11 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 303

Editado por Syru.

Cada uno tiene su propios planes.


Ambos eran personas decisivas, así que cuando hicieron el acuerdo, no hubo vacilación mientras los dos avanzaban rápidamente a través de las ruinas hacia la cueva llena de alimentos de bestias celestiales.

Desde su posición actual, podían ver la cueva en la distancia.

No muy lejos estaba el cadáver del tercer hermano sénior, que había sido asesinado por Sun Lei.

Sun Lei miró a la cueva desde lejos y susurró: “Cuando las bestias celestiales comen un alimento de bestias celestiales, fortalecen sus cuerpos, pero son completamente inútiles para nosotros. No puedo creer que todavía que haya tantos alimentos de bestias celestiales en este Templo de la Bestia Celestial. Esto debe ser debido al alimento de bestias celestiales negro. ¿El compañero cultivador sabe por qué existe ese alimento negro?

Los ojos de Wang Lin estaban tranquilos mientras él respondía: "Creo que tiene algo que ver con ese esqueleto negro". Recordó que la primera vez que vio la línea negra, se movía dentro del esqueleto. Cada vez que entraba y salía, el esqueleto temblaba como si fuera a volver a la vida.

Sun Lei colocó pedazos de jade y dijo lentamente: "La experiencia del compañero no es ordinaria. Ese alimento negro de bestias celestiales debe haber usado algún método para devorar la carne e incluso el alma celestial de ese esqueleto durante la catástrofe que destrozó el Reino Celestial. Se escondió dentro del esqueleto y luego, después de un largo período de tiempo, ¡ganó su propio dominio! Ésa debe ser la razón por la cual hay tantos alimentos de bestias celestiales alrededor; Todos deben ser su descendencia".

Wang Lin permaneció en silencio.

Sun Lei dijo, en un tono serio: “Compañero cultivador, en un momento, atraeré a esos alimentos de bestias celestiales con una técnica. Vamos a matar a tantos como podamos, y una vez que la línea negra se mueva, nos encontraremos de nuevo donde nos conocimos.

Wang Lin asintió con la cabeza. Él agitó su mano derecha y el Mando de la Bestia se transformó en el Sapo del Trueno.

"¡Sapo del Trueno!" Los pupilas de Sun Lei se encogieron mientras miraba a Wang Lin. Estaba aún más seguro ahora que Wang Lin estaba ocultando su nivel de cultivo. ¿Cómo podría capturar una rara bestia espiritual de nivel alto de lo contrario?

Wang Lin calmadamente dijo: "Empecemos."

Sin una palabra, Sun Lei formó un sello y gritó. La espada detrás de su espalda inmediatamente voló y disparó a la cueva.

Hubo un sonido sordo antes de que la espada de repente retrocediera. Siguiéndolo muy de cerca estaba una bola de alimentos de bestias celestiales. Innumerables alimentos saltaron de la bola hacia Sun Lei y Wang Lin.

Esta escena haría que el cuero cabelludo de alguien se entumezca.

Si ellos fueran atrapados por ellas, su destino sería el mismo que el del esqueleto.

Sun Lei soltó un rugido y todos los jades que había dejado en el suelo se rompieron. El humo iridiscente salió de los jades y cubrió los alimentos. Pronto, los alimentos de bestias celestiales cayeron al suelo, temblando.

Sin embargo, había simplemente demasiados de ellas, por lo que el humo iridiscente desapareció en sólo unas pocas respiraciones. Sin una palabra, Sun Lei saltó hacia atrás cuando su espada voló sobre su cabeza y señaló hacia ellos. El Qi de espada se disparó hacia las bestias. Dondequiera que pasara, gran cantidad de ellos murió.

Sin embargo, el túnel todavía estaba cubierto de alimentos de bestias celestiales. Querían venir y devorar todo lo que estaba vivo.

Sun Lei continuó retrocediendo. Los ojos de Wang Lin se iluminaron mientras el abdomen del Sapo del Trueno se hinchaba y una ola de trueno se oía dentro. Pronto, abrió la boca y salió una bola de relámpago, seguida de un rugido de truenos.

De repente, los cuerpos de la ola de alimentos de bestias celestiales se torcieron y desaparecieron en el relámpago.

Sun Lei se sobresaltó. No creía que el relámpago fuera tan poderoso. Su temor hacia Wang Lin aumentó.

La bola de relámpago contenía el poder de los cielos. Fue capaz de avanzar diez metros antes de desaparecer. Sin embargo, los alimentos llegaron sin cesar.

Wang Lin retrocedió y señaló el Sapo del Trueno. El vientre del sapo de trueno se hinchó y luego escupió otra bola de relámpago hacia los alimentos.

La bola de relámpago rugió hacia ellas. Los innumerables alimentos por primera vez parecía sentir miedo. En lugar de avanzar, parecían querer alejarse de la bola de relámpago.

Sin embargo, justo en este momento, un fuerte rugido resonó y una línea negra apareció entre los alimentos de bestias celestiales. La línea negra se movía a través de todas las otras bestias y cargaba hacia la bola de relámpago sin ningún miedo.

Después de que el Sapo del Trueno escupió dos bolas de relámpagos, estaba muy cansado y parecía debilitado. Cuando Wang Lin vio el alimento negro, no dudó en recuperar rápidamente el Sapo del Trueno y escapó. Mientras corría, señaló su frente y aparecieron muchas almas errantes.

En cuanto a Sun Lei, reveló una mirada de vacilación antes de soltar un suspiro y renunciar a la idea de entrar en la cueva después de que las bestias celestiales comenzaron a perseguir a Wang Lin. Después de todo, era demasiado peligroso, y cualquier paso en falso podría llevarlo a la muerte.

Así, cuando Wang Lin retrocedió, también retrocedió y rápidamente escapó en otra dirección.

En cuanto a la bola de relámpago, la línea negra perforó en ella, haciendo que se encogiera. Después de una serie de chisporroteos y estallidos, la bola de relámpago desapareció por completo.

El alimento negro de bestias celestiales dejó escapar un fuerte rugido. Se podía ver que su cuerpo ya no era negro, sino violeta, y hubo algún relámpago que surgía en la superficie.

Condensaba su cuerpo y saltó hacia delante con tanta rapidez que ni siquiera la conciencia divina podía detectarlo la mayor parte del tiempo.

El objetivo que eligió no era Wang Lin, sino Sun Lei.

Mientras Wang Lin se escapaba, su expresión cambió repentinamente cuando sacó la Bandera de Restricción y arrojó algunas píldoras a la boca. Una fuerza de succión provenía del Mando de la Bestia, y después de un largo tiempo, finalmente se detuvo. Wang Lin se levantó. Su cara estaba un poco fea.

"Esta vez, el Mando de la Bestia comenzó a tomar energía espiritual medio día antes. El Sapo del Trueno debió haber gastado demasiada energía. Aunque este Mando de la Bestia es fácil de usar, el costo es demasiado alto". Wang Lin reflexionó un poco antes de volar.

A lo largo del camino, las almas errantes atravesaron las paredes y regresaron a él una por una. Una vez que todas regresaron, Wang Lin descubrió que ninguno de ellas faltaba. Esto lo hizo muy feliz, ya que eso significaba que el alimento negro eligió perseguir a Sun Lei esta vez.

No mucho después, Wang Lin llegó a la cueva donde acordaron reunirse y se sentó. Extendió su conciencia divina y encontró a Sun Lei en una cueva a unos tres mil metros de distancia.

El actual Sun Lei estaba en un estado muy lamentable. Su ropa estaba rasgada, revelando una armadura de plata debajo. Era evidente que la armadura de plata fue lo que le permitió escapar del alimento negro de bestias celestiales dos veces.

Su mano derecha estaba cubierta de sangre y le faltaba un dedo.

Él estaba sentado allí, cultivando con una expresión sombría. Cuando la conciencia divina de Wang Lin escaneó más allá del área, su expresión cambió inmediatamente y reveló una pizca de temor.

Los ojos de Wang Lin se iluminaron. Saltó a la pared y activó la técnica de [Escape Terreo] para moverse hacia Sun Lei.

Sun Lei también lo notó y rápidamente sacó varias píldoras. Él reveló una expresión de dolor cuando las tragó y rápidamente se sentó para cultivar.

Tres mil metros no era una distancia muy lejana para un cultivador de la Formación de alma, pero había muchas cuevas por atravesar y un misterioso poder que impedía la teletransportación. Media hora más tarde, Wang Lin apareció dentro de la cueva en la que estaba Sun Lei.

La expresión de Sun Lei se volvió fea. Él movió su mano derecha mientras miraba fijamente a Wang Lin.

Wang Lin dijo con calma: "Hermano Sun, por favor continúe cultivando mientras yo te protejo".

Wang Lin suspiró en secreto. Él no sabía qué píldora Sun Lei había tragado, pero le permitió a Sun Lei recuperar el ochenta por ciento de su fuerza de un estado debilitado. Wang Lin tuvo que renunciar a su plan anterior.

Sun Lei se sobresaltó cuando no esperaba que Wang Lin dijera esto. Por supuesto, él no lo creyó, pero él todavía dijo: "Entonces voy a molestar al compañero cultivador."

Wang Lin no dijo nada y se sentó con las piernas cruzadas.

Sun Lei se mantuvo en guardia cuando rápidamente absorbió la píldora dentro de su cuerpo. Tres horas más tarde, Sun Lei estaba completamente recuperado y su mirada hacia Wang Lin ya no era tan oscura.

Sun Lei se puso de pie y dijo, "Compañero cultivador, mi cultivo ya se ha recuperado. ¿Qué tal si volvemos?”

Wang Lin asintió con la cabeza, se levantó y rápidamente voló hacia una de las cuevas con Sun Lei justo detrás de él.

Los dos permanecieron en silencio todo el camino y pronto llegaron cerca de la cueva. En el momento en que llegaron los dos, un gran número de lineas cargaron de la cueva.

Los ojos de Sun Lei se iluminaron y él gritó, "Compañero cultivador, quédate atrás. ¡Esta vez, debo vengar mi dedo!" Con eso, él palmeó su bolsa de almacenamiento y un abanico negro salió volando.

No se sabía de qué material estaba hecho ese abanico, pero en el momento en que apareció, una aura fría se extendió y una capa de hielo negro se formó en las paredes.

El hielo negro continuó expandiéndose, y en un abrir y cerrar de ojos llegó cerca de Wang Lin. Wang Lin permaneció en calma mientras sacaba su Bandera de Restricción y la sacudía. La niebla negra rodeó a Wang Lin y el aura helada se movió alrededor de la niebla negra, pero esto formó una capa amortiguadora entre Wang Lin y Sun Lei. Los ojos de Wang Lin se iluminaron y él silenciosamente sacó una talla de madera del paso del tiempo de su bolsa de almacenamiento.

En este momento, esas líneas cargaron de la cueva. Parecía que sus números no habían disminuido en absoluto. Esta vez, la línea negra estaba delante. Era evidente que quería matar.

Sun Lei respiró hondo mientras su mano formaba sellos diferentes antes de señalar esta frente. De repente, su alma origen salió y agarró el abanico. Su alma origen reveló una expresión de dolor. Era como si acabara de agarrar un trozo de hierro caliente.

Su alma origen sostenía el abanico y lo balanceaba ante el alimento negro. De repente, una ola de viento negro voló hacia los alimentos de bestias celestiales.

De repente, cada uno de los alimentos de la bestia dejaron de moverse y parches de hielo negro se extendieron. En un instante, el área se convirtió en un mundo de hielo negro.

Sin una palabra, el alma origen de Sun Lei regresó a su cuerpo y cargó hacia la cueva. Él sonrió. "Compañero cultivador, mi técnica tiene un límite y sólo puede durar diez respiraciones. Primero voy a seguir adelante y luego a salvarte.

Wang Lin permaneció en calma mientras soltaba una débil sonrisa burlona.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios:

  1. Gracias!
    Qué será el Metal Celestial, espero que lo consiga y le deje la Espada a Sun Lei, no estaría mal que de vez en cuando tenga una alianza con alguien xD

    ResponderEliminar