30 may. 2017

Death Flags Vol 3 - 5

Editado por Syru.

Capítulo 5.


Punto de vista de Elle.

「... y eso es aparentemente lo que ocurrió. 」

「¡Eso asusta! ¿¡Que demonios!? 」

Lifa, habiendo escuchado la historia de Elle, temblaba mientras sostenía sus hombros con ambas manos. De hecho, fue aterrador. Pero esa era la razón por la que Lifa quería oírla.

Los fragmentos de las circunstancias que rodeaban a Harold tenían una fuerte impresión en ella. Estaba llena de curiosidad.

「¿¡Qué pasó después!? 」

Elle había cumplido su objetivo. Había logrado captar su interés.

「Debe ser suficiente por hoy. Si no duermes pronto, te dormirás en medio de la guardia nocturna. 」

「Eh... 」

「Además, mañana vamos a subir a la montaña y luchar contra monstruos, ¿verdad? Tenemos que descansar adecuadamente. 」

「Lo sé, lo sé... 」

Al decir eso mientras estaba un tanto malhumorada, Lifa se acostó y se volcó. Al poco tiempo, se quedó dormida y comenzó a respirar pacíficamente.

Eso ya se ha dicho antes, pero Elle todavía no había revelado su género a Lifa. Y sin importar que si es él o ella, ella debería por lo menos haber sentido ligeramente vulnerable estar al lado de un completo extraño.

A pesar de eso, el sol todavía ascendió a la mañana siguiente.

Tal vez por la eficacia de la historia de la noche anterior que aún estaba sobre ella, Lifa estaba inquieta mientras se mantenía en repetidas ocasiones mirando a Harold para luego apartar los ojos. Estaba extremadamente inquieta. Tal vez su curiosidad y autodisciplina eran conflictivas. Harold lo sabía, pero él siguió silenciosamente.

Su destino parecía ser la cima. Las hidras estaban en las proximidades de la cumbre, por lo que no había dudas en los pasos de Harold.

La mayoría de los monstruos con que los tres ocasionalmente se encontraron fueron atendidos por Harold, que estaba caminando en primera posición.

Lo estaba haciendo bien, pero no no hablaba inútilmente para que Lifa no pudiera encontrar la oportunidad de hablar con él. En cuanto a Elle, estaba observando a los dos con interés, por lo tanto, nadie en el grupo pronunció una palabra.

Incapaz de soportar la atmósfera y las miradas de Lifa, Harold de repente dejó de caminar y miró a sus espaldas.

Luego, cruzo una palabra con Lifa.

「Oye. 」

「¿Q-qué...? 」

「Has sido una molestia por un buen tiempo hasta ahora. Si tienes algo que decir, dilo. Si no, entonces deja de darme miradas a escondidas. Es molesto. 」

Su manera de hablar era bastante autoritaria. Una persona ordinaria habría sido presionada por eso, pero la reacción de Lifa fue todo lo contrario. Ella continuó para hacerle la pregunta como dijera que esto era conveniente para ella. Eso es realmente algo interesante, pensó Elle.

「Tch, voy a dejar de ser una molestia y sólo lo preguntare entonces. ¿Es cierto que casi fuiste ejecutado? 」

Los penetrantes ojos de Harold penetraron en Elle.

Lifa, que no conocía a Harold el día anterior, ahora hacía tal pregunta. No había necesidad de reflexionar sobre quién le dio la información.

「... ¿Cuánto has oído? 」

No preguntó quién, sino cuánto. Indirectamente dio una respuesta positiva con su pregunta.
Al mismo tiempo, según las observaciones de Elle, la probabilidad de que algunas partes de la historia se mantuvieran en secreto había aumentado.

Si Harold se limitaba a hacer una afirmación, difícilmente tendría que preocuparse por lo mucho que Lifa sabía. Para decirlo de otra manera, había algo que él no quería que fuese conocido, o más bien, que él quería ocultar.

La respuesta de Harold, mientras confirmaba cuánto Lifa escuchó, también servía como chequeo a lo que Elle había compartido de los rumores con ella. Quería averiguar si había encontrado alguna verdad incómoda.

Al parecer inconsciente de esas intenciones, Lifa comenzó a contar la historia que había escuchado de Elle en su totalidad. Harold, que la escuchaba desde el principio hasta el final, parecía disgustado.

「 Y eso es todo. 」

「Es básicamente lo que sucedió. Ahora que ya sabes, es mejor que te detengas con esas miradas molesta de aquí en adelante. De lo contrario, cortaré tus tendones de aquiles y te dejaré en la montaña sola. 」

「Tienes algunas ideas aterradoras... 」

Habiendo terminado de escuchar su historia, Harold le dio a Lifa una advertencia, pero aún confirmó su pregunta una vez más. A pesar de que probablemente no estaba completamente convencida, Lifa se retiró sin embargo. Estaba pensando que, basándose en sus malas acciones, de las que se enteró por rumores, él podría poner sus amenazas en acción.

Sin embargo, Elle estaba prestando mucha atención a Harold y no perdió los momentos en que reaccionó ligeramente. Sucedió dos veces.

La primera vez fue cuando el nombre de Cody surgió, la segunda vez fue de las palabras "sujeto de prueba".

A juzgar por esa reacción, Harold probablemente había notado un extraño punto en la historia. Además, él acaba de confirmarlo sin señalarlo. En ese caso, había una posibilidad de que él entrara en contacto con Elle.

Elle estaba muy ansiosa por saber cuánta información podía sacar de Harold. Sentía algo cercano a la emoción de un cazador de tesoros que se encontraba frente a un cofre del tesoro en un laberinto.

Mientras Elle se excitaba dentro de sus pensamientos más íntimos, los pasos de Harold no disminuyeron un poco. Y luego, alrededor del mediodía. El trío llegó al pico del Monte Gillian.

「¡Hemos llegado! 」

Lifa soltó una voz encantada, como si hubiera olvidado su objetivo.

Aunque la cima del monte Gillian tenía algunas áreas rocosas visibles aquí y allí, era básicamente plana. La nieve era escasa en la temporada actual, pero en invierno todas las rocas se cubrirían.
Y, en el centro de esa cumbre plana, había un cráter de unos 200 metros de diámetro.

Haciendo caso omiso de Lifa que estaba saboreando su logro de llegar a la cima de una montaña, Harold se acercó al cráter. Curioso por lo que estaba haciendo, Elle lo siguió.
Mientras miraba al cráter, Harold localizó un lugar con una pendiente relativamente suave con muchas partes que podían utilizarse como puntos de apoyo, y saltó hacia abajo.

Harold descendió en un ritmo constante. Aunque no había peligro de que se cayera en la lava, ya que se trataba de un volcán inactivo, había bajado un total de cien metros, sin detenerse en ningún momento.

Harold, que había llegado al fondo del cráter, sacó un objeto similar a una máquina. No estaba muy claro por la larga distancia de observación, pero lo instaló en medio del cráter.
Habiendo terminado después de no más de unos minutos, Harold volvió de la misma manera que entró, con un salto ligero.

「Qué increíble capacidad atlética. No hay manera de que pueda imitar eso. 」

「Hmph, me pregunto sobre qué es eso. 」

「Entonces, ¿qué estabas haciendo? 」

「No es asunto tuyo. 」

Qué contundente respuesta. Bueno, no esperaba que hablara con facilidad. Tal vez sea algún tipo de dispositivo de observación del centro de investigación al que pertenece, adivinó Elle.

「Por cierto, tú... 」

Los afilados ojos de Harold se estrecharon aún más. ¿Va a preguntar sobre ese extraño punto?
En el momento en que Elle pensó eso, hubo un grito que dividió la atmósfera entre los dos. Ya no había tiempo para su diálogo.

Miraron a Lifa y la encontraron de inmediato. El problema era que ella estaba frente a un gigantesco dragón con una armadura hecha de hielo. Eso es una Hidra.

Tal vez porque la había reconocido como un enemigo, o tal vez como una presa, la Hiira perseguía a Lifa. Ella muy estrechamente evadió, y le tiró unos tubos de prueba, causando una explosión.
Aunque el ataque había golpeado, no parecía haber hecho mucho daño. Con la manera en que las cosas iban, Lifa iba a ser derrotada.

Cuando accidentalmente le dpy una mirada a Harold, estaba de pie con los brazos cruzados. Parecía estar observando la batalla entre Lifa y la Hidra.

「¿No vas a ayudar? 」

「Nunca quise prestarle mi poder desde el principio. La dejaré manejarla a ella misma hasta que llegue a su límite. 」

「Tan frío. 」

Desde el punto de vista de Elle, la Hidra derribada sólo por el poder de Lifa era un escenario improbable. Ayudarla no era cuestión de «si, pero cuando», y considerando el peligro en el que estaba Lifa, sería más sabio ayudarla inmediatamente.

「... No hay manera de que ella estaría en el final de su ingenio contra un oponente de este nivel. 」

「¿Qué quieres decir con eso? 」

Pregunte al oír el murmullo de Harold, pero su respuesta fue silencio. Estaba mirando la lucha de Lifa con atención.

Elle renunció a preguntar algo en el momento actual, ya que parecía inútil y volvió sus ojos a la lucha de Lifa. Por el momento, se preparó para ayudarla en caso de emergencia.

Mientras evadía las garras de la Hidra y el hálito de hielo, volvió a arrojarle unos tubos de ensayo. Sin embargo, no explotaron, sólo había un líquido transparente que fluía de ellos, humedeciendo el cuerpo de la hidra.

Lifa repitió esa acción varias veces, y luego lanzó un tubo de ensayo en medio del espacio entre el dragón y ella misma. Entonces, en un abrir y cerrar de ojos, una niebla blanca se extendió.
Era probable que fuera una distracción arrebatar el campo de visión del dragón. Ese era un objetivo hábil. Debido a la espesa niebla, la Hidra perdió de vista a Lifa y comenzó a ir a la izquierda y a la derecha en la confusión.

Sin perder esa oportunidad, Lifa tomó cierta distancia para completar el lanzamiento de magia y disparar su hechizo.

「¡Se acabo...! ¡Explosión de Llamas! 」

Bolas de fuego caían sobre la Hidra como meteoros. En el momento en que la golpearon, un ruido ensordecedor y una gran explosión ocurrieron. La fuerza de los golpes era diferente a la 『Explosión de Llamas』 que Elle conocía. Ciertamente, el hechizo consistía en innumerables bolas de fuego que caían como lluvia para luego explotar al final y tragar al oponente en llamas.

Sin embargo, no debería haber sido tan poderoso. ¿Qué había hecho Lifa?

Las llamas se elevaron. Lifa, la responsable de eso, estaba jadeando para respirar mientras observaba atentamente las entrañas de las llamas.

La sombra de la Hidra estaba tendida en el suelo. Esta vez, probablemente recibió un daño considerable. Sin embargo, con una contracción, dicha sombra empezó a moverse. La Hidra se levantó con el cuello alto, y rugió al cielo despejado.

「No puede ser... ¿Esto no fue suficiente para derrotarla...? 」

La voz de Lifa estaba llena de desesperación. A pesar de que se enfrentaba al dragón con todo su poder, no caia.

No había error, este era su límite.

El dragón extendió sus alas y voló hacia el cielo. Su cuerpo que aparecía de las llamas estaba lleno de muchas heridas que eran cualquier cosa menos ligeras. Sin embargo, la Hidra todavía tenía la intención y el poder para luchar.

La Hidra se elevaba.

Mientras Lifa pensó que iba a escapar, el dragón repentinamente volvió su gigantesco cuerpo.
Procedió a caer libremente desde el cielo. Al caer, obtuvo el poder propulsor de sus alas y aceleró.
Naturalmente, su blanco era Lifa, y con ella sin energía para huir, no podría tratar con ese ataque.
Ser golpeada directamente significaba la muerte. Incluso si fuese rozada, no saldría ilesa.

Ese tipo de ataque que se podría llamar un cierto golpe mortal fue interceptado con un sonido pesado de metal que chocaba.

La Hidra que caía a una velocidad considerable fue volteada y enviada por el golpe contras las zonas rocosas de la cumbre.

Lifa, por supuesto, e incluso Elle, que estaba lejos, estaban completamente desconcertados. No, se puede decir que es precisamente porque estaba muy lejos de la acción y estaba observando seriamente que no podía creer lo que estaba sucediendo.

El gran cuerpo de la Hidra que atacaba desde el cielo pesaba fácilmente más de una tonelada. Y Harold la derribó con sólo dos espadas.

Fatiga, miedo, sorpresa. Por todos esos, Lifa perdió su fuerza y cayó en el acto.

「….Que problemática.」

Se dijo Harold. Siguiendo su línea de visión, había otra hidra dirigiéndose hacia su posición.
Tal vez había usado su rugido para llamar a sus camaradas. Pensando normalmente, la situación era demasiado crítica. Sin embargo, Harold no tenía la menor intención de escapar.

En su mano derecha sostenía una larga espada. Una corriente azul corría a través de su pesada hoja de color gris oscuro, un cristal de jade verde estaba incrustado en la base de la hoja, y su guardia de mano tenía la forma de una llama ardiente. En cuanto a su mano izquierda, sostenía una delgada espada negra. Era muy adecuada para Harold, ya que no tenía decoraciones inútiles, lo que la hacía sentirse aún más aguda.

Con la espada en la mano derecha sostenida por el hombro y la espada colgando en la mano izquierda, Harold captó a las dos Hidras en su vista, la que estaba levantando su cuerpo mientras rugía y la que venía desde el cielo.

En poco tiempo, esos dos estaban en línea. Dejaron escapar un aire intimidante que haría pensar que tendrían que dar sus vidas para desafiarlas en una pelea.

Harold se dirigió a esos mismos dragones de hielo.

「La única cosa que les espera es la muerte. Sean obedientes y mueran sin resistencia. 」

Estaba hablando con monstruos. Lo más probable era que no entendieran sus palabras. Sin embargo, las hidras estaban enojadas. Tal vez fue por las heridas, tal vez fue porque su territorio fue invadido.
Pero su ira no duró mucho.

Sintieron un destello de espada. En realidad no podían verlo, pero lo probaron en un momento.
El cuello de la Hidra herida ya había caído. Fue demasiado rápido, sin ninguna resistencia. Como un juguete roto por un niño.

Mientras Harold estaba de pie sobre la espalda de su compañero, cuyo cuello cortado ahora estaba lanzando sangre roja oscura, la otra Hidra le disparó el aliento de hielo.
Disparando un ataque que congelaría a una persona en un abrir y cerrar de ojos, la figura de Harold desapareció por un segundo. Y entonces, un grito se elevó.

El ojo derecho del dragón había sido cortado inmediatamente.

¿Cuando pasó eso? No había tiempo para pensar en ello. A continuación, las tres garras izquierdas del dragón fueron cortadas juntas.
Incapaz de resistir, la Hidra abrió sus alas tratando de escapar al cielo y voló unos pocos metros, pero luego, la membrana de su ala fue cortada y la bestia cayó al suelo.

Harold no se detuvo. Siguió atacando una y otra vez, izquierda y derecha, dejando sólo sus imágenes residuales detrás.

Esto ya no podía llamarse una pelea. Era el acto brutal de un hombre abrumadoramente fuerte que intimidaba a un individuo débil.

A pesar de que había asegurado un campo de visión que le permitía pasar por alto toda la situación, los ojos de Elle no podía seguir la velocidad de Harold. La Hidra cercana estaba siendo herida, abrumada por ataques de espada, ya que muy probablemente no podría averiguar qué era lo que ocurría.

Este era Harold Stokes.

¿Era un pendenciero? ¿Era un asesino de caballeros? ¿Era el genio más joven de la historia en unirse a la Orden de Caballería? No era un ser que pudiera describirse con tales palabras.

Con un chapoteo, algo le pegó a la mejilla. Y Elle repentinamente volvió a sus sentidos. Lo limpió con su mano derecha, y resultó ser la sangre de la Hidra. Esa misma mano temblaba ligeramente.

Hasta el momento, Elle había visto a muchas personas a las que se refería como fuertes. Había oído anécdotas exageradas en varios lugares acerca de hombres fuertes que lograron proezas más allá de las expectativas de nadie. Sin embargo, fueron completamente eclipsados ​​por él, su poder no podía ser puesto en la misma categoría que la fuerza de un humano. Era como una calamidad que esparcía la muerte.

En este momento, lo que Elle y seguramente Lifa también sentía hacia Harold, era miedo.



Anterior     Índice     Siguiente

1 comentario: