le facilitarían la vida como aventurero o mercenario.

Por lo tanto, no tenía ningún interés en hacer algo tan molesto como volver voluntariamente allí, sin embargo, mientras Harold se preocupó por eso y miró a su hermano, se dio cuenta de algo y se congeló en el acto.

Si la casa Stokes fue aplastada y Harold la dejó, ¿qué le pasaría a Huey, que era sólo un recién nacido? Lo dejarían en la calle, y en el peor de los caso, probablemente moriría. El Harold original no tenía hermano menor. Podía haber tenido uno, pero al menos, ciertamente no había representación de tal ajuste dentro del juego. En otras palabras, no se podía negar la posibilidad de que Huey naciera debido a las acciones de Harold que diferían de la historia del juego. Y aunque no fuera por eso, su hermano era su hermano sin importar quién fuera su madre. Así es como Harold se sintió en la parte de sus emociones que no tenía ningún sentido de la razón.

Llevado por su preocupación, Harold trató de negociar con Justus y obtuvo permiso para regresar a su casa por unos días, y así, Harold regresó a la mansión Stokes después de cinco años de ausencia. Como era de esperar, terminó recibiendo una gran regaño de su padre y se defendió de sus palabras durante más de una hora, hasta que finalmente llegó a reunirse con Huey. Pero, de pie al otro lado de la cuna, había también una mujer, la madre de Huey y la concubina de Hayden. Parecía joven y probablemente pertenecía a la misma generación que Yuno. Parecía que había una diferencia de más de 20 años entre Hayden y ella.

Acudió al rescate de Harold, que no tenía ni idea de qué hacer cuando Huey se inquietó, pero, a excepción del intercambio de saludos que tuvo al principio, se calló de principio a fin y parecía que no tiene la intención de iniciar la conversación. No estaba claro si esto era porque estaba nerviosa, o terriblemente reservada, o simplemente porque no le gustaba Harold. Así que Harold trató de entrar en contacto con ella para probar los motivos.

「Te llamas Dorothy, ¿verdad?」

「Sí.」

「¿Cuantos años tienes?」

「Pronto tendré 25 años.」

Era mucho mayor que Harold. Por lo tanto, habría sido natural que ella lo mirara hacia abajo, sin embargo, parecía que Dorothy había elegido hablar educadamente. Harold no podía averiguar si eso era normal o no.

En primer lugar, estaba lo bastante preocupado por no saber en lo más mínimo qué tipo de postura debía tomar mientras interactuaba con ella. Desde el punto de vista de Harold, su posición como la amante de su padre ya estaba bastante establecida, pero ella estaba casada en el registro familiar, así que también se podría decir que era su madastra. Sin embargo, la esposa de su padre, Jessica, también estaba viva y bien así que tal vez era más exacto decir que Dorothy era sólo su segunda mujer? Si eso era realmente lo que se consideraba que era, entonces Harold no estaba familiarizado con lo que esa posición representaba en la jerarquía y estaba confundido en cuanto a cómo comunicarse con ella. La mentalidad de Harold seguía siendo en gran parte similar a la del japones moderno.

「Elegiste dar el favor de ser la concubina de un noble a esa edad, eh. ¿Te ha echado tu familia?」

Contrariamente a su mente que dudaba en hablar, su boca era completamente directa. Dorothy también respondió sin ningún problema.

「Yo no estaba casada y era demasiado tarde para casarme, así que estoy bien con esto.」

Según las palabras de Dorothy, parecía que ella era una ex joven noble señorita de algún lugar, pero su familia tenía un negocio en declive y tuvo que vender su título de nobleza para no volverse pobre hasta el punto de no poder vivir. Aunque habían transcurrido unos diez años desde que, a regañadientes, habían pasado de aristócratas a simples plebeyos, todavía no podían detener su caída hacia la pobreza extrema. En ese momento, se hizo una propuesta hacia Dorothy. El padre de Dorothy había saltado en esta ocasión. Al parecer, el efecto de esa propuesta hizo que la familia Stokes se encargara de las dificultades financieras de la familia de Dorothy, permitiéndoles recuperar su título de nobleza, que habían vendido.

Fue en agradecimiento por ese favor que Dorothy se convirtió en la concubina de Hayden. Ella estaba básicamente sacrificada.

Debido a que Hayden había utilizado métodos tan viciosos para enfrentarse a ella contra su voluntad, probablemente no tenía buenos pensamientos acerca de él, ni siquiera de Harold, que era la razón por la que Hayden la llevaba a la casa. Incluso cuando se trataba del compromiso de Harold con Erika, Hayden nunca había recurrido a ningún método que fuera tan lejos como esa propuesta. Bueno, dada la alta importancia que Hayden atribuía a la sangre noble y dado que Dorothy era una "antigua noble", esa propuesta era probablemente el resultado de su máxima y última concesión. En cualquier caso, el corazón de Harold estaba lleno de disculpas por Huey y Dorothy.

「Hmph, tus pensamientos no me interesan. Mientras no me molestes, haz lo que quieras.」

Aunque quería transmitir esos sentimientos de su ser tan ligeramente, era un deseo imposible para él para ponerlos en palabras correctamente. Sin embargo, Harold estaba preocupado por la educación futura de Huey, que iba a ser criado en tal hogar, y especialmente sobre sus perspectivas futuras con respecto a los plebeyos. Mientras se preocupaba por eso, Harold miró al rostro dormido de su hermano menor y finalmente salió de la habitación.

Aunque Harold había cedido a la tentación y había venido a encontrarse con Huey, no podía decirse que fuera un buen encuentro para el lado emocional de Harold. Observar a la gente que se dejaba sacrificar por la conveniencia de sus familias y alrededores era obviamente deprimente para él, especialmente porque él era parte de la causa detrás de eso.

Y si la casa se caía a la ruina, Dorothy, que estaba casada con la familia Stokes, también pasaría por dificultades una vez más. Debido a las acciones de Harold, casi se decidió que el destino de Huey y Dorothy iba a ser infeliz. Pero eso fue sólo mientras Harold permaneciera fiel a sus planes de abandonar la casa de Stokes.

(¿Que debería hacer?)

La caída de la casa de Stokes no era necesaria para Harold. Estaba pensando que estaría bien, ya que se suponía que sucedería de todos modos si el flujo de la historia del juego fue seguido a fondo. Por eso Harold estaba considerando abandonar la casa y no sentía la necesidad de hacer un movimiento ni hacer nada por su ruina. Podría decirse que no podía permitirse el lujo de preocuparse demasiado por la casa, ya que prefería concentrarse completamente en protegerse a sí mismo.

Sin embargo, debido a que Harold actuó repetidamente contra la historia original del mundo, se había producido un cambio en la situación. No había un significado especial para ayudar a Dorothy y Huey. Si acaba de descartar la cuestión como problema de otra persona, eso sería el final del asunto. Aunque entendía que en su mente, Harold no podía ser tan despiadado como para abandonar a aquellos con un futuro infeliz por su propio futuro. No podía elegir ese método a pesar de que le facilitaría las cosas. En una palabra, era suave.

Ese día, hace ocho años, Harold había reprendido a Erica, diciéndole que su amabilidad la hacía demasiado suave, pero no tenía las calificaciones necesarias para decir eso.

Pero eso no significaba que obstruir el colapso de la familia Stokes necesariamente tendría un mal efecto en las banderas de muerte de Harold. Tal vez eso era una cosa irresponsable de decir, pero era la meta que había determinado para sí mismo y que haría todo lo posible para lograrlo.

Pero todavía no podía hacer lo imposible. Sería bueno que como resultado de sus esfuerzos pudiera ayudar a Dorothy y Huey a evitar la infelicidad que iba a visitarlos. Si se encontraba incapaz de hacer eso, entonces en ese momento, pensaría en qué hacer a continuación. Además, Harold también tenía algunos sentimientos vagos hacia su familia. Harold no era el tipo de persona que era muy aficionado a la discriminación, pero a pesar de ese defecto, la familia de Harold lo había educado con mucho cuidado hasta ahora, y estaba muy agradecido a sus padres que no lo abandonaron, incluso cuando el el mundo le dio la espalda. Creía que sería mejor si la familia Stokes pudiera sobrevivir.

Aunque eso le iba a dar a Harold algunos nuevos asuntos para llevar sobre sus hombros, cuanto más ocupado estuviera, menos tiempo tendría que estar preocupado.

Al día siguiente, después de llegar a casa de sus padres, Harold recibió una convocatoria como un mensaje en la máquina pegada a su muñeca. Naturalmente, el remitente era Justus. Incapaz de tomar su tiempo de ocio, Harold regresó directamente al centro de investigación y de mala gana arrastró sus pies hacia la ubicación de Justus.

El momento en que empezaría la historia del juego estaba muy cerca. Harold quería que Justus evitara darle misiones que tomaran demasiado tiempo si es posible.

Mientras lo pensaba, Harold entró en el laboratorio de Justus sin llamar. Ese era el procedimiento habitual cada vez que entraba en la habitación, porque Justus se había quejado de que responder a la puerta cada vez era problemático.

Harold se había puesto en guardia, sin saber qué esperar. Él tenía razón, porque Justus no era el único que lo había estado esperando, también había un joven y una joven que Harold nunca había visto en la habitación.

El joven de cabello púrpura probablemente tenía unos 20 años, y la joven, que tenía cabello azul claro, tenía probablemente 17 o 18 años. Ambos eran inexpresivos, como si no tuvieran emociones. Sin dar a Harold el tiempo de preguntar quiénes eran, Justus saltó sobre cualquier explicación y declaró solamente el papel que Harold tuvo que jugar.

「Harold, serás el líder de estos chicos.」

「¿Eh?」

Harold respondió por reflejo, incapaz de entender el significado detrás de las palabras de Justus. ¿Qué entendía por líder? O más bien, ¿quiénes eran esas dos personas? Si no estuviera bajo el control de Justus, se habría negado inmediatamente, sin embargo, eso no era una opción. De cualquier manera, por ahora, la prioridad era despejar cualquier duda que Justus tuviera sobre él.

「¿Qué pasa con ellos?」

「Son muñecas de mi propio diseño.」

「¿Jugar con muñecas a tu edad? Eso es un pasatiempo muy extraño.」

「Hay más para ellos que ser muñecas. Son siervos fieles que siguen los mandamientos que se les dan.」

「... ¿Le lavaron el cerebro a ellos?」

「Bueno, algo así. La gente de la Tribu Estrella Aria puede usar alguna magia única, tienen órganos especiales que les permiten usar cuerpos astrales de una manera diferente a como lo hacemos nosotros. Mientras los convertía en muñecas, eliminaba las partes innecesarias, como emociones y cosas por el estilo. Pero aunque estoy diciendo que los eliminé, no los eliminé por completo, lo hice para que no aparecieran en la superficie...」

Aunque Justus estaba dando una larga conferencia, la conciencia de Harold se fue desviando poco a poco.

Las muñecas que obedecían órdenes, Tribu Estrella Aria, eliminar las emociones. Al reunir esas palabras clave, una hipótesis se reunió dentro de la mente de Harold. Tenía una muy mala premonición.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario