28 ago. 2016

Xian Ni: Capítulo 118

Editado por Syru.

Campo de batalla extranjero.


El gigante reveló una mirada de codicia y rió. "¡Bien, bien! ¡El mérito de esto va a ser mío! la cosecha de hoy es bastante buena. En primer lugar, llegué a ver el Aura de hostilidad y luego vi la perla. ¡Lin Yi, si se atreve a intervenir, le matare!" Con eso, el gigante salió de la nube. Su cuerpo es de más de treinta metros de altura. Desprendía un aura que ejercía una gran presión.

Crujidos procedían de su cuerpo mientras se redujo al tamaño de una persona normal. Había un patrón de un martillo en la frente.

Lin Yi gritó, "¡Tch! ¿¡Qué quiere decir!?"

El gigante contempló Lin Yi y entró en el círculo. Después de entrar, hizo un gesto con la mano y el círculo y los dos dragones desaparecieron. El portal desapareció sin dejar rastro. El cielo se iluminó inmediatamente de nuevo y las nubes desaparecieron.

La expresión de Lin Yi era muy fea mientras él con frialdad observó el todavía sin habla Teng Hua Yuan. Dejó escapar una risa fría y luego desapareció en el horizonte.

Cada cultivador fuera del Valle Senna recordó al joven que se atrevió a luchar con un cultivador Alma naciente. El cultivador del Establecimiento de la base llamado Wang Lin fue tallado en los corazones de todos.

El derecho de Zhao para entrar en el campo de batalla extranjero fue quitado sin piedad. No importaba si había alguna ficha restantes, debido a q ue el mensajero enviado a abrir el portal ya se había ido a perseguir algo. ¿Por qué él todavía recordaría algo tan pequeño como esto?

Lin Yi se llenó de rabia mientras observaba el elemento que la Unión del cultivo estaba buscando se iba ante sus ojos. Este sentimiento le daba ganas de toser sangre.

Especialmente cuando pensaba en cómo la perla siempre había estado en Zhao, el país bajo su supervisión. Si esto se llegara a filtrar, sería demasiado vergonzoso.

La cara de Teng Hua Yuan era hosca porque no sabía si Wang Lin había muerto o no. Cree que Wang Lin está muerto, pero no pudo deshacerse de este sentimiento de terror en su corazón.

Las personas fuera del valle poco a poco se marcharon y la historia de Wang Lin se propagaba con ellos. Con el tiempo, cada cultivador de Zhao sabía de Wang Lin.

Pun Nan Zi se llevó a sus discípulos de nuevo a la secta Xuan Zong Dao. Hay una discípula detrás de él. Ella es Liu Mei. Lo observó todo y sintió amargura en su corazón.

No sabía por qué, pero tenía un poco de afecto por Wang Lin. Esta poca cantidad de afecto no sólo no desapareció con el tiempo, sino resurgiría en su corazón en la oscuridad de la noche.

Wang Zhuo y Wang Hao también llegaron a saber acerca de lo que había ocurrido fuera del valle. El odio que tenía hacia Wang Lin por la destrucción que trajo desapareció gradualmente.

Los dos sabían que ellos no tienen las agallas para luchar contra los cultivadores del Alma naciente. Pero esto no quiere decir que los dos hubiesen renunciado a la venganza. Wang Zhuo y Wang Hao decidieron matar a Teng Hua Yuan. Era su único propósito en su vida.

Después de que Pun Nan Zi regresó, se enteró de la tragedia de la familia Wang. Bajo la petición de Liu Mei, aceptó a Wang Hao como discípulo.

Liu Mei sabía que esto era lo único que podía hacer para ayudar a Wang Lin, aunque nunca lo sabrá.

Teng Hua Yuan regreso a la ciudad de la familia Teng con esa sensación de terror y entró en el cultivo a puerta cerrada. Él juró que no saldría hasta llegar a la etapa avanzada del Alma naciente.

El país de Zhao parecía calmarse un poco.

El campo de batalla extranjero estaba lleno de grietas espaciales y vientos astrales. En este mismo momento, había miles de personas pertenecientes a las docenas de países rango tres aquí para limpiar el campo de batalla.

El cultivador de más alto nivel aquí estaba en la etapa avanzada del Establecimiento de la base. Con este nivel de cultivo, apenas podía dar un paso sin estar en peligro, así que ¿cómo podían completar la tarea de limpiar el campo de batalla?

De hecho, cuando entraron en el campo de batalla extranjero, el mensajero enviado que abrió el portal dio a cada uno de ellos una pieza de jade. Este jade los protegía del viento astral y los teletransportaría de regreso a su propio país después de cincuenta años.

Pero contra las misteriosas fisuras espaciales que pudieran aparecer en cualquier lugar, estos jades eran inútiles.

El campo de batalla extranjero sigue siendo muy peligroso para estos cultivadores del Establecimiento de la base, pero si son cuidadosos y tienen suerte, todavía pueden salir con vida.

En términos generales, la tasa de supervivencia de este lugar es de un treinta por ciento.

A pesar de que no es muy alta, teniendo en cuenta todos los materiales y tesoros mágicos que pueden encontrar durante la limpieza, no es tan malo. Después de todo, el cultivo es un acto que desafía a los cielos, por lo que cuanto mayor sea el riesgo, mayor será la recompensa.

Y cualquier persona que regresa a salvo del campo de batalla extranjero tendrá un mayor estatus dentro de la secta. Su velocidad de cultivación también será mayor de la que era antes de entrar a este lugar.

Después de todo, el campo de batalla extranjero tiene energía espiritual muy densa. Eso y años de constante peligro obliga a su nivel de cultivación a subir rápidamente.

Básicamente, cada vez que se haya completado la limpieza, habrá personas que han formado con éxito su núcleo. Es por esto que muchos cultivadores del Establecimiento de la base arriesgan sus vidas para venir aquí.

En este momento, en el campo de batalla extranjero, a sesenta y siete grados al noreste, un joven de cara blanca está excavando con un cuchillo sobre un cadáver gigante. Si se mira de cerca, este joven estaba cortando la armadura del cadáver. Estaba claro que quería obtener la armadura que capto su atención.

La armadura del cadáver ya estaba muy dañada y cubierto de marcas de quemaduras. La parte del pecho de la armadura había sido completamente destrozada, dejando al descubierto una herida del tamaño del puño.

Además de eso, en el cuerpo del gigante, había un patrón muy débil de un martillo. Si uno centra su atención, no lo vería en absoluto.

El nombre de este joven es Mai Liang. Él era un cultivador del Santuario del dios de la guerra en el país de Hou Fen. Ya había estado en el campo de batalla extranjero durante más de treinta años, por lo que está muy experimentado.

Es necesario que haya una pequeña explicación aquí. En el campo de batalla extranjero, no se envejece, pero cuando salen de éste, envejecerán rápidamente los años que han estado en el interior.

Mientras estaba cortando, su expresión cambió de repente y de inmediato se lanzó al suelo. En ese momento, un rayo de luz negra se disparó y pasó cerca de él.

El joven se sorprendió. Él pensó que había visto una perla en el rayo de luz negra, por lo que renunció a la armadura y persiguió la luz.

Había estado allí durante treinta años, pero aparte de sus compañeros, no había visto otra persona viva; Sin embargo, había visto varios tesoros mágicos que podían volar por su cuenta.

A pesar de que nadie había logrado tener uno en sus manos, Mai Liang había oído hablar de ellos. Estos tesoros mágicos que tienen su propia conciencia son muy poderosos.

Mai Liang uso su máxima velocidad para perseguir a la perla. Cuanto más se acercaba a ella, más emocionado está, sobre todo porque esta zona era un poco desolada. El año pasado había estado aquí y no encontró a ningún otro compañero. Pensando en eso, su corazón comenzó a latir más rápido y, en secreto, pensó: "Mi golpe de suerte ha llegado finalmente. Si pudiera conseguir ese tesoro y volver a la secta, la hermana-junior me admiraría. Entonces, voy a dar este tesoro al patriarca de la secta y hacer que me permita desposar a la hermana-junior. Así sería mi compañera de cultivo. ¿No sería maravilloso?"

Mai Liang utiliza cada onza de su fuerza para perseguir a la perla alimentando su fantasía en su mente.

Pero esta perla era simplemente muy veloz. Mai Liang no la había perseguido por mucho tiempo antes de que la brecha creciera. Mai Liang apretó los dientes y sacó un objeto de su bolsa de almacenamiento. Este objeto es un carro*. Todo su cuerpo de color rojo y libera rastros de calor.

*(Dice “Shuttle”, así que para no complicarme, lo traduje como “carro”, imaginen a una carreta, por si de casualidad asocian “carro” con un automóvil.)

Esta fue la mayor cosecha que tenía mientras limpiaba el campo de batalla extranjero. Que normalmente no se atrevería a sacarlo porque tenía miedo de que fuera robado. Sin embargo, en este momento, el tesoro estaba a punto de escapar. No podía ser molestado con mantenerlo en secreto, por lo que tomó el carro y lo arrojó hacía adelante.

El carro creció hasta varias veces su tamaño normal y con un zumbido, cargaba hacia adelante a una velocidad muy rápida. Mai Liang se aferró al carro en el momento en que creció. Sólo podía sentir el viento que golpea su cuerpo. Fue un largo tiempo antes de que finalmente podía abrir los ojos y ver que ya había acortado la distancia entre él y la perla.

Lleno de emoción, Mai Liang subió en el carro y persiguió a la perla. El tiempo pasó rápidamente. Aunque Mai Liang no estaba siendo dejada atrás por la perla, no importa lo mucho que lo intentara, no podía superarla o igualarla. Sólo pudo mantener la distancia actual entre él y la perla.

No fue sino hasta tres días después de que Mai Liang se dio cuenta de que había entrado en una parte exterior del campo de batalla extranjero. Él se puso nervioso. Tiene que ser dicho que, además del viento astral y las fisuras espaciales, las cosas más peligrosas en el campo de batalla extranjero eran los lugares extraños.

Un lugar extraño tiene muchos peligros. Una gran cantidad de fisuras espaciales podría aparecer de repente y devorar todo. Mai Liang había oído de sus ancianos que el campo de batalla extranjero era simplemente demasiado grande y que sólo estaban limpiando una pequeña parte de éste. Y en esa pequeña porción, había lugares que contenían una gran cantidad de fisuras espaciales.

Mientras él dudaba, de repente se dio cuenta de que hileras muy densas de líneas blancas aparecieron ante él. En cuanto vio a las líneas, la expresión de Mai Liang cambió mientras forzaba al carro a detenerse y retrocediera rápidamente.

Está demasiado familiarizado con estas líneas blancas. Cuando aparecen las fisuras espaciales, lo primero en aparecer son estas líneas blancas. Pronto, las líneas blancas se fusionan en una gran fisura espacial que va a devorar todo.

El rostro de Mai Liang estaba pálido mientras miraba alrededor. Después de darse cuenta de que sólo había fisuras delante de él, se relajó un poco. Él sonrió irónicamente y dijo: "Olvídalo. No merece la pena morir por un tesoro desconocido. Aún no he sido capaz de hacer mi compañera a la hermana-junior. No quiero a morir innecesariamente aquí".

Justo en ese momento, una pequeña línea blanca apareció ante el rayo de luz negra. Sin ninguna duda, el rayo de luz negro entró en la fisura espacial.

Mai Liang suspiró y maldijo. "Maldita fisura espacial, se tragó otro tesoro. En los treinta años que llevo aquí, ya ha tragado a tantos. Si no son diez mil, al menos ocho mil. ¿Por qué no puedes dejar uno para mí?"

Acababa de terminar de maldecir cuando sintió un escalofrío mientras alguien le palmeó el hombro.

Estaba cubierto en sudor frío al instante mientras lentamente se dio la vuelta para ver a un hombre de mediana edad. La expresión del hombre de mediana edad era muy fea mientras le pregunto a Mai Liang, "Chico, ¿viste a la luz negra?"

Mai Liang fue capaz de ver al instante el patrón de martillo en la frente del hombre de mediana edad. Tomó una respiración profunda, porque había visto este patrón muchas veces durante sus treinta años aquí. Había visto una hace tan sólo unos días.

Escuchó de algunos de los ancianos que este patrón era el símbolo del clan Demonio Gigante de un país de cultivo rango cinco. Los miembros de este clan nacían con energía espiritual, por lo que tenían los mejores cuerpos para el cultivo. También eran el único país rango cinco que contenía sólo una secta en todo el país.

La gente del clan Demonio Gigante podrían cambiar libremente el tamaño de sus cuerpos una vez que alcanzaran la etapa de Transformación del alma. Dado que esta persona se veía como una persona normal, tiene que ser un experto de la Transformación del alma del caln Demonio Gigante.

La garganta de Mai Liang estaba seca. Estaba demasiado asustado para mentir, por lo que dijo rápidamente, "Sénior, vi el rayo de luz negra. Se dirigió hacia allí y fue tragado por una fisura espacial".

El hombre de mediana edad que era el que había corrido tras Wang Lin desde Zhao. Él la persiguió todo el camino lo más rápido posible, pero cuanto más perseguía, más sorprendido estaba. La velocidad de esa perla era la misma que la de él. Incluso fue capaz de esquivar todas sus intercepciones. No sólo eso, sino que la velocidad de la perla aumentaba gradualmente hasta que fue capaz de perderlo.

Además de todo eso, todavía estaban las fisuras espaciales. A pesar de que no tenía miedo de ellas, sería muy molesto si tuviera que quedar atrapado en una. Con su etapa inicial de la Transformación del alma, sólo podía evitar ser succionado. No podía moverse a su antojo.

Con la obstrucción de las fisuras espaciales, su velocidad se hizo aún más lenta. Incluso con  [Teletransporte], sólo pudo evitar quedarse atrás.

En el camino, se encontró con Mai Liang. Él se sorprendió al descubrir que Mai Liang fue capaz de viajar más rápido que él, gracias a ese carro.

Después de escuchar la historia de Mai Liang, su rostro era sombrío y él estaba muy enojado. A pesar de que el campo de batalla extranjero es muy grande, todavía tenía fronteras, pero no había fronteras dentro de las fisuras espaciales. Incluso si tuviera que volver a casa para conseguir la ayuda de un cultivador de la Transformación del alma avanzada, todavía sería como buscar una aguja en el océano. No había mucha esperanza.

Pensando en eso, miró a Mai Liang. Él extendió la mano, tomó el carro de Mai Liang, y gritó: "¡Esto es mío ahora!"

Con eso, se movió y voló de nuevo de dónde venía sin mirar siquiera a Mai Liang.

Después de que él se fue, Mai Liang se secó el sudor de la frente, dejó escapar un suspiro, y rápidamente abandonó la zona.

Mai Liang no sabía que esa persona era muy famosa en su país rango cinco. Sin embargo, él era famoso porque siempre tenía que tomar algo o sería un desperdicio de otro modo, como el momento en que tomó el pilar de luz de Lin Yi.



Anterior     Índice     Siguiente

5 comentarios: