28 ago. 2016

Xian Ni: Capítulo 114

Editado por Syru.

Llegada del mensajero (Provisional).


Xin Hai miraba Shang Guan Yun y dijo, "hermano-sénior fue a recibir al mensajero de la Torre celestial. Creo que él estará aquí pronto”.

En ese momento, la formación se iluminó de nuevo. Todo el mundo fuera del valle detuvo su charla y volteo a mirar. Teng Hua Yuan apretó los puños mientras se quedó mirando con tristeza la formación.
Ya se había hecho a la idea de que el momento en que aparece Wang Lin, iba a usar la maldición para teletransportarse junto a él y hacerle sufrir toda la tortura en el mundo.

La formación brilló y trece personas salieron.

La cara de Teng Hua Yuan se hizo aún más triste, pellizcó otra alma de la bandera. Se burló en su corazón. "Wang Lin, si usted es realmente lo suficientemente frío corazón para no preocuparse por su familia y no salir, si es así, voy a admitir que lo he subestimado. Pero incluso si logra escapar, una vez que llegue a la etapa intermedia del Alma naciente, puedo aumentar el poder de la maldición para encontrarle".

Los cultivadores fuera del valle comenzaron a hablar de nuevo.

"La batalla competencia esta vez es demasiada extraña. Antes, el primero grupo en salir siempre tenía la mayor cantidad de personas y después el número disminuye a partir de ahí. ¿Por qué es que el segundo grupo tiene más que el primero?"

"Extraño. Tengo la sensación de que esta ocasión es muy extraña".

"¿Qué secta es? Si alguno de ustedes sabe, hable con rapidez".

"Es la secta He Huan. Sé que ahí está esa zorra de Wang Ying. Siempre que aparece puedo oler su hedor cien metros de mí..."

"Eso es correcto. Esa es la secta He Huan".

A medida que la gente hablaba, las caras de los dos cultivadores Alma naciente de la secta He Huan, Cheng Yan y Chen Huan, se oscurecieron. Suspiraban mientras se miraban el uno al otro, luego, sus expresiones volvieron a la normalidad.

Los discípulos de la secta He Huan con tristeza corrieron hacia Cheng Huan y Chen Yan con expresiones complejas en sus rostros. La discípula que los lideraba rápidamente lanzó un jade transmisión de voz a los dos cultivadores naciente del alma cuando llegaron.

Chen Yan frunció el ceño. Coloca la pieza de jade en la frente y se sorprendió. Entonces, rápidamente miró a Wang Ying y le preguntó: "¿Es esto cierto?"

Wang Ying, dijo respetuosamente, "Antepasado, lo vimos con nuestros propios ojos."

Los discípulos detrás de ella todos parecían conocer ya el contenido del jade y todos asintieron rápidamente.

Cheng Huan miró a todos, luego tomó la pieza de jade de Chen Yan. Después de escanear el jade por un largo tiempo, dejó escapar una risa fría y aplastó el jade volviendo polvo.

De repente, un par de ojos de una de las sectas ortodoxas los miraba. Cheng Huan y Chen Yan y de inmediato volvieron y vieron Xin Hai señalándolos.

Los dos notaron la reacción de Xin Hai cuando los discípulos de la secta Piao Miao salieron, pero no podían adivinar el por qué. Sin embargo, después de ver el jade, se dieron cuenta de lo que pasó.

Teng Hua Yuan frunció el ceño mientras miraba a Cheng Huan, Chen Yan, y Xin Hai. De repente sintió que algo grande iba a pasar, pero no sabía que podría ser. Después de especular un poco, él no podía entender lo que estaba mal, por lo que dejó escapar un resoplido frío y destruyó otra alma de la bandera.

En ese momento, no sólo Teng Hua Yuan, sino todas las otras sectas se dieron cuenta de que algo estaba mal. No sabían lo que los discípulos podrían haber dicho para hacer que las caras de los tres cultivadores del Alma naciente se vuelvan tan sombrías.

Incluso las pequeñas familias, pequeñas sectas, y cultivadores independientes se dieron cuenta de que algo estaba mal, por lo que todos ellos se reunieron y empezaron a hablar.

Justo en ese momento, de repente el cielo se oscureció y un círculo de luz en silencio apareció. El círculo de luz flotaba en mitad del cielo, luego se amplió a diez metros de radio. Cuatro personas caminaron fuera de él.

La persona en la parte delantera gorda como una pelota y con una sonrisa en su rostro, pero en el momento en que apareció, todos los cultivadores del Alma naciente volaron y respetuosamente se pusieron de pie a su lado.

Esta persona era el mensajero encargado de Zhao, Lin Yi.

Li Yin dejó escapar una risa y dijo: "Todos, yo estoy aquí para ayudar a los mensajeros de los países de cultivo superiores a que abran la puerta al campo de batalla extranjero. No me entrometeré en su derecho a entrar, por lo que pueden estar tranquilos".

Las tres personas detrás de Li Yin son Pun Nan Zi, el cultivador de pelo blanco de la secta Piao Miao, y el cultivador flaco de la secta Camino Celestial.

Estos tres acompañan a Li Yin y aterrizaron en medio del claro. Todos los otros cultivadores del Alma naciente lo siguieron rápidamente y se pusieron a su lado.

Xin Hai tomó la oportunidad de estar al lado del anciano de pelo blanco y la envía un mensaje a través de algunas transmisiones de voz. Este anciano de pelo blanco era experto número uno de la secta Piao Miao, Xue Mei.

Después de escuchar el mensaje de Xin Hai, con calma asintió.

La formación se iluminó de nuevo y cinco personas salieron. En el momento en los cinco aparecieron, una ola de energía fría se extendió. Los cinco con los ojos inyectados en sangre. Miraron a su alrededor y encontraron un rincón para sentarse.

"¿Qué secta son?" Todo el mundo comenzó inmediatamente a hablar de nuevo.

Después de mucho tiempo, nadie podía entenderlo, así que cada uno comenzó adivinar de que secta eran estos cinco.

Xue Mei, que estaba de pie al lado de Li Yin, de repente se echó a reír y dijo: "Señor mensajero, mira a esos discípulos de la secta Cadáver Oscuro, llenos de hostilidad. He oído que la secta Cadáver Oscuro tiene una técnica secreta que permite a sus discípulos fusionarse con sus marionetas cadáveres. Creo que esos cinco son las llamadas marionetas humanas".

Lin Yi asintió y dijo: "Los cinco son marionetas humanas de hecho."

El hombre flaco de la secta Camino Celestial miró a su alrededor y frunció el ceño cuando dijo: "¿Por qué no está el compañero cultivador Ye aquí..."

Lin Yi sacudió la cabeza y dijo: "La secta cadáver no siguió las reglas y la ficha no permaneció dentro del valle Senna, por lo que están descalificados. Incluso si él no viene, no importa." Con eso, casualmente miró a la multitud en el noroeste y en secreto pensó: "La secta Cadáver Oscuro... Esta vez, varias personas más finalizarán la posesión y recuperaran su cultivo... "

Pensando en eso, Lin Yi miró de repente hacia al cultivador Alma naciente de la secta Wu Feng y dijo, "La secta Wu Feng también no mantuvo su ficha y es descalificado, pero dio su ficha a otra secta, de manera que se permite a la secta tener dos fichas porque no hay límite en la cantidad de fichas que se puede tener".

El cultivador Alma naciente de la secta Wu Feng es un anciano de ropas negras. Su expresión no cambió mientras miraba a Lin Yi.

Teng Hua Yuan también se quedó en silencio. A pesar de que él era un anciano invitado, todavía pagó un precio muy alto para obtener la ficha.

La formación se iluminó de nuevo. De repente, el corazón de Teng Hua Yuan se acelero mientras sentía un rastro de la maldición. Se quedó mirando a la formación en espera de la aparición de Wang Lin. En el momento en que apareciera, se  teletransportaría inmediatamente.



Anterior     Índice     Siguiente

2 comentarios: