2 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 271

Editado por Syru.

Diez años para la Formación del espíritu.


La primera persona que Wang Lin había matado era su maestro, Sun Dazhu.

Cuando su mano se movió, virutas de madera cayeron al suelo. Poco después, el momento de la muerte de Sun Dazhu, esa mirada de miedo y desesperación, quedó perfectamente grabada en la talla.

El corazón de Wang Lin estaba completamente calmado mientras contemplaba la talla de Sun Dazhu. Si Sun Dazhu no fuera tan codicioso por la calabaza de Wang Lin, entonces no habría muerto. Eso era karma. Donde hay vida, también hay muerte.

La segunda talla fue la de un hombre de mediana edad. Los ojos de esta persona contenían un toque de sangre, sus labios eran muy finos, y su rostro parecía muy malo. En este punto, había una espada voladora en su mano. Esta espada parecía muy aguda. La intención de matar salió de esta talla.

Era el maestro de Zhang Hu y el discípulo del anciano Ji Mo, la segunda persona que Wang Lin había matado.

Ese día, esa persona decidió matar a Wang Lin, pero se convirtió en la segunda persona que Wang Lin había matado.

Después de mirar la talla de madera, la puso a un lado y sacó otro pedazo de madera.

El tercero era un hombre joven. Fue Teng Li, quien cazó a Wang Lin en aquel entonces. Pensando en Teng Li, el corazón de Wang Lin se agitó, pero pronto se calmó una vez más.

Las escenas de su pelea con Teng Li resonaron en su cabeza. Después de mucho tiempo, su dedo derecho se convirtió en un cuchillo y él trabajó en el pedazo de madera. Media hora más tarde, la escultura de Teng Li estaba completa.

Esta persona parecía muy guapo, pero había un aspecto de extremo orgullo en su rostro. Su mano derecha formaba un sello, su mirada era oscura, ocultando una profunda codicia, y el rincón de su boca escondió una débil sonrisa.

Pero esta sonrisa era algo del pasado y se había perdido en la historia. Junto con la sonrisa, toda la familia Teng también se perdió.

Uno por uno, las tallas de madera fueron terminadas por Wang Lin y fueron colocadas al lado. Poco a poco, el suelo se cubrió de tallas de madera.

La intención de matar en la sala gradualmente se hizo más densa. Cada vez que una talla se terminó, la habitación se llenaría un poco más.

Si un cultivador pasara, verían claramente que además de la nieve, había también una capa de hielo encima del techo de Wang Lin.

Wang Lin ni siquiera se molestó en absoluto. Estaba absorto en sus recuerdos al tallar cada persona que había matado.

Poco a poco, Wang Lin olvidó que estaba tallando y se sumió profundamente en sus recuerdos. Cuatrocientos años de recuerdos aparecieron en su mente y él lo miró todo como si fuera de alguien más.

Desde el muchacho al principio, al joven de la secta Heng Yue, a no ser lo suficientemente talentoso, a encontrar la perla que desafía a los cielos, a Situ Nan enseñándole, a la secta Heng Yue siendo expulsada de su montaña.

Luego abandonó la secta Heng Yue y cultivó por su cuenta. Después de eso, encontró a Zhang Hu, mató al maestro de Zhang Hu, y entró en la ciudad de la familia Teng, pero Teng Li salió de la nada.

Debido a eso, se separó de Zhang Hu. Incluso ahora, no sabía si Zhang Hu vivía o había muerto.

Teng Li, que lo cazó, terminó muriendo por su mano y así comenzó el camino del conflicto. La secta Cadáver Oscuro, entonces Valle Senna, y el momento que cambió completamente su vida.

La muerte de sus padres. La sonrisa de Teng Hua Yuan, su cuerpo destruido, y Situ Nan ayudando a su alma a escapar al campo de batalla extranjero.

Esto llevó a cuatrocientos años de matanza. Con el fin de elevar su nivel de cultivación para que pudiera regresar y vengarse, se convirtió en una persona sin corazón, sin sentimientos y de sangre fría.

Hou Fen, el Mar del Diablo, y la Tierra del Dios Antiguo. Las escenas de todos estos lugares brillaban ante sus ojos. La Orden de Muerte de Cien Días de los Diez mil Demonios. Aparte de la masacre de la familia Teng, ese fue el momento en el que mató más.

En cuanto a la Tierra del Dios Antiguo, los recuerdos de Wang Lin del jorobado Meng y los demás eran profundos y difíciles de olvidar.

Los muchos años dentro de la Tierra del Dios Antiguo fueron un gran cambio para él. Tanto su cuerpo como su mente sufrieron grandes cambios.

También había muchos peligros dentro. Si no tuviera cuidado, no habría podido salir.

Poco después, formó su alma naciente en Chu y una vez más se encontró a Li Muwan. Después de que alcanzó con éxito la etapa del Alma naciente, él podría finalmente comenzar su venganza.

Cualquier persona de la familia Teng dentro de Zhao murió por las manos de Wang Lin, resolviendo este rencor.

La mano de Wang Lin todavía no habían dejado de moverse una vez que talló a la gente en sus recuerdos. Su mano se movía más y más rápido hasta que sólo se veía un desenfoque.

Las imágenes aparecieron en su mente cada vez más rápido. Poco a poco, vio los treinta años que había pasado convirtiéndose en un mortal. Nacimiento y muerte, escenas de la vida lentamente impresas en la mente de Wang Lin.

Mucho más tarde, ya no tenía recuerdos en su mente. Había sólo dos palabras ahora: "Vida" y "Muerte".

Vida y muerte, los cambios que ocurren en la reencarnación de los cielos. Wang Lin comprendió el significado de la muerte en sus cuatrocientos años de matanza, y en sus treinta años de convertirse en un mortal, llegó a entender la vida.

Aunque fracasó cuando intentó comprender el ciclo de reencarnación de los cielos antes, dejó una profunda impresión en él. Era como si hubiera hurgado en un pedazo de papel y le hubiera permitido obtener esta percepción

Pero la percepción no significa comprensión.

Sólo se puede decir que el estado mental de Wang Lin había llegado a un punto en el que podía controlar su cultivo. Hubo una frase que se dijo mucho en el antiguo mundo del cultivo:

Lo que ves como montaña, es una montaña, y lo que ves como agua, es agua.

Wang Lin estaba actualmente en esta etapa.

Cuando abrió los ojos, había innumerables tallas dentro de su tienda. Había una luz maligna en los ojos de Wang Lin. Esta luz era muy similar a la de Ta Sen de la Tierra del Dios Antiguo.

Contempló con calma todas las tallas ante él y alzó lentamente las manos. De repente, todas las tallas de madera comenzaron a temblar y se juntaron hacia sus manos. Poco a poco, más y más tallas volaron hacia él, pero en este momento, un vórtice negro apareció entre sus manos. A pesar de que las tallas de madera entraron en una por una, el tamaño del vórtice negro no cambió en absoluto.

Una por una, las tallas de madera volaron en el vórtice negro. Después de que la última entrara, Wang Lin miró calmadamente el vórtice negro. En este momento, la bolsa de almacenamiento de su cintura se abrió y tres perlas de aura maligna salieron volando.

Las tres perlas entraron en el vórtice negro. Cuando entró el última, los ojos de Wang Lin revelaron una misteriosa luz y su mano comenzó a moverse.

El vórtice negro rápidamente cambió las formas bajo el control de Wang Lin. Finalmente, se convirtió en un cuadrado y poco a poco se hizo sólido. Lentamente, el vórtice negro desapareció y un sello negro apareció ante Wang Lin.

El sello era del tamaño de la palma de Wang Lin y tenía la talla de una persona en ella, pero esta persona no tenía una cara o rasgos, sólo una figura. Este sello negro contenía los cuatrocientos años de matanza de Wang Lin. Era la forma física de la muerte.

La mano derecha de Wang Lin presionó sobre el sello negro. De pronto apareció en su corazón una sensación de estar sumergido en sangre. Entonces respiró hondo y el sello entró gradualmente en su alma naciente.

Wang Lin reflexionó un poco mientras miraba la tienda en la que había vivido durante treinta años con una expresión prolongada. Agitó la mano y todas las tallas dentro de la tienda desaparecieron.

Luego abrió la puerta de la tienda y entró en la noche de nieve.

Wang Lin caminó lentamente por la calle mientras la tormenta de nieve empeoraba.

Su figura, cuando salía de la tienda, seguía siendo la de un anciano al final de sus días, pero al caminar hacia el final de la calle, su espalda se enderezó gradualmente. Las arrugas en su rostro lentamente desaparecieron, y cuando llegó al final de la calle, había cambiado con éxito de un mortal a un cultivador.

Aunque aún no había llegado a la Formación del espíritu, estaba aún más cerca de ella. Después de aprender del Dominio de la Vida y la Muerte y comprender los cielos, el cuerpo de Wang Lin tenía un fuerte deseo de volar.

Era como si hubiera algún misterioso poder en el cielo que lo empujara hacia él.

Este sentimiento significaba que estaba a punto de llegar a la Formación del espíritu. Ahora él no necesitaba buscar un dominio o comprender los cielos, solo necesitaba encontrar un lugar para entrar silenciosamente en el cultivo de puertas cerradas durante diez años y él podría llegar a la etapa de Formación del espíritu.

Wang Lin se paró al final del camino y miró cuidadosamente la calle vacía. Había vivido en esta vieja calle durante más de treinta años. Él grabó cada detalle, incluso cada hoja de hierba, de esta calle en su mente. Un rastro de tristeza apareció en su corazón.

Después de mirar durante mucho tiempo, memorizó esta visión. Dejó escapar un suspiro y desapareció en la noche.

En una ciudad a diez mil kilómetros al norte, había una gran cantidad de mortales. Había casas sencillas repartidas por el área y en ellas vivían muchas personas.

Todos fueron traídos aquí para ayudar a limpiar la nieve. Da Niu vivía dentro de una de estas casas.

Había treinta personas más viviendo dentro de la casa con él, haciendo que la ya no tan grande casa se sienta cada pequeña. Da Niu miró sin alma al techo.

Echaba de menos a su hijo, a su esposa, y sobre todo a Wang Lin.

Todo desapareció frente a esta nieve.

Antes de esta nieve, era alguien que tenía tiempo libre y un tendero que tenía a unas pocas personas trabajando para él. Su hijo entró en una secta de inmortales y se convirtió en un inmortal.

En esa calle, se podría decir que lo está haciendo muy bien.

Él y su esposa siempre se habían amado. La vida se llenó de alegría. Incluso tenía la intención de detener a tío Wang de tallar en pocos años y servirle durante los últimos años de su vida.

En su mente, la muerte de sus padres le hizo pensar en el tío Wang, que lo veía crecer, como su propio antepasado. Pero esta nieve lo cambió todo.

No sabía cómo estaba su esposa ahora mismo. Cuando escuchó hace unos meses que incluso las mujeres estaban siendo llevadas a limpiar la nieve, estaba muy nervioso. El cuerpo de su esposa nunca había sido tan fuerte. ¿Podría su cuerpo soportar la nieve fría...



Anterior     Índice     Siguiente

2 comentarios: