23 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 349

Editado por Syru.

Media hora.


El tiempo pasaba lentamente. Xu Luo y Yun Meng se hicieron aún mayores. Su piel perdió su brillo y parecía que sus vidas estaban desapareciendo junto con el aura blanca.

Tres puntos amarillos finalmente aparecieron en la parte superior del Árbol de la Reencarnación.

Los tres puntos amarillos se volvieron más y más brillantes como si contuvieran un suministro sin fin de este misterioso poder.

Los ojos del anciano Hu se iluminaron y dijo, "¡Tres frutos de reencarnación!"

Justo en este momento, una luz cegadora y amarilla apareció del árbol de la reencarnación. Un pilar de luz amarilla se arrojó al cielo. La luz amarilla se disparó hacia las nubes del tercer piso y creó un anillo amarillo que se extendió.

Cuanto más se mantuvo el pilar de luz, más ancho el anillo se expandió.

El anillo de luz amarilla era de unos trescientos metros de ancho, por lo que todo el mundo en el tercer piso lo notaría.

Aparecieron más anillos de luz amarilla. Líneas se extendían desde los anillos, conectándolos entre sí hasta llegar al pilar. Esto hizo que el pilar parezca un tronco de árbol gigante. Entonces, más líneas se extendieron fuera de los anillos, formando ramas y hojas hasta que hubo un árbol grande que penetró en el cielo.

Un enorme Árbol de la Reencarnación que parecía estar sosteniendo el cielo en el tercer piso apareció de repente ante todos.

No era un árbol real, sino una ilusión. Sin embargo, la apariencia de esta ilusión hizo que todos los salvajes de la zona detuvieran lo que estaban haciendo y miraran el árbol antes de precipitarse locamente hacia él.

Wang Lin alzó la cabeza. Su corazón se hundió. Este árbol definitivamente atraería la atención de todos los salvajes aquí. Se acercaba una gran batalla.

¿Debería irse ahora y no esperar al fruto de reencarnación o esperar al fruto y luchar?

Wang Lin reflexionó un poco y luego sus ojos brillaron.

Justo en este momento, ocho rayos de luz negra llegaron desde el horizonte y se convirtieron en ocho ancianos. Rápidamente activaron el poder de sus tatuajes y cargaron contra la gente bajo el árbol.

Las restricciones más externas establecidas por Wang Lin se activaron, formando un escudo en forma de tortuga que cubrió cien metros desde los pies del árbol.

El poder de los ocho ancianos se estrelló contra el escudo, causando una enorme explosión.

¡Boom! ¡Boom!

Bajo los ataques continuos, las restricciones fueron destruidas capa por capa.

El anciano Hu formó un sello y disparó unos cuantos rayos de energía espiritual. La energía entró en las 16 banderas y luego 16 fantasmas volaron fuera de ellas.

Estos 16 fantasmas se reunieron para formar una tormenta negra. El poder se elevó a través de la tormenta y se estrelló contra las ocho personas que atacaban la formación, derribándolas varios metros.

El anciano Hu respiró hondo. Cerró los ojos y rápidamente activó la técnica en su mano.

Los ojos de Wang Lin se iluminaron y luego señaló a los ocho ancianos. Las restricciones restantes formaron una mano gigante que llegaba hacia ellos.

Uno de los ocho fue capturado de inmediato. Los ojos de Wang Lin brillaron y él susurró: "¡Explota!"

Con un golpe, la mano se rompió junto con la persona dentro de una lluvia de sangre y carne.

Wang Lin apuntó con su dedo de nuevo y la mano destrozada se reformó. Estos salvajes no habían alcanzado la etapa de cinco hojas; Sólo tenían cuatro hojas, por lo que eran como cultivadores del Alma naciente.

Justo en este momento, otro rayo de luz negra provenía de la distancia. Había una cara gigante dentro de la luz negra y estaba cubierta con tatuajes.

"Hermano Wang, protégeme mientras voy fuera y lucho contra ellos." El anciano Hu salió de las capas de restricciones y comenzó a pelear con los salvajes.

Media hora más tarde, el anciano Hu volvió con su cara sombría y dos heridas en su cuerpo. Estaba hecho un desastre. Cuando regresó, se sentó y dijo: "Los maté, pero vinieron dos más. No puedo vencerlos.

Wang Lin se levantó y salió.

Justo cuando salió de la restricción, vio a dos ancianos sosteniendo una cadena hecha de sus tatuajes. Estaban atacando la tormenta negra creada por las 16 banderas. Cada vez que la cadena golpeaba la tormenta, había una serie de crujidos.

En el momento en que apareció Wang Lin, los ojos  de uno de los ancianos se iluminaron. La cadena de tatuajes que estaba sosteniendo sacudió y se acercó a Wang Lin como una larga serpiente.

Un estruendo llego junto con la cadena de tatuajes. Wang Lin también podía sentir el alma de un dragón rugiendo dentro de la cadena.

Wang Lin permaneció en calma y extendió la mano. La niebla negra circundante se reunió para formar una lanza. Wang Lin agarró la lanza y la lanzó hacia la cadena del tatuaje.

¡Bang!

La lanza se desplomó y las grietas aparecieron en la cadena antes de que se rompiera en tatuajes individuales.

Los ojos del salvaje anciano se pusieron serios. Dejó escapar un rugido y sacó una piel de bestia roja. La piel de la bestia se incendió y se convirtió en una gran cacerola de hierro.

En el momento en que apareció la cacerola de hierro, los tatuajes destrozados rápidamente se reunieron en la cacerola de hierro.

Wang Lin alzó su mano derecha y otra lanza apareció en su mano, luego se lanzó como un relámpago.

Había temor en los ojos del anciano cuando él estaba de pie sobre la cacerola de hierro. Cantaba un hechizo complicado y luego la cacerola de hierro de repente creció al tamaño de una pequeña montaña. El anciano voló con la cacerola de hierro y esquivó la lanza de Wang Lin.

Entonces la cacerola de hierro se estrelló desde el cielo. Antes de que Wang Lin pudiera alejarse, innumerables grietas aparecieron bajo sus pies.

Su cuerpo estaba siendo suprimido por una fuerza invisible, lo que hacía que se ralentizara.

Al mismo tiempo, el otro salvaje se volvió hacia Wang Lin y lanzó una cruel sonrisa. Agitó su brazo y los tatuajes volaron de su mano, apilados juntos, y voló hacia Wang Lin.

Los ojos de Wang Lin seguían tranquilos. Abrió los brazos y dijo: “¡Muro de restricciones, aparece!

Incontables lanzas hechas con niebla de restricción salieron de la niebla hacia los tatuajes que el salvaje había lanzado.

Al mismo tiempo, Wang Lin tocó su bolsa de almacenamiento para sacar la espada celestial. Con ambas manos, hizo girar la espada hacia el cielo.

Un rayo de energía de espada se disparó y chocó con la cacerola de hierro.

La cacerola de hierro temblaba y se oían innumerables grietas. El anciano que estaba de pie en él, tosió sangre. Sus ojos se llenaron de sorpresa. Sin embargo, dejó escapar un rugido feroz justo después. Entonces cinco hojas aparecieron en su cabeza y cubrieron rápidamente su cuerpo entero. Una hoja bajó por sus pies y cayó sobre la cacerola de hierro, sellando las grietas. La cacerola de hierro recuperó su brillo y volvió a presionar hacia abajo.

Estaba a sólo sesenta metros de Wang Lin.

Los ojos de Wang Lin se pusieron fríos. Sin vacilar, lanzó la espada celestial al aire.

La espada celestial cargó a través de la cacerola de hierro como si estuviera cortando papel. El anciano se sorprendió cuando fue dividido por la mitad.

La sangre salpicaba por todas partes.

La restricción a Wang Lin desapareció. Abrió la boca y un sello salió volando de él, rompiendo hacia el otro salvaje mientras luchaba contra las innumerables lanzas.

La expresión de ese salvaje cambió y de repente una piel de bestia apareció en su mano. La piel de la bestia formó una mano gigante que se estrelló contra el sello.

Wang Lin resopló. Se movió hacia adelante, tocó su bolsa, y una campana apareció en su mano. Lanzó la campana dorada al salvaje. El salvaje ya se estaba volviendo loco mientras trataba con la lanza y el sello. Justo cuando estaba a punto de sacar otra piel de animal, fue tragado por la campana.

Wang Lin agitó su mano derecha y la campana volvió a él. A continuación, rápidamente selló la campana. Mientras la guardaba, seguía oyendo el sonido de la campana.

Wang Lin recuperó la espada celestial y el sello negro antes de volver a la restricción.

Después de volver al interior, los alrededores se quedaron quietos, dejando atrás sólo los restos sangrientos de la batalla.

Dentro de la restricción, el anciano Hu se sentó bajo el Árbol de la Reencarnación con temor en sus ojos hacia Wang Lin. Después de presenciar esa batalla, su temor hacia Wang Lin se hizo aún más fuerte.

"¿Cuánto tiempo más?" Wang Lin miró el Árbol de la Reencarnación. Los tres puntos tenían ahora el tamaño de un puño.

El anciano Hu con confianza dijo: "¡Pronto, sólo media hora más y los frutos estarán listos!"

Wang Lin dijo: "Eso es demasiado largo. Eran sólo chamanes de cinco hojas, no de chamanes de seis, que son equivalentes a cultivadores de la Formación de alma. Puedo retener a uno de ellos de nuevo, pero si dos vienen, no podré hacer mucho. También hay chamanes de siete hojas aquí; ¡Son los mismos que los cultivadores de la Transformación del alma!"

La expresión de Hu se volvió sombría. Justo cuando estaba a punto de hablar, su expresión cambió mucho. Wang Lin dejó escapar un suspiro y miró.

A lo lejos, veinte rayos de luz negra se dirigían hacia ellos. Seis de esas luces negras contenían rostros gigantes. Los dos en el frente eran especialmente grandes. Las luces negras que emitían eran como llamas demoníacas furiosas. Los tatuajes de seis hojas aparecerían y desaparecerían constantemente en sus frentes.

Después de que llegaron a la restricción, todos tomaron forma humana. Los dos chamanes de seis hojas en el frente eran los mismos que persiguieron a Wang Lin y al anciano Hu, pero fueron atraídos por la bestia de la tortuga.

Había unos cuantos más tatuajes en la anciana, así como rastros de rojo en su cuerpo. El proceso de absorción había terminado claramente. Ella soltó una sonrisa mientras su mano marchita se levantaba hacia delante.

La tormenta oscura ya debilitada se rompió. Los 16 fantasmas se disiparon y las 16 banderas se rompieron.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: