2 feb. 2017

Xian Ni: Capítulo 267

Editado por Syru.

Matando gente.


Zhou Wutai miró la bola de nieve en su mano. Dudó un momento y sonrió amargamente. "¿No es siempre por interés propio? El país de Xue Yu es uno de los pocos países que carecen de recursos naturales, pero están misteriosamente aumentando su fuerza. Para ganar aún más recursos y ser más fuertes, comenzaron esta guerra".

Wang Lin rió entre dientes. Bebió un trago de su calabaza y dijo: "Hermano Zhou, no te acompañare hasta la puerta".

La cara de Zhou Wutai se hundió mientras miraba fijamente a Wang Lin y dijo: "Si el hermano Wang se une a la Alianza de las Cuatro Sectas, le concederé cualquier petición que esté dentro de mi poder. Hermano Wang, ¿no lo consideras un poco más?”

Wang Lin alzó la cabeza y miró a Zhou Wutai. Después de mucho tiempo, Zhou Wutai frunció el ceño y dijo: "Hermano Wang, ¿cuál es el significado de esto?"

Wang Lin calmadamente dijo: "Hermano Zhou, no me trates como un niño. El planeta Suzaku es grande. ¿Por qué Xue Yu invade aquí en lugar de otro lugar? Ya que el hermano Zhou no quieres decir más, entonces no seguiré preguntando.”

Zhou Wutai reflexionó durante un rato, luego soltó una carcajada. Miró a Wang Lin, no avergonzado en absoluto, y dijo: “Por favor, no me culpes, hermano Wang. Este asunto es simplemente demasiado importante. Así que, naturalmente, no estoy dispuesto a revelarlo a la ligera." Con eso, él dejó de hablar, claramente esperando la respuesta de Wang Lin. Si Wang Lin estaba de acuerdo, diría la verdad.

Wang Lin empezó a dudar, ya que no estaba interesado en mezclarse con la invasión de los cultivadores Xue Yu. Después de todo, esto era una batalla entre dos países de cultivo de rango cuatro. Además, no tenía una relación profunda con la Alianza de las Cuatro Sectas, por lo que era muy probable que se convirtiera en un peón de sacrificio si las cosas iban mal.

Después de un largo tiempo, Wang Lin calmadamente dijo: "Tengo que tomar algún tiempo para considerar esto. Te daré una respuesta antes de que empiece la invasión.

Zhou Wutai también no esperaba que Wang Lin de inmediato estuviera de acuerdo, pero viendo que Wang Lin ni siquiera planteó ninguna condición, estaba seguro in 80% que Wang Lin no está de acuerdo.

Con esto en mente, se levantó, respiró hondo, juntó las manos y dijo: "Ya que es así, esperaré la respuesta del hermano Wang." Con eso, sacó un pedazo de jade de su bolsa de almacenamiento y continuó, "Si el hermano Wang tiene una respuesta, por favor, utilice este jade para decirme."

Con eso, juntó las manos de nuevo y se fue.

La expresión de Wang Lin seguía siendo la misma. No hubo cambio en absoluto.

Zhou Wutai recogió su capa de lluvia, pero de repente se detuvo cuando estaba en la puerta. No se dio la vuelta, pero lentamente dijo: "Hermano Wang, ¿has oído hablar de las Puertas Celestiales del Viento, de la Lluvia, del Trueno y del Relámpago? El planeta Suzaku está cerca de la Puerta Celestial de la Lluvia..."

Los ojos de Wang Lin se iluminaron de repente. Había menciones de las Cuatro Puertas Celestiales en los recuerdos del Dios Antiguo. El rumor era que estas cuatro puertas celestiales han existido desde tiempos antiguos. Sus orígenes eran desconocidos.

Pero había una cosa segura y que era que estas Cuatro Puertas Celestiales conducían al Antiguo Reino Celestial.

Después de que Zhou Wutai terminara de hablar, salió. Colocó la capa de lluvia y desapareció en la distancia.

La nieve afuera se hizo aún más fuerte a medida que el viento rugía en el cielo.

Después de que Zhou Wutai hubiera caminado una cierta distancia, cuatro sombras aparecieron repentinamente a su lado. Después de que los cuatro comenzaron a seguir detrás de Zhou Wutai, sus conciencias divinas fueron todas dirigidas a la tienda de Wang Lin.

Uno de ellos dijo con un tono frío: "Compañero cultivador Zhou, la orden dada por la Alianza de las Cuatro Sectas es matar a cualquier cultivador sospechoso que entró en el país en los últimos doscientos años. ¿Por qué no actuaste?”

Zhou Wutai no se dio la vuelta y se burló. “Con el cultivo de los cuatro, incluso si tuviera que ayudar, ¿crees que podríamos matarlo? Si realmente se equivoca con nosotros, ¿quién podía detenerlo?”

Otra persona vestida de negro dijo con calma: “No necesariamente. A pesar de que los cuatro estamos sólo en la etapa avanzada del Alma naciente, si tuviéramos que usar una formación, a menos que esté en la etapa de Formación del espíritu, él moriría".

Zhou Wutai se burló. Él agitó sus mangas y dijo, "Si ustedes quieren ir, entonces vayan. No te voy a detener. Pero esa persona tiene los tallados de los tres tíos maestros, por lo que debe haber algo más. No estoy buscando la muerte.”

Las cuatro personas vestidas de negro reflexionaban un poco. Se miraron, luego caminaron hacia la tienda de Wang Lin sin decir una palabra.

La sonrisa en la cara de Zhou Wutai se hizo aún más fría. Se detuvo y se dio la vuelta mientras él quería ver cómo estos cuatro tipos arrogantes serían capaces de vencer a alguien que estaba casi en la etapa de la Formación del espíritu.

Ellos pensaron que si Wang Lin quería correr, no había manera garantizada para que los cuatro lo detuvieran. Como resultado, su pensamiento era: no hay razón para causar problemas para ti mismo en el futuro.

Cuando los cuatro se movieron rápidamente hacia la tienda de Wang Lin, su intención de matar aumentó inmediatamente.

Wang Lin se sentó dentro de la tienda mientras miraba la jarra de vino en su mano y dejó escapar un suspiro. Realmente no quería que sus años de convertirse en un mortal puedan ser arruinados por matar gente, pero Wang Lin era todavía Wang Lin. Sus cuatrocientos años de matanza habían sido detenidos por él y no habían desaparecido.

Los cuatro no sabían que si continuaban, despertarían a un monstruo, un demonio que no había muerto en décadas.

Pero parecía que los cuatro ya estaban resueltos. Los cuatro se convirtieron en humo negro, que era muy notable en el suelo cubierto de nieve.

Wang Lin suspiró en secreto. Sus ojos revelaron una luz fría que no había aparecido en más de treinta años. Esta luz fría apareció a menudo durante sus 400 años de matanza.

Cada vez que apareció, ¡significaba que alguien iba a morir!

Y esta vez no fue la excepción!

La mano izquierda de Wang Lin sostenía la jarra de vino y tomó una copa. Se puso de pie y dio un paso, poniéndolo en la puerta ya que los cuatro hombres vestidos de negro se acercaron.

La luz fría en los ojos de Wang Lin se profundizó cuando se convirtió de un anciano a un demonio. En este momento, la nieve se intensificaba aún más, pero al comparar la intención de matar en la nieve con la intención de matar de Wang Lin, era como comparar un pozo de fuego con el sol.

¡Una espada fría no sale fácilmente de su envoltura!

Cuando los cuatro hombres vestidos de negro se cerraron, todos ellos formaron sellos extraños con sus manos. Al mismo tiempo, un rugido bajo vino de ellos mientras cuatro luces de espadas, verde, rojo, azul, y púrpura, se lanzaron hacia fuera y formó una red. La red rodeó a Wang Lin.

Wang Lin tomó un gran trago de vino y apuntó con el dedo al aire. El dominio del paso del tiempo de la talla del anciano de túnica cian comenzó repentinamente a extenderse, haciendo que las cuatro luces de la espada hicieran una pausa.

Durante este retraso, el cuerpo de Wang Lin se movió de una manera extraña y rápidamente escapó de la red de espada. Cuando volvió a aparecer, ya estaba frente a uno de los hombres vestidos de negro.

¡Pero cuando lo hace, entonces matará!

Su mano derecha se movía de un modo que parecía muy lento, pero en realidad era un rayo. Señaló la cabeza del hombre negro vestido. Después de un crujido, tosió una bocanada de sangre e inmediatamente murió. Su alma naciente salió y trató de huir con una mirada aterrorizada en su rostro.

Wang Lin ni siquiera lo miró cuando se volvió y dejó escapar un silencioso rugido. Durante este rugido, el humo negro apareció por encima de su cabeza. Su forma de Devorador de Almas se precipitó y devoró inmediatamente la alma naciente tratando de escapar.

La nieve que caía no se atrevió a acercarse a Wang Lin. Cada copo de nieve se alejó de él. Era como si ninguno de ellos se atreviera a meterse con este demonio.

Este hombre vestido de negro originalmente no habría muerto, pero no debería haber actuado en contra de un demonio de cuatrocientos años de edad. Si supiera de antemano, habría lamentado esta decisión.

Los tres restantes estaban aterrorizados. Todos ellos se palmearon sus bolsas para sacar sus tesoros más poderosos. Uno de ellos, sosteniendo un paraguas, vio la cabeza de Wang Lin girarse hacia él. Aquellos fríos ojos llenos de intención asesina le hicieron sentir frío por primera vez como cultivador.

¿Qué era la nieve circundante en comparación con esto? La nieve no podía ni siquiera comparar a una diezmilésima parte de la frialdad de esos ojos.

Él inconscientemente se mordió la lengua y escupió sangre. La sangre aterrizó en su paraguas del tesoro. De repente, el paraguas se abrió y una serpiente de oro se precipitó hacia Wang Lin como si quisiera devorarlo todo.

Los otros dos también enviaron sus tesoros. No sabían que una espada fría no deja fácilmente su vaina, pero una vez que lo hace, matará a alguien y luego continuará matando.

Los ojos de Wang Lin mostraban una pizca de burla. Ni siquiera miró a la serpiente dorada. En vez de eso, dio una palmada en su bolsa y una pequeña bandera apareció en su mano. De repente, la bandera cubrió el área de humo negro. Decenas de dragones formados por el humo salieron y rompieron la serpiente de oro en pedazos.

En este momento, la nieve en la zona comenzó a moverse aún más lejos, ya que no se atrevió a acercarse. Al mismo tiempo, Wang Lin se movió suavemente hacia adelante. Rápidamente llegó ante la persona vestida de negro con el paraguas. Su mano derecha ya sostenía la garganta del hombre y, con un poco de fuerza, el cuello del hombre se rompió y murió.

Wang Lin suspiró suavemente. "He matado a innumerables cultivadores del Alma naciente. No eres el primero. Su mano derecha de repente entró en el abdomen del hombre y sacó una aterrorizada alma naciente. La alma naciente estaba a punto de escapar, pero de repente empezó a gritar.

Gritó porque Wang Lin se la tragó entera.

En este momento, los dos restantes perdieron toda la voluntad para luchar mientras sacaban sus mejores tesoros para escapar y corrían como perros callejeros.

Pero ya era demasiado tarde para escapar.

Una espada fría no sale fácilmente de su vaina. Cuando lo hace, matará y continuará matando. Cada diez pasos, matará a alguien.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: