13 jul. 2017

Death Flags Vol 3 - 25

Editado por Syru.

Capítulo 25.


Punto de vista de Erika.

Cuando escuchó a Itsuki decir que iba a hacer turismo en Kablan con su amigo, Francis y Harold, Erika no pudo evitar sospechar que su hermano mayor estaba planeando algo extraño.

En su interior, Itsuki era un hermano mayor considerado y orgulloso, pero de alguna manera, cuando llegó a mediar la relación entre Harold y Erika, él era muy apasionado. Y Erika se alegró de que le gustara Harold. Tal vez lo hizo porque había notado los sentimientos ocultos de amor de Erika por Harold.

Sin embargo, el problema vino del lado de Harold. Él mismo no quería casarse con Erika. Así que obviamente no pensaría bien en que Itsuki lo empujara tan intensamente. Y Erika sabía por qué Harold trataba de evitar su matrimonio con ella. En resumen, era porque ella no era lo suficientemente buena.

Ese día, ocho años antes, Harold había reprendido severamente a Erika, diciéndole que estaba siendo demasiado blanda y que su bondad era sólo autosatisfacción. Esa fue una oportunidad para que ella cambiara, con una clara determinación de convertirse en alguien que pudiera apoyar a Harold. Desde entonces, ella se dedicó a mejorar su corazón, habilidades y físico para que ella se convirtiera en un socio adecuado para él. Y sin embargo, la espalda, que seguía persiguiendo, todavía estaba lejos de su alcance. Porque, mientras Erika progresaba, Harold también lo hizo.

Simplemente no se detendría. Por lo tanto, Erika a veces era aplastada por el malestar, preguntándose, “¿cómo podría alcanzarlo?”

Pero cuando la debilidad que se ocultaba en su interior se elevaba hasta su cabeza, recordaría aquellas lágrimas que Harold secretamente derramó ese día. Harold también estaba desesperadamente luchando contra su ansiedad y miedo; Pensando que, Erika podría encontrar la fuerza en sí misma para recuperar su corazón aplastado. Se decía que algún día sus esfuerzos darían sus frutos.

「Erika, ¿hay algo malo?」

「¿Estás cansada? ¿Quieres que consiga algo de beber?」

「En lugar de eso, vamos a tomar un poco de aire fresco fuera, ¿de acuerdo?」

Mientras Erika se perdía en sus pensamientos un poco, los hombres que la rodeaban, habiendo sentido que había algo mal, la llamaron y compitieron para mostrar su preocupación.

Este fue el segundo día de la celebración. Erika estaba en el vestíbulo, y los invitados no eran iguales que los del salón de banquetes el día anterior. Muchos participantes esperaban aquí porque los preparativos en la sala de banquetes, que se suponía que debían reunirse, aún no habían terminado. Todavía había tiempo antes del comienzo de la asamblea del día. Y Erika, que llegó demasiado pronto, estaba rodeada de hombres en un abrir y cerrar de ojos. Pensó que se reprimirían un poco considerando los acontecimientos del día anterior, pero viendo que Harold no estaba a su alrededor, se apresuraron y se acercaron a ella en masa.

Mirando a sus caras, la mitad de ellos eran parte de la gente que cayó presa de la sed de sangre de Harold el día anterior, tal vez eso significaba que, en cierto modo, eran un poco valientes.

Sin embargo, debido a que esos hombres mostraron demasiado interés hacia Erika, parecía que las otras mujeres que estaban participando no estaban muy contentas. Erika sintió unos ojos llenos de celos, dirigidos a ella.

Podía mantener sus distancias de ellos si salía de la habitación, pero siendo la pariente del huésped principal, esa solución no daría una impresión muy buena. Y mientras Erika estaba preocupada acerca de cómo resolver este asunto suavemente...

「Fuera de mi vista, basuras.」

Esa voz aguda cortó instantáneamente el calor creciente del lugar. Los hombres que rodeaban a Erika todavía estaban congelados. Harold estaba de pie entre la multitud, con un rostro que no ocultaba su mal humor.

「Les daré tres segundos. Si quieren experimentar lo mismo que ayer, entonces quédense.」

Sin esperar que los tres segundos pasaran, los hombres se fueron y se dispersaron en todas direcciones. Como era de esperar, parecía que estaban muy asustados por la cuestión del día anterior. Ese incidente resultó ser de gran ayuda para Erika.

「Gracias, joven Lord.」

「Es mi trabajo. Guárdate tu gratitud.」

Erika pensaba que esa manera de hablar de forma imperativa era bastante característica de él. Sin separarse de Erika, Harold confió su espalda a una pared y cruzó sus brazos. Habiendo declarado que era su trabajo, parecía que estaba planeando desempeñar de manera confiable su papel de guardián. Su personalidad diligente, que estaba en completo contraste con su lenguaje abusivo, fue mostrada.

「¿Dónde estaba?」

「Estaba haciendo compañía a Itsuki.」

「Una vez más, permítanme disculparme en lugar de mi hermano por molestarlo.」

「Como te dije, si vas a disculparte, entonces empieza a controlarlo correctamente.」

「Ya le dije que no lo hiciera, pero él...」

Era casi imposible detener a Itsuki, que era extremadamente aficionado a Harold, de ser imprudente. Erika instintivamente se sintió a punto de suspirar. Habiendo adivinado el sentimiento de Erika, Harold no siguió con el asunto.

「Lo que me recuerda, mi hermano y Francis, ¿no estaban con usted?」

「Dejé a esos dos atrás pero... Erika.」

「¿Sí?」

Simplemente ser llamada por su nombre hizo palpitar su corazón. Erika lo ocultó y respondió mientras simulaba la calma lo mejor que pudo.

「Justo ahora, llamaste a Francis por su primer nombre, ¿no?】

「Bueno, él dijo que prefiere que lo llame de esa manera.」

「En otras palabras, no piensas mal de él, ¿verdad?」

「Me sorprendió ayer por sus acciones repentinas, pero realmente no me disgustan ya que ni siquiera conozco su personalidad todavía.」

Ella no lo odiaba ni le gustaba. La impresión que tenía de él era que él era una especie de persona apasionada y era amigo de su hermano mayor.

Sin embargo, después de pensar en algo, Harold le preguntó a Erika.

「Si Francis te pidiera que te casaras con él, ¿aceptarías?」

「Q-」

Erika suprimió desesperadamente su voz para no dejar que sus emociones subieran a la superficie. Ella no entendía lo que estaba pensando Harold cuando le preguntó eso, pero esa pregunta fue suficiente para sacudir su espíritu.

Dado sus sentimientos, sería muy difícil para ella aceptar ese matrimonio. Porque eso significaba renunciar a ser la compañera de Harold. La meta de Erika de apoyar a Harold no requería necesariamente que ella estuviera ligada a él. Ella estaba perfectamente consciente de eso, de hecho, si Harold fuera el compañero de una mujer que no fuera ella, Erika tenía la intención de darle sus bendiciones.

Sin embargo, era inimaginable que Erika se casara con otra persona mientras que Harold aún no estaba con nadie. Mientras ella tuviera la menor posibilidad de ser elegida por Harold, era suficiente para ella. Por lo tanto, no podía aceptar casarse con otra persona. Es probable que Erika hubiera respondido si pudiera dar prioridad a sus propios sentimientos.

「... Bien. Soy consciente de que usted no está entusiasmado con casarse conmigo, así que, aunque sería difícil hacerlo de inmediato, si fuera la decisión de mi hermano y mi padre, si fuera por el bien de la familia Sumeragi entonces...」

Creo que aceptaría ese matrimonio. Esas eran las palabras que Erika estaba a punto de decir, sin embargo, fue interrumpida por Harold.

「Idiota. Esto no tiene nada que ver con sus familiares o con su familia. Te estoy preguntando, Erika Sumeragi, como persona.」

¿Qué quería Erika como individuo? ¿Qué pasaría si pudiera eliminar su situación y condición social de la ecuación y tomar la decisión con sus propios sentimientos?

En ese caso, ella había decidido una respuesta. Era la esperanza que se había calentado continuamente dentro de ella durante ocho años.

「... Si tuviera el permiso, entonces no aceptaría el matrimonio. Si es posible, yo... Me gustaría estar con la persona que realmente amo.」

Erika respondió mientras miraba directamente a los ojos de Harold. Harold tomó esa mirada por un momento, y luego volvió la cara ligeramente hacia abajo, como para cortar su conexión con la línea de visión de Erika.

「... Ya veo.」

Erika podría haberse equivocado al respecto, pero, mientras dijo eso Harold con su voz fría, vio algo de satisfacción en su rostro.

(Justo ahora, ¿esa sonrisa era...?)

A diferencia de su habitual desprecio cínico, se sentía como si tuviera una sonrisa gentil. Pero eso fue sólo por un instante y no había forma de averiguarlo. Incluso si Erika trató de confirmarlo de él, sólo lo negaría.

「Hmph, por lo que está de vuelta por fin.」

Siguiendo la línea de visión de Harold, Itsuki y Francis caminaban hacia aquí, uno al lado del otro. Al verlos acercarse, Harold apartó la espalda de la pared en la que se había apoyado.

「Si estás junto con estos tipos, entonces no serás abordada por ninguno de esos insectos perturbadores. Estaré descansando en mi cuarto hasta el comienzo de la celebración.」

Habiendo dicho eso, Harold desapareció del vestíbulo. Itsuki y Francis vinieron a intercambiar lugares con él.

「¿Adónde fue Lord?」 (Itsuki)

「Dijo que estaría descansando en su habitación hasta el comienzo de la fiesta.」 (Erika)

「Bueno, supongo que lo cansamos.」 (Itsuki)

「Si incluso Lord está cansado, entonces ¿qué pasa conmigo?」 (Francis)

「Entonces, vas a descansar en tu habitación, también, Frank.」 (Itsuki)

「Me gustaría, pero, antes de eso, ¿me daría un poco de su tiempo, Erika?」 (Francis)

「Bueno, no me importa pero...」 (Erika)

Erika miró a su hermano. Aunque Itsuki no le gustó cuando Francis interactuó con Erika, esta vez no dijo nada. En otras palabras, dio su permiso para eso. ¿Había cambiado de alguna manera?

「Es una conversación difícil de tener aquí. Vamos al jardín.」

Siguiendo el ejemplo de Francis, Erika salió al patio de la mansión. Como había una terraza en el jardín, había algunas personas charlando allí, pero Francis se alejo de ellos, y cuando llegó a un lugar donde no había nadie más cerca, se detuvo por fin.

Erika se estaba preparando un poco considerando la pregunta de Harold de antes.

「Entonces, ¿de qué quería hablar?」

「Pensé que tengo que pedir disculpas por lo de ayer. Perdón por mis acciones abruptas.」

「Por favor levante la cabeza. Ciertamente me sorprendió, pero no tiene que disculparse, no estoy enojada.」

「Gracias. Sin embargo, no me disculpo por ti solamente.」

「¿Qué quiere decir? Por casualidad, ¿le dijo algo a mi hermano?」

「No, estoy haciendo esto por Lord... O más bien, Harold. Oh, um, no voy a contarle a nadie más acerca de él, así que por favor no te preocupes.」

「... ¿Como lo descubrió?」

「No tenía ninguna prueba de ello, pero cuando fui a Itsuki para confirmarlo, fácilmente confesó la verdad.」

「Él es tan…」

Erika sintió que le dolía la cabeza. Parecía que algún castigo sería necesario más adelante. Esto, incluyendo los intentos de Itsuki de dominar a Harold, exigió algo más que alguna advertencia de corazón. Sin embargo, dejando a un lado, ¿cómo fue una disculpa a Erika relacionada con Harold?

「Así que, como decía, recibí el sermón de Harold.」

「¿Un sermón?, dice」

「En resumen, dijo algo como “Alguien de tu patético nivel no puede manejar a Erika”. Resultó ser más aterrador como un oponente que Itsuki.」

Francis sonrió con ironía. Por lo que dijo, parecía que Harold había repelido a Francis por acercarse a Erika.

Sin embargo, eso era imposible. Porque Harold no quería estar casado con ella, así que si ella estuviera ligada a otra persona, le habría sido conveniente. Probablemente hubo un malentendido. Probablemente fue eso.

「... ¿No está equivocado de alguna manera? No parece que el joven Harold ponga alguna palabra sobre este tipo de asuntos.」

「Que... ¿Podría ser que Harold no te dijo nada, Erika? Ese hombre es tan difícil.」

「¿Qué quiere decir?」

「Parece que crees que Harold no piensa mucho en ti, pero eso no es sorprendente. Esto es lo que me dijo: “Erika no es una mujer frágil y voluble que no puede hacer otra cosa que ser protegida por otros. Ella tiene la fuerza para luchar, y una voluntad inquebrantable para oponerse a su propio destino. Así que no pienses que es sólo una linda y pequeña flor.”」

「¿E-el joven Harold realmente dijo eso?」

「Si todavía tienes algunas dudas, entonces solo pregunta a Itsuki. Honestamente, me sentí como si me estuviera mostrando la gran diferencia entre mis sentimientos hacia ti, y los suyos.」

Algo tan conveniente no podría ser posible. Lejos de estar medio convencida, sus dudas habían tomado la ventaja sobre ella de lejos.

Sin embargo, por otro lado, Erika no podía dejar de preguntarse, ¿qué pasaría si fuera cierto? Esa realidad era quizás lo que ella quería más que cualquier otra cosa. Y no importaba cuántas veces se decía que lo dejara, todavía tenía alguna esperanza.

「... Rayos, si muestras este tipo de cara, no voy a sentir más celos.」

「¿eh?」

「No sé si estás desesperadamente tratando de esconderlo o lo que sea, pero tu alegría se está mostrando claramente. Supongo que si fuera yo, no sería capaz de hacer que hagas esa clase de expresión, ¿verdad?」

Como se señaló, Erika rápidamente puso sus manos en su rostro. Sus mejillas se habían moldeado de una manera que mostraba su gran deleite. Habiendo tomado conciencia de eso, Erika estaba llena de vergüenza.

「No, eso, esto, no significa que...」

「Pff... Ajajajajaja.」

Erika estaba completamente nerviosa porque no podía encontrar una excusa. Mirándola en tal estado, Francis no pudo soportarlo y se echó a reír.

Eso hizo que la timidez de Erika aumentara aún más.

「P,-por favor, deje de reírse...」

「Mi error, mi error. Pero con esto, entiendo claramente. Sería bastante rudo de mí tratar de forzar mi camino entre tú y Harold.」

「Eso es…」

「No tengo ni idea de lo que pasó entre ustedes dos, pero los dos están pensando seriamente en el otro y no están siendo honestos. Parece que no hay lugar para que nadie más entre.」

Declaró Francis, con una cara alegre.

Era difícil de creer para Erika, porque Harold nunca había expresado este tipo de palabras y sentimientos hacia ella, pero recordó su sonrisa de antes. Desde el día anterior, Francis estaba constantemente tratando de cortejar a Erika. "¿Y si eso hacía a Harold un poco celoso o ansioso?
¿Y si esa sonrisa significaba que Harold se sintió aliviado de que Erika dijera que no quería casarse con Francis?"

「Entonces, yo no podría estar más feliz...」

Con una voz lo suficientemente baja como para que Francis no pudiera oírla, Erika expresó sus sentimientos honestos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario