22 may. 2017

Death Flags Vol 2 - 22

Editado por Syru.

Capítulo 22.


Punto de vista de Harold.

La magia que los caballeros lanzaron hacia mí fue un golpe directo. O eso lo hice parecer, antes de esconder mi figura.

Desde detrás de mi cubertura podía oír una voz animando "¡Lo hiciste!", Un bandera estandar "no has ganado realmente".

Estaba casi tentado a revelarme de nuevo y decir algo así como "Estas cosas son divertidas, ¿no?", Si no fuera una acción tan estúpida.

“Aún así, todavía no ha terminado, ¿verdad?”

Mientras contenía mi aliento, maldije mientras me lo decía a mí mismo.

De alguna manera pude evitar ese ataque con el 『Guardia R』, pero no fue perfecto, y esta es sólo la cuarta batalla.

He estado luchando contra pelotones de quince hombres, uno tras otro, mientras seis guardias vestidos de negro me siguen mientras capturaban a soldados imperiales.

La Orden es dura. Uno a uno, estoy seguro de que en cien rondas de batalla puedo ganar cien veces.

Pero cada uno de ellos ha refinado su ofensiva y sus capacidades defensivas en torno al mismo nivel que Robinson y compañía. Si no lo hicieran, entonces todo su entrenamiento de combate en equipo que hicieron con la unidad de Cody hubiera sido inútil.

Si pudiera luchar, entonces habría sido diferente. Es difícil avanzar a través de estas batallas, mientras que sólo me apego a la evasión y la defensa.

「Joven Harold, hemos completado la captura de los objetivos. 」

Finalmente, el informe que yo esperaba había llegado.

El grupo de vestidos negros parece haber sufrido lesiones en esta batalla. Viendo sus figuras, me tragué las palabras que quería decir.

Están haciendo lo mejor que pueden, sería un error reprenderles ahora.

「... vamos a retirarnos. 」

Después de esto, es hora de comenzar a interrogar a los soldados capturados.

Yo no tenía ninguna técnica especial de negociación ni nada, pero tampoco tenía que recurrir a la violencia.

Utilizando el Conocimiento Original, actué como si hubiera recibido información de sus camaradas, y los amenazaba con otras formas de obtener más información.

No había tiempo suficiente para interrogar a todos ellos, así que elegí los que pensé que se romperían más fácilmente, pero cinco de nueve en realidad se rompieron con bastante facilidad. Supongo que asumieron que si ya tenían un traidor entre ellos, entonces no era tan difícil traicionar a su propio país. No tenía sentido poner en peligro sus propias vidas para mantener en secreto la información ya expuesta.

Honestamente, la mayor parte de la información que me dieron ya lo sabía, así que no me importaba demasiado. Lo importante era hacerles confesar lo que sabían. De esta manera podemos hacer que los soldados se detengan con su testimonio y eviten la persecución de la Tribu Estrella Aria.

Nuestro principal objetivo aquí hoy es demorar el plan de Justus, aunque sea sólo por un poco.

Sin embargo, mientras pensaba en esas cosas, de pronto aparecieron malas noticias.

Un mensajero vestido de negro entró corriendo a través del follaje.

「¡Es una emergencia! ¡Hemos confirmado que el enemigo ha traído refuerzos, su número ha alcanzado cerca de doscientos, y han comenzado un asalto a la aldea de la Tribu Estrella Aria! 」

「¡Maldición! ¿¡Cuál es el estado de la batalla!? 」

Al escuchar que el ejército imperial decidiría usar tales acciones descaradas estaba fuera de mis expectativas, necesitaba información sobre la batalla para evaluar la situación.

Teníamos once personas vestidas de negro, incluyendo a Yuno, en su camino hacia la aldea de la tribu. Estaban dando apoyo a los miembros de la tribu que estarían luchando contra los soldados sarianos.

「En este momento los estamos manteniendo fuera, pero no podemos tomar mucho más! ¡Sus refuerzos son de la clase Comandante de División! 」

Lo sé. Era imposible que derrotaran a los soldados sarianos, pero si pudieran aguantar hasta que llegue allí...

El personal que hemos estacionado allí sólo fueron puestos en el último minuto, no hay manera de que aguanten si el enemigo recibió refuerzos.

Además, para ocultar una unidad de la clase de Comandante de División hasta ahora, existe la posibilidad de que esto haya sido su objetivo desde el principio. El hecho de que sea dirigido por un Comandante de División sólo rectifica más que sea la verdad, ya que las unidades dirigidas por cualquier oficial desde Teniente General a General Mayor suelen usarse para luchar en las líneas de frente.

Me pregunto si Justus estaba haciendo esto. Una oscura premonición se arrastró por mi espina dorsal.

Había una posibilidad, pero no había tiempo suficiente para pensar en ello.

「Bastardo, llévame a ellos. Manténgase a un ritmo que le dificulte ser atrapados para que podamos llegar a las líneas de frente de la batalla. 」

Sin embargo, debe haber alrededor de un centenar de caballeros allí. Aunque ese número debe ser cortado un poco con algunos que están incapacitados de lesiones.

Hubiera preferido que los soldados sarianos fueran eliminados en secreto, pero es demasiado tarde. Si no actúo ahora, Yuno podría ser asesinada.

En el peor de los casos, el poder del equipo de apoyo de quien Robinson es parte será necesario.

Una sensación amarga brotaba en mi interior de cómo se estaba desarrollando. Me sentía impaciente, impotente incluso, ante este repentino cambio.

Pateé de nuevo la tierra para aumentar mi velocidad.


◇◇◇◇


Punto de vista de Yuno.

Me he estado preguntando por mucho tiempo.

Erika se enteró de las verdaderas intenciones de Harold hace tres años... ¿Harold realmente no sabía que Erika estaba escondida en la habitación?

No creo que Harold, que sabía que yo estaba espiando su entrenamiento, pasaría por alto a Erika que se esconde cerca. Justo el otro día, incluso detectó nuestra presencia que intentamos ocultar esa noche.

No puede ser una coincidencia. Él habría sido más cuidadoso con lo que él habló si él quisiera guardar lo que él dijo un secreto. Por lo tanto, es natural para mí pensar que Harold filtró esa información a propósito.

No puedo leer sus verdaderas intenciones, que sólo refuerza mis razones para dudar de él.

Pensando en ello, tal vez Harold quería que sospechara de él desde el principio.

Porque era esa misma sospecha que me llevó a escuchar a escondidas su discusión con Tasuku en ese momento.

Tal vez incluso esa información se publicó sólo porque Harold tenía la intención de hacerlo.

En el momento en que las palabras «Tribu Estrella Aria» salieron de su boca, mi mundo entero se sacudió.

En ese momento, todas las acciones de Harold que yo sentía que eran sospechosas hasta ahora, todo se conectó por una sola línea.

Él podría haber sabido sobre mi verdadero nacimiento y pasado. El de un mestizo que fue abandonado poco después de nacer, alguien cuya vida ni siquiera podía ser considerada «humana»...

Harold no puede medirse con sentido común, porque si pudiera, no me sorprendería tanto.

¿Y si lo supiera todo y me llevara a propósito?

(Tal vez debería estar agradecida...)

Puedo soportar las lágrimas de lo feliz que estoy ahora. Si yo no hubiera sido salvada por la familia Sumeragi hace tantos años, habría sido imposible para mí vivir así.

Pero todavía había una cosa que lamentaba cuando dejé mi vida anterior.

Incluso si no significaban nada para mí, aunque fuera por un trabajo, tomé la información de donde vivía la Tribu Estrella Aria y vendí esa información sin vacilar a un hombre que los explotaría. Todavía tengo pesadillas al respecto incluso ahora.

Como resultado, el pueblo oculto de la tribu fue destruido.

Para vender mi casa, recibí un pago escaso que apenas valía nada, y cuando miré lo que pasó, me enteré de que muchos niños y jóvenes habían muerto en lo que siguió.

Yo soy uno de los peores seres humanos, no lo negaré. Tengo la conciencia de aceptar eso.

Después de entrar en la Familia Sumeragi, fui a visitar los orfanatos siempre que tenía tiempo libre, y comencé a prestar apoyo para ayudar a las vidas de todos los niños allí. Era una de las únicas maneras en que un criminal como yo podía expiar lo que yo hacía.

Pero esos pensamientos no desaparecieron. Vendiéndome como una bestia sólo para servir a los demás, realmente me preguntaba cuál era el punto de estar vivo...

Entonces escuché la noticia de cómo los caballeros y la tribu iban a quedar atrapados en una gran batalla, y el plan de Harold para detenerla.

Esto era algo que nunca habría descubierto a menos que sospechara de él, y no hay manera que podría haber ignorado esto.

Después fui con Tasuku y le pedí permiso para unirme al personal que iba a ser enviado. Erika, que sabía de mi pasado, me envió con sentimientos contradictorios desde que conoció el peligro de la misión.

"Asegúrate de volver, ¿de acuerdo?"

Las palabras de Erica eran tan alegres que me era difícil notar cualquier diferencia con su comportamiento habitual.

Este es el lugar al que realmente pertenecía, realmente me sentí en ese momento.

(Esos dos son sorprendentemente similares, ¿no?)

Pensé en cosas tan memorables en una bruma.

Erika, que me empujó a que vuelva con vida.

Harold, que me ordenó que no muriera sin su permiso.

Siento mucho no poder cumplir tus palabras.

Erika seguramente llorará.

No sé cómo Harold reaccionará, sin embargo, tal vez sólo ¿se reirá con sarcasmo, como de costumbre? Casi se sentía natural, en cierto modo.

Tal vez Harold había comprendido los signos de este incidente de la incursión sucediendo mientras él tenía sus sospechas sobre mí hace tres años. Siento que ese es el caso.

Probablemente estaba moviéndome en las palmas de sus manos.

Al menos cumpliré mi papel hasta el final. Esta es la única manera para mí de expiar mi pasado.

Me sostuve, haciendo todo lo posible para poner el poder en mis extremidades mientras miraba a mi oponente, pero no importa lo mucho que lo intenté, no pude mover mi brazo por alguna razón.

「¿Qué tiene esa mirada rebelde? Parece que no entiendes la situación. 」

Ante mí estaba un gigante por hombre, envuelto en una magnífica armadura que estaba decorada con oro. Una decoración innecesaria para el campo de batalla.

Los hombres que estaban a su alrededor eran probablemente sus subordinados.

Oponiéndome a él era yo y otro miembro del grupo de vestidos negros. Todos los demás ya habían sido derrotados.

Esta batalla se había convertido en una situación desesperada.

El gigante se acercó mientras se tronaba su cuello y sacaba una gran espada de su vaina.

「No sé si tienes algún hechizo escondido o algo para permanecer así, pero con esas manos tuyas así, sería mejor para ti renunciar a resistirte ahora y aceptar una muerte rápida. 」

El gigante, que hasta ahora nos sobrecogió mediante el uso de la magia que no pudimos lanzar, decidió utilizar un arma mucho más simple y fácil para el golpe final.

No hay manera de que yo sobreviva si fuera a ser cortada con eso. Lejos de una herida, me harían pedazos.

「... No puedo hacer eso~ ... porque tengo una misión que me dijeron que tenía que cumplir hasta mis últimos momentos~ 」

「¡Qué admirable! Ahora vuelve al polvo. 」

Y así la espada del gigante descendió sobre mí con toda su fuerza.

Pero el ataque nunca me alcanzó. Justo antes de que sucediera, alguien se interpuso entre mí y la espada a una velocidad que casi se sentía como teletransporte.

Por un momento, no pude entender lo que acababa de suceder, que acababa de ser protegida. Atónita, su nombre salió inconscientemente de mis labios.

「Joven... Harold. 」

Su sincronización era perfecta, como un escudo para los débiles, ésta era en verdad la manera de que los héroes se suponían que son.



Anterior     Índice     Siguiente

1 comentario: