11 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 289

Editado por Syru.

Tesoro de la Táctica del Dios Antiguo.


Wang Lin tomó una decisión y eliminó la idea de volver a Chu por ahora. De inmediato se detuvo y reflexionó durante un rato, luego apretó los dientes y dio una palmada a su bolsa. La Bestia Mosquito inmediatamente salió y lo rodeó varias veces.

Wang Lin saltó en la espalda de la bestia y envió un mensaje al Mosquito. El Mosquito soltó un sonido mientras agitaba su probóscide, pero no avanzó. En cambio, parecía como si estuviera tratando de complacer a Wang Lin.

Esta expresión parecía muy extraña en esta bestia. Si alguien más viera esto, estarían aterrorizados. Después de todo, la apariencia de esta bestia es terrorífica.

Wang Lin sonrió débilmente. Sacó unas píldoras y las arrojó hacia adelante. La bestia del mosquito reveló inmediatamente una sonrisa y voló adelante y devoró las píldoras.

Justo como esto, Wang Lin continuó lanzando las píldoras y la bestia del mosquito siguió volando adelante. Pronto, esa botella de pastillas estaba vacía. Wang Lin frotó la cabeza de la bestia y dijo: “De acuerdo, pequeño mocoso. No más píldoras para ti hoy. Si vuelas más rápido hoy, te daré más mañana”.

La Bestia Mosquito dejó escapar un rugido mientras se movía como un rayo a través del cielo.

En el camino, Wang Lin se sintió bastante satisfecho. Su venganza estaba completa y su nivel de cultivación había alcanzado una nueva altura. Esto le hizo sentir muy feliz. Wang Lin soltó una carcajada que llenó los cielos. La Bestia Mosquito debajo de él pareció notar esto y rugió con él.

A medida que las dos voces se hacían cada vez más fuertes, hicieron que el país de cultivo por debajo de ellos se pusiera muy alerta. Varias conciencias divinas llegaron a comprobar, pero en el momento en que notaron el nivel de cultivación de Wang Lin y la bestia por debajo de él, inmediatamente se retiraron y no se atrevieron a molestarlos.

En este momento, en una ciudad humana en el país de cultivo por debajo de Wang Lin, un viejo de aspecto desaliñado con una sonrisa en su rostro, dijo a un pequeño cultivador del Establecimiento de la base: "Pequeño hermano, veo que eres muy talentoso y lleno de energía. De ninguna manera eres una persona normal. Sin embargo, sin guía, me temo que no tienes esperanza en llegar a la etapa de la Formación del núcleo".

El pequeño cultivador miró fijamente al anciano y gritó: "¡Lárgate! ¡Si sigues bloqueando mi camino, no me culpes por ser despiadado!"

El desordenado anciano dijo, "Tsk tsk", y señaló el cielo hacia Wang Lin. "¿Lo ves? Ese pequeño niño sólo estaba en el Alma naciente cuando lo conocí, pero ahora ha llegado a la Formación del alma. ¿Qué tal? ¿Quieres que lo llame para probártelo?”

El pequeño cultivador dejó escapar un resoplido frío y miró el punto negro que ya había volado en la distancia y dijo, "¡Lárgate!"

Con eso, apartó al anciano y se alejó.

El anciano soltó un suspiro y reveló una expresión de pesar antes de correr inmediatamente hacia el cultivador con un puñado de fichas en la mano y dijo: "Hermano pequeño, tengo símbolos para las ocho grandes sectas de Sang Mi, incluso símbolos del patriarca. ¡Estos son elementos de gran alcance para protegerse! Si alguien se atreve a meterse contigo, solo tira uno y diles que se atrevan.”

Wang Lin no vio esto, pero cuando terminó de reír, sacó una talla de madera de su bolsa de almacenamiento. Esta talla de madera es la del anciano con el dominio de paso del tiempo. Movió su mano izquierda y apareció una bola de luz dorada. Luego se mordió la punta del dedo para extraer una gota de sangre antes de fundirla con la luz dorada y empujarla en la talla de madera.

De repente, la talla de madera tembló. Ahora había una vena de sangre extra moviéndose dentro de la talla. Si uno miraba de cerca, no había una sola, sino más de treinta de estas venas de sangre dentro de la talla.

Estas venas sanguíneas se movían y, a menudo, pasaban entre ellas sin entrar en contacto.

Este fue el resultado de la práctica de Wang Lin en los últimos días.

El tiempo pasó rápidamente y, en un abrir y cerrar de ojos, había pasado un mes. Wang Lin se sentó en la espalda de la Bestia Mosquito cuando pasaron por una serie de matrices de transferencias, una tras otra, antes de llegar finalmente al Mar del Diablo.

En las últimas décadas, había habido una guerra constante dentro del Mar del Diablo. Con los ataques de varios países de cultivo y la represalia de los cultivadores demoníacos, la guerra había llegado a un punto muerto.

La meta de Wang Lin era la Tierra del Dios Antiguo. Después de obtener la herencia de la memoria, tenía una técnica que le permitiría entrar y salir del lugar a voluntad.

Wang Lin pensó durante mucho tiempo. Sólo allí sería capaz de completar la Bandera de Restricción sin provocar la retribución divina que destruiría la bandera. Aparte de eso, había un montón de bestias espirituales e incluso bestias desoladas allí. Wang Lin quería coger una.

Quería hacer todo lo posible para prepararse para cuando la Puerta Celestial de la Lluvia se abra. Incluso tenía planes de visitar el campo de batalla extranjero para reunir suficientes almas errantes.

Wang Lin predijo que, siempre y cuando no entrará en la primera barrera, Ta Sen no será capaz de detectarlo. Incluso si Ta Sen pudiera, con el nivel de cultivo de Wang Lin, todavía podría salir antes de ser atrapado.

Ahora que tenía esta idea, se puso el sombrero de paja que obtuvo del viejo desaliñado y cargó directamente hacia la Tierra del Dios Antiguo.

Bajo el efecto del sombrero de paja, algunos de los cultivadores más débiles ni siquiera se atrevían a obstruirlo y lo dejaban pasar.

La guerra en el Mar del Diablo nunca se detuvo. Aunque no hubo batallas a gran escala como hace muchos años, todavía había pequeñas peleas que ocurren por todas partes.

Sin embargo, todas estas peleas fueron controladas, por lo que sólo los cultivadores de la Formación del núcleo y por debajo participaron. Los cultivadores del Alma naciente rara vez entraban en estas peleas. Parecía que ambas partes estaban guardando su poder para la próxima gran pelea.

Por lo tanto, nadie se molestó en detener a Wang Lin en absoluto. Aunque algunos cultivadores de la Formación del alma desplegaron sus conciencias divinas, una vez que notaron a Wang Lin, lo dejaron pasar.

La velocidad de Wang Lin fue muy rápida. Si hubiera bestias que se atrevieran a bloquear su camino, la Bestia Mosquito se precipitaría y devoraría su núcleo. Después de varios días de pasar a través de matrices de transferencia, llegó a la parte interior del Mar del Diablo.

Justo cuando salió de la matriz de transferencia, notó una batalla cerca. Después de comprobarlo con su conciencia divina, ya no le importaba y sacó su mapa de jade. Comprobó su ubicación actual antes de moverse de nuevo.

La Estrella Caótica Rota estaba a ciento cincuenta mil kilómetros al este.

Mientras volaba, de repente frunció el ceño al notar una nube roja cargando hacia él.

Los ojos de Wang Lin se iluminaron. Sabía que, en el Mar del Diablo, la fuerza era todo. Si mostraba debilidad, la gente lo comería vivo. Al pensar en esto, un aura fría empezó a emitirse de su cuerpo.

En un abrir y cerrar de ojos, la nube roja se acercó. Dentro de la nube roja había una misteriosa bestia.

La bestia parecía una tortuga dragón, pero no había picos en la espalda. En cambio, había un cuerno de media luna que soltaba una luz fantasmal.

El cuerpo de esta bestia era muy grande. En la espalda había un anciano vestido con una túnica gris con una gran calabaza roja a su lado.

Después de ver a la bestia y al anciano, inmediatamente recordó quién era.

Esta era la persona que le había dejado una restricción en ese entonces y le dijo que fuera al Pabellón de Refinación del Tesoro.

Los ojos de Wang Lin se iluminaron, pero él se calmó inmediatamente mientras miraba al anciano con una mirada fría. El anciano rápidamente llegó ante Wang Lin y lo miró antes de revelar una expresión de sorpresa.

Wang Lin podía sentir que la conciencia divina del viejo era rechazada por la luz dorada del sombrero de paja.

El anciano miró fijamente a Wang Lin. Él estaba sorprendido. Después de mirar el sombrero de paja un poco, el viejo golpeó a la tortuga dragón debajo de él. La tortuga dragón rápidamente se movió más allá de Wang Lin y se dirigió hacia el este.

En este momento, incluso el anciano se puso cauteloso cuando esta misteriosa persona estaba cubierta de una luz dorada que hizo que incluso su conciencia divina retrocediera en dolor, por lo que no quiso ofender a Wang Lin.

Y en su opinión, para que alguien tenga este tipo de tesoro, deben por lo menos estar en la Formación del alma. No quería comenzar una pelea con un cultivador de la Formación del alma sin ninguna razón.

Wang Lin frunció el ceño al ver que el anciano se dirigía hacia el este. Pensó un poco antes de moverse hacia el este también.

Para los cultivadores de la Formación del alma que habían dominado el movimiento instantáneo, que era mucho más poderoso que la teletransportación de los cultivadores del Alma naciente, convirtiéndose en uno con la tierra, ciento cincuenta mil kilómetros no eran mucho.

Pronto, Wang Lin vio los anillos únicos de la Estrella Caótica Rota. El anillo continuó moviéndose de una manera misteriosa según alguna formación antigua que se estableció aquí hace mucho tiempo.

Sin embargo, Wang Lin sintió que los anillos eran diferentes de antes. Había un poder misterioso de los cielos que no pertenecían a este mundo que permitía a los anillos producir clones mucho más poderosos que los anteriores.

El anciano ya no estaba encima de la tortuga dragón. Estaba mirando la Estrella Caótica Rota. Parecía notar la llegada de Wang Lin, pero sólo le echó una mirada antes de retirar su mirada.

Según la velocidad de Wang Lin, el anciano estaba seguro de que Wang Lin era un cultivador de la Formación del alma.

La mirada de Wang Lin estaba tranquila. Después de reflexionar por un rato, encontró un lugar para sentarse. Aunque cerró los ojos y parecía estar cultivando, su conciencia divina seguía en guardia.

Quería ver cuál era el verdadero objetivo del viejo. Si el anciano también se dirigía a la Tierra del Dios Antiguo, no entraría primero, sino que esperaría hasta que el anciano entrara.

El anciano volvió a mirar a Wang Lin y repentinamente dijo: “Puesto que el cultivador está aquí también, entonces creo que estás aquí para recoger un poco de Fuego Aurora. ¿Qué tal si nosotros dos entramos juntos?”

La expresión de Wang Lin permaneció igual, pero su corazón se estremeció cuando se preguntó qué era ese Fuego Aurora. No había nada en los recuerdos de Tu Si y el camino de cultivo de Wang Lin no había sido corto tampoco, pero nunca había oído hablar de este Fuego Aurora.

Hizo que su voz sonara más ronca y se rio. "No estoy interesado en formar equipo".

El anciano dejó escapar un bufido y miró a Wang Lin con detenimiento antes de volverse hacia el anillo de la Estrella Caótica Rota.



Anterior     Índice     Siguiente

4 comentarios:

  1. Gracias!
    Oh, qué lastima, espero que sí formen un equipo; a ver si por alguna vez confía en alguien (?) Qué será ése Fuego Aurora~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las novelas wuxia de cultivo no se puede confiar en nadie y menos en un viejo zorro, deberias saberlo

      Eliminar