27 ene. 2017

Xian Ni: Capítulo 247

Editado por Syru.

El joven de apariencia malvada.


En ese momento, una serie de retumbos vino del cielo y los rayos de luz dorada descendieron.

El gigante de oro apareció bajo los rayos de la luz dorada. Cuando apareció, la totalidad de Zhao pareció temblar. Los cielos y la tierra estaban completamente cubiertos por esta luz dorada. Todos los
mortales, todos los cultivadores, todos los árboles y todos los animales estaban cubiertos por esta luz dorada.

Aunque la expresión de Wang Lin era normal, la energía espiritual en su cuerpo se agotó rápidamente. En el momento en que apareció el gigante, Wang Lin luchó por señalar al hombre de mediana edad.

El gigante asintió. Su mirada se dirigió hacia donde Wang Lin señalaba y él agitó suavemente la mano.

La expresión del hombre de mediana edad cambió repentinamente cuando sintió un fuerte sentimiento de peligro, lo que le llevó a agarrar a Pun Nanzi, que miraba fijamente al cielo con asombro y lo colocó delante de sí mismo.

El cuerpo de Pun Nanzi se convirtió en polvo junto con la mano derecha del hombre de mediana edad.

El hombre de mediana edad soltó un doloroso gemido. Su rostro estaba pálido cuando rápidamente se retiró. Al mismo tiempo, metió la mano izquierda en su bolsa y sacó un jade. Sin vacilar, aplastó el jade. Una luz blanca inundó el jade, rodeándolo, y luego desapareció del lugar.

En el momento en que el hombre de mediana edad desapareció, el gigante también se disipó. El cuerpo de Wang Lin tembló. Rápidamente sacó las píldoras de su bolsa. Extendió su conciencia divina para buscar rastros del hombre de mediana edad.

Después de un largo tiempo, Wang Lin frunció el ceño. La presencia de aquel hombre de mediana edad había desaparecido de Zhao.

Pensando en el jade que el hombre de mediana edad aplastó, Wang Lin comenzó a analizar lo que había sucedido. Ese jade debe haber contenido algún tipo de matriz de transferencia que le permitiría moverse largas distancias.

"Los tesoros mágicos de un país de cultivo de rango cuatro están realmente fuera de mi imaginación", murmuró Wang Lin. Luego respiró hondo.

En verdad, su conjetura era muy precisa. Lo que el hombre de mediana edad usó fue un jade de escape dado a todos los discípulos principales de su secta. Mientras estuvieran dentro de un cierto rango, podrían regresar a la secta en un instante.

El mensajero estaba realmente aterrorizado de Wang Lin. Según su conocimiento, la técnica de Wang Lin era la técnica de la secta del Demonio Gigante. El poder de esta técnica era aterrador. Ni siquiera estaba seguro de si podía bloquearlo.

Ya había visto la técnica dos veces en Zhao, por lo que creía que Wang Lin podría usarla por tercera vez. Para este tipo de enemigo, a pesar de que Wang Lin sólo estaba en la etapa del Alma naciente, todavía no se atrevió a enfrentarlo. Por eso no dudó en usar Pun Nanzi como escudo para darle tiempo suficiente para escapar.

Wang Lin se sentó con las piernas cruzadas en el suelo para recuperar su energía espiritual. Después de mucho tiempo, se levantó, agitó la mano derecha y cogió la torre de los miembros de la familia Teng.

En un pueblo al pie de la montaña de Heng Yue, todos los aldeanos cayeron al suelo dormidos después de que un viento extraño sopló cerca.

Poco después, una torre de cabezas apareció ante la casa de la familia Wang. Bajo la torre, Wang Lin se arrodilló al suelo y reverencio mientras las lágrimas corrían por sus mejillas.

Sólo miraba su casa así hasta que llegó la noche. Entonces Wang Lin suspiró, golpeó la torre con su mano, y la torre de cabezas se convirtió en polvo.

"He vengado a nuestra familia. Madre, padre, tu hijo va a recorrer su propio camino ahora..." Wang Lin silenciosamente se levantó y dejó el pueblo.

Después de que él se fue, todos los aldeanos se despertaron. Después de darse cuenta de que ya estaba oscuro, todos se arrodillaron al suelo, rogando a los inmortales que los protegieran.

Wang Lin voló en el aire. La Bestia Mosquito ya había sido guardada. Llegó a un valle. Aquí es donde murió antes.

Mirando el valle, Wang Lin respiró hondo y luego miró al cielo.

Pensó en muchas cosas como la escena de hace cuatrocientos años atrás que se repetía una y otra vez en su mente y no se iría.

Ahora que la familia Teng fue destruida, ya no tenía ningún peso sobre sus hombros. Su mentalidad repentinamente experimentó un cambio. Wang Lin comprendió que ya no era un mortal y ya había caminado por el camino de un cultivador. Este camino era duro y lleno de peligros, pero tenía que estar decidido a seguir caminando por este camino.

Cuatrocientos años de experiencia le mostraron que el poder era el único medio para protegerse.

El sueño que tuvo cuando era niño para convertirse en un inmortal se intensificó infinitamente en ese momento.

Y también estaba Situ Nan. Sólo después de que su nivel de cultivo haya alcanzado la fase de la Transformación del alma, Situ Nan puede dejar la perla que desafía a los cielos.

Y había también el vasto universo de los recuerdos del Dios Antiguo, junto con las innumerables formas de vida poderosas que sorprendieron mucho a Wang Lin.

Wang Lin se levantó mientras miraba a lo lejos. Sus ojos estaban llenos de una luz fantástica.

En ese momento, la mentalidad de Wang Lin cambió. Él era una vez un niño que quería vengarse por el asesinato de sus padres. Ahora que su venganza estaba completa, ahora perseguiría el pico del cultivo y se convertiría en un verdadero inmortal.

Wang Lin respiró hondo. Su cuerpo se movió y saltó del acantilado. Llegó al lugar donde murió antes y de repente desapareció de allí.

Secta Piao Miao. Gao Qiming se sentó dentro de su propia cámara con un espejo de bronce ante él. Su expresión era extremadamente fea. Hace doscientos años, previó que iba a sufrir un gran desastre. Sin embargo, ese desastre fue muy incierto, por lo que no pudo obtener detalles exactos con sólo su nivel de cultivo.

A medida que pasaba el tiempo, la inminente sensación de destino se hizo aún más fuerte. Cuando los miembros de la familia Teng empezaron a morir, de repente pudo calcular su vida útil restante. Sólo le quedaban diez días. Si no muere en días, entonces el desastre afectaría a toda la secta Piao Miao.

Hoy fue el día diez. Gao Qiming siempre había creído en el camino del cielo porque ese era su camino de cultivación. Sabía que debía morir hoy, de lo contrario la secta Piao Miao estaría en peligro.

Por eso ya había empezado a planear su muerte hace unos días. En este momento, ya no tenía más remordimientos. Respiró hondo, miró a su alrededor con pesar y se golpeó la frente con la palma de la mano.

La sangre salió por la comisura de su boca, su visión se volvió borrosa y la luz de sus ojos se desvaneció. En ese momento, de repente vio una escena de hace cuatrocientos años. Fue cuando Teng Hua Yuan le pidió que encontrara la ubicación de la familia de un discípulo del Establecimiento de la base.

Él ganó un toque de comprensión, luego cerró los ojos y murió.

Wang Lin miró a Zhao al lado de la antigua matriz de transferencia. A continuación, abrió la matriz y desapareció de Zhao.

Diez días más tarde, un joven de apariencia malvada apareció al lado de la matriz de transferencia. Miró la matriz de transferencia y entró sin ninguna duda.

En un valle a millones de kilómetros de Zhao, la figura de Wang Lin apareció lentamente. En el momento en que apareció, extendió su conciencia divina, luego examinó cuidadosamente su mapa.

Luego se movió rápidamente, buscando la siguiente matriz de transferencia. Wang Lin sabía que el dueño de la bolsa de almacenamiento se estaba acercando. Si no lo perdía entonces no podía cultivar en paz.

Por lo tanto, su objetivo era la antigua matriz de transferencia. Tenía bastantes piedras espirituales de calidad superior, por lo que podía usarlas varias veces.

Medio mes después, Wang Lin llegó a una antigua matriz de transferencia. Después de comprobarlo, se paró en medio de ella, sacó una piedra del espiritual de calidad superior, y lo puso en la matriz. Pero en ese momento, una nube oscura apareció de repente. La nube se reunió y formó la figura del joven de apariencia malvada. El joven miró fijamente a Wang Lin.

El corazón de Wang Lin se hundió. La velocidad del joven era varias veces más rápida de lo que pensaba originalmente. Wang Lin tampoco pudo determinar el nivel de cultivación de esta persona con su conciencia divina. Sentía una extrema sensación de peligro.

Si uno confiaba solamente en la piedra espiritual de calidad superior para activar la matriz, entonces tomaría diez respiraciones para transferirlos. Sin embargo, en esta crisis, Wang Lin desesperadamente vertió su energía espiritual en la matriz de transferencia para acelerar la activación.

Al final, en el mismo momento llegó el joven de apariencia malvada, los anillos de luz flotaron desde la matriz de transferencia y el cuerpo de Wang Lin desapareció.

El malvado joven lanzó un rugido. Su mano formó un sello. En el momento en que Wang Lin desapareció, cargó en los anillos de luz. Después de utilizar una técnica desconocida, hizo que la matriz de transferencia se activara de nuevo y desapareciera entre los anillos de luz.

Wang Lin sentía una sensación de extremo peligro durante el proceso de transferencia. Podía sentir claramente que una conciencia divina que era poderosa más allá de su imaginación se extendía hacia él como un tornado. Wang Lin se sentía aterrorizado en su corazón. Justo cuando la conciencia divina se acercó a él, su Reino Extremo formó un nunca antes visto relámpago rojo que cargó hacia el joven.

El impacto del Reino Extremo hizo que la conciencia divina se detuviera un poco. En ese momento, una luz apareció en el otro extremo y Wang Lin rápidamente cargó hacia ella.

Después de salir, tosió violentamente varias bocanadas de sangre. El alma naciente formada por su clon se contrajo y parecía estar listo para colapsar en cualquier momento. Pero Wang Lin no hizo una pausa mientras se movía rápidamente. Desapareció y reapareció a cien metros. Sin embargo, no siguió corriendo, sacó un hilo rojo de su bolsa.

Wang Lin sabía que no importa que tan duro intentará escapar, no podrá escapar de la velocidad de esa persona. Además, su alma naciente había sufrido mucho daño. Si seguía corriendo, esa persona ni siquiera tendría que actuar. Él moriría del colapso de su alma.

Esta era el arma más poderosa que poseía actualmente.

En el momento en que sacó el hilo de retribución divina, también sacó una botella de píldoras y las depositó en su boca.

El joven de apariencia malvada apareció a tres metros de Wang Lin. Mientras miraba el hilo de la mano de Wang Lin, su expresión se volvió inestable.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: