23 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 344

Editado por Syru.

¿Aún recuerdas a Riqueza?


Ese gigante probóscide parecía muy amenazante. La bestia Mosquito era muy receloso del Sapo del Trueno, así que se cuidó de dejar salir sonidos.

El Sapo del Trueno miró a la bestia Mosquito con una expresión provocadora.

Wang Lin sonrió débilmente y saltó del Sapo del Trueno. Ignoró a las dos bestias que se miraban y se dirigían hacia la pagoda.

De pie frente a él, se estrechó las manos, respiró hondo y dijo, "Senior, a junior le fue encomendado por el sénior Zhou Yi cuidar de usted por mil años. El Cementerio Inmortal será muy peligroso, así que quisiera pedirle a la sénior que me preste una espada celestial".

Con eso, Wang Lin se inclinó y entró en la pagoda.

En la planta superior, Wang Lin vio el cadáver de la mujer vestida de blanco. El cadáver yacía sobre una cama de jade celestial. No había ningún movimiento en absoluto. Junto a ella había dos espadas celestiales, una grande y otra pequeña, que liberaban ondas de energía espiritual celestial.

Mirando las dos espadas celestiales, Wang Lin comenzó a reflexionar. Su mirada se clavó en la espada más grande que en la más pequeña.

Wang Lin sentía que esta gran espada le resultaba familiar cuando lo vio por primera vez. Sin embargo, era demasiado peligroso pensar realmente en ello entonces. Después de regresar, estuvo con Li Muwan todo el tiempo, así que no tuvo tiempo de pensar en otra cosa.

Ahora que lo miraba después de que todo hubiese terminado, ese sentimiento de familiaridad era aún más fuerte.

"Debo haber visto esta espada en algún lugar antes..." Wang Lin reflexionó durante mucho tiempo antes de llegar a la espada. No hubo ningún malestar mientras sostenía la gran espada celestial en su mano.

Esta espada ya no podía considerarse una espada sino una barra rectangular.

Wang Lin se sobresaltó y empezó a meditar. Después de mucho tiempo, sus ojos se iluminaron y él gritó, "¡Riqueza!"

¡Era Riqueza!

Cuando Wang Lin estaba en la secta Heng Yue, le dieron un símbolo de su maestro para escoger una espada voladora. La que él escogió fue la espada voladora más ridícula de la secta Heng Yue, Riqueza!

Wang Lin caminó por la pagoda llena de confusión. Se quedó frente a la pagoda mirando la gran espada.

Recuerdos de hace más de cuatrocientos años pasaban en su mente. Pensando en el momento en que vio por primera vez Riqueza, se sintió muy arrepentido. Todavía podía recordar la espada de cuerpo dorado. Sin embargo, no brilló debido a la calidad de la espada; Era debido a la capa de oro que cubría la superficie.

El oro ni siquiera fue usado para esconder una valiosa espada. Lo que estaba bajo el oro era el tipo más común de hierro.

Con la espada en la mano, Wang Lin recordó dos piedras gigantes en la empuñadura de la Riqueza. Sin embargo, las dos gemas no tenían energía espiritual en absoluto. Sólo estaban allí de adorno.

Hasta las borlas de Riqueza estaban hechas de hilos de oro.

Riqueza desapareció dentro del vacío cuando se destruyó la bolsa de Wang Lin.

Si no fuera por esta espada celestial, Wang Lin no habría recordado a Riqueza.

Sin embargo, mirándolo ahora, además de las dos gemas gigantes y las borlas de oro, las dos espadas eran sorprendentemente similares.

Los ojos de Wang Lin brillaron. No creía que esto fuera una coincidencia. ¿Podría ser que el creador de la Riqueza una vez vio esta espada celestial? Pero tampoco tenía sentido.

El antepasado de Zhao debe haber sido un cultivador del Alma naciente como mucho. ¿Cómo pudo haber ido al Reino Celestial y haber visto la espada que estaba oculta hasta que la mujer vestida de blanco la invocó?

Wang Lin comenzó a reflexionar. Comenzó a recordar la vida de ese anciano que estaba grabado en el letrero junto a la Riqueza.

Esa persona era originalmente inútil en la secta Heng Yue, pero fue capaz de salvar a la secta Heng Yue de un desastre una vez. Entonces él murió y dejó detrás esta gran espada para los discípulos futuros.

"Una persona completamente inútil fue capaz de salvar la Secta Heng Yue. ¡No lo pensé demasiado en aquel entonces, pero pensando en ello ahora, ese anciano debe haber tenido algún secreto!" Los ojos de Wang Lin se iluminaron. Volvió a mirar la espada celestial en su mano.

"Esta espada celestial ya ha perdido su alma, por lo que es mucho más débil. Si quiero usarla con todo su poder, necesito un alma de espada para ello... "Pensando en esto, Wang Lin dio una palmada en su bolsa de almacenamiento.

“¡Ven, Xu Liguo!”

Un pilar de humo gris salió de la bolsa y se convirtió en Xu Liguo. Después de que salió, golpeó su pecho. Tenía una mirada muy excitada en sus ojos.

Xu Liguo rugió unas cuantas veces. "Por fin estoy fuera, jaja..."

En ese momento, el Sapo del Trueno y la bestia Mosquito que se miraban se voltearon y miraron a Xu Liguo.

Xu Liguo se tranquilizó rápidamente al ver a las dos bestias.

La mano derecha de Wang Lin se extendió y agarró a Xu Liguo. Xu Liguo soltó un grito cuando Wang Lin lo lanzó a la espada celestial.

La espada se estremeció de repente y el color dorado se atenuó

Wang Lin frunció el ceño y señaló su frente. Las almas errantes salieron una por una y entraron en la espada celestial.

El color de la espada volvió a oscurecerse. Pronto, se volvió negra.

Wang Lin apretó la mano derecha sobre la espada. Después de reflexionar durante un rato, murmuró para sí mismo: "Usar almas errantes como el espíritu de la espada sólo puede activar una parte del poder de la espada. Si utilizo un Devorador de Almas, entonces debería ser capaz de usar más de su poder. Lamentablemente, no tengo tiempo suficiente, pero debo ir a capturar un Devorador de Almas en el futuro!"

Wang Lin se puso de pie y apartó la espada. Luego tocó la pagoda, haciendo que se encogiera de inmediato. Lo guardó en el interior de su bolsa.

Entonces Wang Lin inhaló, guardó el Sapo del Trueno y la bestia Mosquito, y luego desapareció.

En la casa de la viejo Zhou en el pueblo de Damasco, una mujer miraba a una niña con una mirada tierna.

"Ru Er, tu papá fue a buscarte un poco de ginseng para ayudar a nutrir tu cuerpo. No sé qué le pasa a esta niña para que su cuerpo sea tan débil.”

La mujer estaba sosteniendo a la bebé mientras cantaba una canción de su pueblo. La respiración de la niña era constante. Parecía que ya se había quedado dormida.

Después de asegurarse de que el bebé se había quedado completamente dormido, la mujer bajó al bebé y la besó en la frente antes de ir a la cocina a preparar la comida.

Justo cuando la mujer se fue, otra persona apareció en la habitación.

Wang Lin miró fijamente a la niña con ternura en sus ojos. Su mano tembló cuando él tocó suavemente a la bebé y susurró: "Wan Er..."

"Olvidé qué día, mes y año fue en el que nos conocimos fuera del Mar del Diablo, pero recuerdo tu sonriente pero triste expresión hacia mí".

Las pestañas de la niña temblaron cuando sus claros ojos se abrieron y miró silenciosamente a Wang Lin.

Debido a que su Alma naciente estaba dormida, el cuerpo era demasiado débil para sostener cualquiera de sus recuerdos. Aunque ella no podía recordar su nombre, su voz, o su apariencia, el sentimiento de él era algo que fue grabado por siempre en ella.

La mirada de la niña hacia Wang Lin ya no estaba clara, pero llena de confusión. Ni siquiera notó la lágrima que cayó de los ojos.

El corazón de Wang Lin dolía mientras miraba fijamente a la niña.

Me diste una lágrima y pude ver todo en tu corazón...

Wang Lin miró a la niña durante mucho tiempo. El tiempo pasaba, pero ella todavía sostenía su mirada.

"Voy vendré a recogerte..." Wang Lin suavemente susurró antes de irse.

Justo cuando se fue, el agua llenó los ojos de la niña y ella comenzó a llorar.

La mujer que estaba cocinando en la otra habitación entró rápidamente en la habitación, recogió a la niña y comenzó a consolarla.

El grito de la niña se detuvo, pero ella seguía mirando hacia fuera de la habitación. Sus ojos están llenos de confusión.

Tie Yan se sentó con las piernas cruzadas en la cueva mientras vigilaba a la niña. Se había acostumbrado a estar en medio del cultivo de puertas cerradas durante el último año. Hace medio año, Yu Fei le envió un mensaje para que cambiara, pero rechazó la oferta.

Después de Tie Yan entró en el mundo de la cultivación, no había experimentado nada parecido a lo que había experimentado en este último año. Tenía su conciencia divina extendida por toda la aldea todos los días. Conocía a todas las familias ya todas las personas del pueblo.

Este sentimiento era muy misterioso. De hecho, Tie Yan había renunciado a cultivar y había surgido en el mundo de los mortales.

Wang Lin entró en la cueva. Cuando vio a Tie Yan, sus ojos de repente se enfocados.

Tie Yan rápidamente se levantó para saludar a Wang Lin.

Wang Lin dijo, "No está mal en comparación con Lu Fei. Todo lo que tienes que hacer es mantener así y puedes llegar a la Formación del alma. Sin embargo, recuerda que tienes que alcanzar el pico del Alma naciente primero."

Tie Yan se sobresaltó. Él asintió rápidamente.

Wang Lin reflexionó un poco antes de sacar una talla del dominio del tiempo. Él dijo: "Te estoy dando esto. Estúdiala bien.”

Tie Yan silenciosamente miró a la talla de madera.

Wang Lin se sentó sobre el Mosquito y voló hacia el Cementerio Inmortal.

En este momento, dentro del Mar del Diablo, había algo que se revolvía dentro de la Estrella Caótica Rota.

En el Mar de Sangre dentro de la Tierra del Dios Antiguo.

El mar de sangre parecía muy diferente de antes. La mayoría de los pilares habían desaparecido; Sólo quedaba el pilar donde Ta Sen se sentaba.

Había menos de cien cultivadores dentro del Mar de Sangre. Cada uno tenía una astilla roja en la frente. Todos ellos estaban cultivando silenciosamente.

Entre estas personas, había un montón de gente con la que Wang Lin estaba familiarizado, como Gu Di.

Cada uno de ellos liberaba un aura demoníaca que olía a sangre. Mientras cultivaban, la sangre en el Mar de Sangre entraba lentamente en sus cuerpos.

Sobre el pilar en el que se sentaba Ta Sen, estaba sentado un hombre con el pelo largo y rojo. Tenía la cabeza baja.

En el suelo debajo de él había innumerables palabras talladas por sus uñas.

Eran dos palabras tallada una y otra vez.

"¡Wang Lin!"

Este hombre pelirrojo era Ta Sen, el que obtuvo la herencia del poder del Dios Antiguo. El pelo le cubría la cara, pero sus ojos llenos de odio eran visibles.

"Wang Lin, la vida del cuerpo del Dios Antiguo está llegando a su límite. Una vez que eso ocurra, podré escapar de aquí. Wang Lin, es mejor no morir. ¡Sigue conservando esa herencia de conocimiento segura para mí!"



Anterior     Índice     Siguiente

4 comentarios:

  1. Gracias!
    Hmm, le tendría que haber aconsejado más capaz, si fue capaz de llegar a la Formación del Alma solo, sería mejor que haga su propio Dominio...
    No había pensado que si Wan Ling mata a Ta Sen, puede conseguir la herencia de la Fuerza del Dios Antiguo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xd algo me doce que si logra obtener el tesoro del país rango seis además de la herencia del poder y subir su cultivo a rango medio y 3 estrella respectivamente el mensajero del cielo va a aparecer darse la vuelta e irse

      Eliminar