22 may. 2017

Death Flags Vol 2 - 19

Editado por Syru.

Capítulo 19.


Punto de vista de Cody.

No se puede decir que mi evaluación de las personas sea muy halagadora, pero al ser una persona capaz de alcanzar una posición de capitán a una edad temprana, eso debería estar bien, eso es lo que significa ser uno que camina por el camino de la élite.

Sin embargo, además de tener una mala actitud en general, mi actitud de trabajo no podía considerarse seria en absoluto, resultando en alguna fricción entre mis colegas que no podían aceptar mi personalidad.

El origen de la formación de esa personalidad se remonta a la amistad entre yo y el muchacho que algún día sería conocido como el Líder Adjunto de los Caballeros, el que es admirado por todos.

Nacidos y criados en la misma aldea rural, éramos los llamados amigos de la infancia.

Ambos vivimos en hogares comunes y pasamos nuestras primeras infancias rodeadas de naturaleza, era una vida muy tranquila.

... y la paz se rompió cuando teníamos siete años.

De la nada, la aldea fue atacada por bandidos, la gente con la que crecimos, fueron asesinadas o secuestradas. La comida y el dinero que habíamos ahorrado, saqueado.

Pero eso no fue suficiente, ¿verdad? Los monstruos arrasaron por todas partes, la barrera que una vez nos protegió se destruyó durante el pillaje. Probablemente captaron el olor de la sangre y la comida.

Era imposible para nosotros evitar la invasión de monstruos cuando ni siquiera podíamos ejercer nuestras medidas de defensa apropiadamente.

El olor de la sangre y los gritos de la gente resonaron por toda la ciudad cuando fuimos atacados por oleadas de bandidos y monstruos, llamas ardiendo por todas partes. Fue un infierno.

Aunque Vincent y yo pudimos sobrevivir de algún modo al ataque, perdí a mi familia y la ciudad había sido destruida hasta el punto de ser irreparable.

No quedaba nada más que una inevitable sensación de desesperación. Para nosotros dos huérfanos, no había nada que pudiéramos hacer más que estar triste.

Si ese fuera el caso, entonces bien podríamos morir, ¿verdad? El yo de ese tiempo consideró seriamente esa opción. ¿Cómo podría seguir vivo mientras el resto de mi familia estaba muerta...

Pero entonces recordé, Vincent estaba todavía a mi lado, ¿cómo demonios podría dejarlo solo? Era pequeño, un llorón y mi mejor amigo. El mismo amigo que se escondió detrás de mí todo el tiempo porque era tímido. Tenía que vivir.

Al menos quería que Vincent viviera si tuviera que morir.

Pero si me moría, un muchacho tan vulnerable como él no duraría mucho. Bueno, incluso si dijera eso, todavía éramos niños. Las probabilidades de que sobreviviéramos eran bajas desde el principio.

Sin embargo, no había manera de que pudiera abandonar a Vincent y elegir la muerte.

Por eso le pregunté, “No me importa si vivo o muero, pero ¿qué pasa contigo? ¿Quieres morir conmigo o vivir?”

"…Quiero vivir. ¡No quiero morir... es espantoso...!"

Esa fue la respuesta de Vincent, incluso en una situación así, tenía demasiado miedo de morir.

Para ser honesto, no podía entender ese sentimiento muy bien, honestamente pensé que la manera más fácil de escapar de mi desesperación en ese momento era la muerte.

Pero por su bien, pensé que estaba bien. Yo sabía que elegir ese camino, incluso después de ver su determinación sólo me haría un cobarde.

En verdad, tal vez fue la fuerza que Vincent mostró en ese momento para elegir la vida sobre la muerte que me salvó. Sin ella, probablemente habría elegido la muerte en ese lugar.

En ese momento, los dos nos pusimos de pie, nuestras manos juntas. Habíamos llegado a un acuerdo que no necesitaba palabras para ser entendido.

Los dos niños que no tenían a nadie a quien depender hicieron todo lo posible para sobrevivir.

En el lugar que fue nuestro pueblo hace unos días, saqueamos cadáveres y campos de comida, robamos a la gente por dinero, y en los barrios marginales que ahora eran nuestra casa, incluso matamos a personas en defensa propia.

Casi parecía que estábamos matando a los monstruos que nos atacaron.

Corriendo con tal muerte y desesperación, a la edad de diez comenzamos a imitar mercenarios, marchando a campos de batalla para participar en la supresión de monstruos.

EL cobarde Vincent y yo eramos cada vez más fuerte, y fue en torno a ese tiempo que empezamos a ver los cambios.

Vincent tenía un talento sorprendente para la espada, y cada vez que nos fuimos a la batalla, podía sentirnos cada vez más y más fuertes.

No vivimos la vida al máximo, vivimos todos los días sólo para vivir otro día más. Realmente fue una vida terrible.

Antes de que lo supiera, Vincent dejó de reír o llorar, no quería ver a mi amigo así.

Supongo que alguien murió en ese momento, alguien que estaba realmente feliz. Empecé a pensar así alrededor de ese tiempo.

Después de unos tres años más de trabajar como mercenario, recibí una herida menor debido a la falta de concentración en medio de una batalla. Aunque no era una amenaza para la vida, era imposible para mí continuar la batalla con una herida de ese tipo.

Pero cuando estás en medio de una guerra, a nadie le importan esas cosas. Mi oponente en ese momento lo vio como una oportunidad y levantó su espada.

Yo no tenía el poder ni la intención de evitar ese golpe en ese momento.

La espada bajó hacia mis ojos mientras esperaba que mi vida terminara, pero justo antes de que la hoja me alcanzara, el destello de dos espadas barrió.

El primero cortó los brazos de mi oponente mientras el segundo se clavó en su cintura, terminando su vida sin ni siquiera darle tiempo para gritar.

Con la sangre goteando de su cabeza de una herida que recibió antes, Vincent se volvió para mirarme. La persona teñida de sangre delante de mí y la persona que yo llamaba mi mejor amigo parecía completamente diferente el uno del otro.

Silenciosamente, me prestó su hombro, y nos retiramos a una zona segura. Finalmente pude recuperar el aliento.

「Cody, ¿estás bien? 」

「Sí, pero... es la primera vez que tienes que protegerme. 」

「…¿Es eso así? Ya veo... bueno, no es un mala sensación. 」

「¿uh? ¿Que es? 」

「La sensación de proteger a mi amigo, quiero decir. 」

「......」

「Son tan sucios... ¿se supone que debemos proteger a la gente con las manos tan sangrientas como estas? 」

Mientras lo decía, Vincent apretó los puños. ¿Fue en tono de alegría o tristeza que me pregunto? Era imposible para mí entender lo que estaba sintiendo.

Aun así, para que Vincent sólo pensara en proteger a otro en ese momento tenía que ser una señal.

「Bueno, ¿por qué no puedes protegerlos? 」

「¿eh? 」

Vincent mostró una expresión estúpida por un momento. Era insoportablemente divertido, pero me obligué a decir lo que pude.

「Si te unes a la Orden de Caballería, ¿no puedes proteger a cientos, no, a miles de personas, y no sólo a mí? 」

「¿Cómo podrían unos vagabundos como nosotros alguna vez unirse a la Orden... 」

「Es irrazonable, pero no es nada comparado con las dificultades que tuvimos que pasar para sobrevivir hasta ahora. 」

「Cody... 」

「Demonios, Vincent, eres claramente más fuerte que yo, pero no puedo ser tan débil. 」

「¿Y qué pasa con nuestro pasado? 」

「¡Eso no importa! ¡No se preocuparán por cosas que ocurrieron tan temprano en nuestras vidas como donde nacimos y crecimos!… probablemente. 」

「......」

「Elige, Vincent, ¿seguirás viviendo como lo haces ahora, o seguirás adelante y te unirás a la Orden de Caballería? 」

「... es justo como esa vez. 」

En ese momento, le pregunté si quería vivir o morir frente a una ciudad devastada.

Si recuerdo bien, ya había pasado seis años desde entonces.

「Cody, quiero cambiar este mundo donde los débiles son pisados por los fuertes. 」

「Cambia el mundo... Oye, estás haciendo un gran negocio otra vez. 」

「No puedo hacerlo solo, sin embargo, no hay manera de que pueda lograr este sueño sin tu poder. 」

「Los caballeros no son exactamente lo mio. Realmente no quiero estar por encima de la gente, y soy perezoso. 」

「Aún así, quiero hacer esto contigo. Un lugar donde niños como nosotros nunca volverán a aparecer, quiero hacer ese tipo de mundo. 」

「... Tú vas a causar mi muerte. 」

「No te preocupes por darme tu respuesta ahora, dame tu respuesta después de que terminemos esta pelea.」

Mientras me dejaba con el personal de socorro, Vincent inmediatamente regresó a las líneas de frente.

Mirando a su espalda, por primera vez en mi vida, mi pequeño amigo que siempre se escondía detrás de mí, había dado un paso delante de mí para perseguir sus propios sueños. Siempre pensé que era yo quien lo protegía, pero incluso si no estaba a su lado, seguro que Vincent tenía la habilidad de hacerlo.

Pero seguramente eso no significa...

Dijo con un rostro serio que iba a cambiar el mundo, y cuando pensaba en eso, no pude evitar encontrarme riendo.

Con cada risa, mi estómago dolía pero yo no paraba de reír.

「Si estoy con este tipo, ¿mi vida estará bien? 」

Mi malentendido que se aclaró cuando miré a la espalda de Vincent ese día mientras corría hacia las líneas de frente se ha grabado en mi mente para siempre.


◇◇◇◇


(Incluso si su boca dice eso, no hay manera de que Harold pudiera realmente decir eso juzgandolo por su apariencia.)

Por eso estoy de pie delante de Harold ahora.

No hay ninguna razón o base en cuanto al por qué, sólo había un sentimiento e intuición por lo que tuve que hacer esto.

Harold se parecía exactamente a Vincent.

Un muchacho que había sucumbido a sueños absurdos.

Oh, yo soy el peor. Sin siquiera considerar los sentimientos de Harold, estoy tratando de ayudarlo unilateralmente.

Preocuparse por él, cuando no quiere que se preocupen.

Ese egoísmo como si yo estuviera confiando a mi propia hija y mejor amigo a Harold. Lo llevaré de vuelta aunque tenga que vencerlo para hacerlo.

Saqué mi espada y tomé mi postura cuando sonó el sonido de un metal afilado.

Siempre me preguntaba cómo sería Harold si peleaba seriamente. Velocidad, técnica, destreza mágica, Harold está muy por encima de cualquier persona en el mismo año que él.

A pesar de que era capaz de canalizar mis técnicas de lucha para evitar ataques con volteretas, patadas rápidas, me siguió hábilmente apuntando a mis manos que he usado para el equilibrio para paralizar mi movimiento.

Era una manera de luchar donde no sería capaz de predecir de dónde vendría el ataque. Una técnica extremadamente difícil de zafarse.

Pero no puedo permitirme ser derrotado aquí.

Le pregunté a Harold cuando intercambiábamos golpes a alta velocidad.

「Harold, ¿cuáles son tus sueños para el futuro? 」

Era una pregunta sin ningún contexto.

Pero Harold devolvió mis palabras sin ser particularmente molesto.

「Yo vivo para mí, eso es todo. 」

Una respuesta breve.

Exactamente lo opuesto de Vincent que eligió el camino de proteger a otros.

Pero por alguna razón, no pude dejar de sentir que eran similares.

「Bueno, entonces hay otra pregunta: ¿Alguna vez has pensado en hacer amigos? 」

「Esas cosas son innecesarias. 」

Para evitar ser golpeado con la patada que tiró durante el intercambio, retrocedí un poco.

Sin hacer un golpe fatal, tengo que terminar la pelea. Tengo que ganar sin herirlo demasiado.

「¿No tienes nada que quieras hacer? ¡Debes hacer uso de tu vida para dejar un legado detrás para que otros sigan! 」

「¡Esas son sólo las palabras de los débiles! 」

No lo negaré. En primer lugar, los seres humanos son criaturas débiles. Así que nos juntamos y buscamos conexiones.

Está bien porque somos humanos, podemos ser débiles. Podemos apoyar, ser apoyados, conectarnos con otros y ser fortalecidos.

Pero Harold corta todo. Él intenta hacerse fuerte sí mismo sin creer en alguien que no sea él mismo.

Es demasiado solitario. No puedo imaginar lo mucho que la gente común tendría que cortar para obtener su fuerza.

Harold ha estado caminando por un camino que era diferente de Vincent y yo. Tal vez todavía está a mitad de camino.

No sé cuál es su objetivo, pero no se detendrá. No hasta que su vida se agote.

Aún así, incluso si las circunstancias fueran diferentes, incluso si el lugar a que estás apuntando es exactamente lo contrario de lo que fuimos.

Esa apariencia de ustedes que está tratando de resistir el mundo se superpone con el Vicente que tiene la intención de cambiar el mundo de una manera imposible.

Así que tengo que ayudarte.

"Un mundo donde los niños como nosotros nunca volverán a aparecer".

Porque ese es el juramento que hice con Vincent ese día.



Anterior     Índice     Siguiente

1 comentario: