20 ago. 2016

Xian Ni: Capítulo 104

Editado por Syru.

Llanto de perdida (3).


Wang Lin nunca había sentido algo como esto antes. Este fue un dolor que le daba ganas de abrirse el pecho y sacar su propio corazón. Era como si toda la sangre de su cuerpo fue succionado al instante. Olas de mareos golpean su cabeza.

Wang Lin soportó este dolor inesperado mientras corría rápidamente. Se dio la vuelta y vio que los tres todavía lo estaban persiguiendo. Sus ojos se volvieron fríos mientras cambió de dirección a la zona donde apareció junto a la secta Cadáver Oscuro.

Cuatro haces de luz volaron rápidamente a través del valle Senna.

Los únicos pensamientos en las mentes de Wang Hao y Wang Zhuo eran de pánico e impotencia. Ni siquiera se atrevieron a moverse mientras observaban a Wang Tao y a su hermana morir antes que ellos.

Qiming reveló una compleja mirada en su rostro. Él suspiró y se dio la vuelta para no mirarlos.

Teng Hua Yuan sonrió mientras entraba en la casa. Junto las manos. Cuando las separo, un anillo de luz púrpura apareció, impidiendo que la gente saliera.

Luego dio un paso y entró en una de las casas laterales. Ésta era donde vivían los sirvientes. Olas de gritos miserables vinieron de la casa y flujos de gas amarillo fueron recogidos por el recipiente.

Siete u ocho caras que se veían sufrir de los sirvientes de la familia Wang apareció en el recipiente.

Teng Hua Yuan no se detuvo cuando entró en la casa de al lado y más gritos se oyeron. El cuerpo de Wang Hao tembló. Él quería resistir, pero fue incapaz de decir una palabra.

Pronto, todos los sirvientes de la familia Wang se había convertido en fantasmas y la cara de Teng Hua Yuan era muy grave. El resto de la familia Wang fue alertada por los gritos y trataron de escapar, pero para su horror, se encontraron con una barrera de luz púrpura lque es impedía salir.

Sólo podían escuchar el flujo constante de gritos miserables que vienen de fuera. Este tipo de miedo causó que toda la familia Wang se volviera inestable.

Teng Hua Yuan dijo a sí mismo, "Li Er, esa persona te mató, así que voy a matar a toda su familia para obtener venganza por ti." Dicho esto, entro a otra habitación.

El cuerpo de Wang Hao se sacudió como si hubiera algún poder que saliera corriendo desde su interior. Dio unos pasos hacia adelante y en voz alta gritó: "¡No…!"

Teng Hua Yuan dio la vuelta y se burló. Agitó la mano y la casa se convirtió en polvo sin hacer ruido, revelando a un hombre y una mujer cuyos rostros estaban llenos de miedo.

Este hombre y la mujer eran el tercer tío y tía de Wang Lin, los padres de Wang Hao.

La mano derecha de Teng Hua Yuan se extendió la mano y el padre de Wang Hao flotaba en el aire con sus manos alrededor de su cuello. Su cara se puso roja de inmediato y él abrió la boca, revelando una expresión de sufrimiento.

Los ojos de Wang Hao se inyectaron en sangre, mientras las lágrimas fluían. Él dejó escapar un rugido y estaba a punto de lanzarse cuando Wang Zhuo lo sujetó. Wang Zhuo susurró, "Wang Hao, no seas impulsivo. Esa persona es un cultivador del Alma naciente".

Teng Hua Yuan se burló. Su mano derecha se cerró. Con una explosión, la cabeza del padre de Wang Hao se convirtió en pulpa. Su cuerpo cayó al suelo, entonces su alma salió y fue recogida por el recipiente.

"¡¡Nooo!!" La voz de Wang Hao se volvió ronca. Sentía un dolor en el pecho mientras tosía sangre. Miró al cuerpo de su padre y murmuró: "¿Por qué... por qué…?"

Teng Hua Yuan luego agarró la madre de Wang Hao, aplastó su cráneo, y la tiró ante Wang Hao.

El cuerpo de Wang Hao se sacudió mientras tosía más sangre y finalmente se derrumbó. Él tomó a el cuerpo de su madre. Lágrimas corrían por sus ojos mientras gritaba, "¿¡Por qué!?"

La expresión de Teng Hua Yuan se oscureció. Agitó la mano y bajo la luz púrpura brillante, todas las casas se volvieron polvo. Había alrededor de cuarenta personas en el lugar. Todos ellos eran miembros de la familia Wang.

Las mujeres comenzaron a llorar. Todos ellos estaban llenos de miedo. Aparte de las personas que se encuentran vivas, sólo había cadáveres sin cabeza.

Teng Hua Yuan sonrió mientras tomaba una persona. Esta persona fue tercer tío del padre de Wang Lin. Actualmente era el miembro más anciano de la familia Wang.

Rodeado de gritos, su alma fue tomada por Teng Hua Yuan y murió.

Wang Hao se quedó mirando la escena conmocionado. Ni siquiera se dio cuenta de que la mano que Wang Zhuo estaba usando para inmovilizarlo ya se había clavado en sus carnes creando marcas de sangre en su cuerpo. Wang Zhuo no se atrevió a mirar a sus padres entre la multitud. Bajó los ojos inyectados en sangre.

El cuarto tío de Wang Lin había vivido en el desierto durante mucho tiempo, por lo que era mucho más valiente que la mayoría de la gente. Él dejó escapar una sonrisa irónica y parecía estar mentalizándose. Su esposa murió hace un año y su hijo ya había sido enviado a una secta de artes marciales, por lo que estaba preparado para el sacrificio. Preguntó en voz alta:

"Inmortal, ¿qué ha hecho mi familia Wang para ofenderle? Sé que los mortales son como hormigas en sus ojos, pero incluso las hormigas tienen el derecho a saber cuál es la causa de todo esto esto".

Qiming dejó escapar un sonido de sorpresa mientras examinaba este hombre.

"¿Por qué?", ​​Señaló Teng Hua Yuan un par de veces y varias personas más murieron. La sangre salpicó por todas partes de sus cuerpos, desmembradas.

"Alguien de su familia Wang se atrevido a matar a mi tatara-nieto, ¡así que decidí matar a toda su familia!" Con eso, golpeó el aire con su mano derecha y más de diez personas murieron.

Wang Hao se esforzó en liberarse de Wang Zhuo y estaba a punto de cargar hacia adelante cuando Wang Zhuo lo inmovilizó de nuevo. La cara de Wang Zhuo se llenó de lágrimas mientras susurraba, "Wang Hao, no importa lo que ocurra, tenemos que vivir. ¡Sólo viviendo podemos conseguir venganza!"

El cuarto tío de Wang Lin con amargura sonrió y dijo, "inmortal, ¿cómo podría alguien de mi familia Wang matar a su tatara-nieto? En estos últimos cientos de años, mi familia Wang sólo ha tenido tres inmortales..." De repente se detuvo como si se dio cuenta de algo.

Entre las personas sobrevivientes, el padre de Wang Zhuo se arrodilló en el suelo y dijo: "¿inmortal, la persona que mató a su tatara-nieto se llama Wang Lin?"

Una luz fría cruzó por los ojos de Teng Hua Yuan mientras él en secreto pensaba, "Wang Lin... ¡Así que se llama Wang Lin!" Miró al padre de Wang Zhuo, extendió la mano, y agarró al padre de Wang Zhuo delante de él. Miró el padre de Wang Zhuo a los ojos y dijo, palabra por palabra, "¡Dime todo lo que sabes sobre este Wang Lin!"

El padre de Wang Zhuo dijo rápidamente Teng Hua Yuan todo sobre Wang Lin, incluyendo donde vivían sus padres. Él brutalmente pensó en su mente, "¡Mueran, todos ustedes, mueran! ¡Incluso si este inmortal muere por su mano, la familia Wang está muerta, por lo tanto sus padres deben morir también!"

(Nunca he entendido este tipo de razonamiento tan idiota, “Si yo caigo, todos caen conmigo”)

Después de que Teng Hua Yuan terminó de escuchar, soltó una risa. Luego, cerró su mano. Cuando la abrió, una centella apareció. Casualmente lo empujó hacia adelante y una onda circular se extendió.

El padre de Wang Zhuo era el más cercano. Cuando tocó la onda de choque, su cuerpo se sacudió y se convirtió en polvo junto con sus ropas. A medida que las ondas se extendía, cada persona que la tocó murió y sus almas fueron recogidas por el recipiente.

Cuando la onda estaba a punto de golpear al cuarto tío de Wang Lin, ya había cerrado los ojos, pero una luz suave, blanca cubrió su cuerpo, bloqueando la onda de la centella.

Teng Hua Yuan dio la vuelta y se quedó mirando a Qiming.

El cultivador suspiró y dijo, "compañero cultivador Teng, deja a esta persona viva. Es útil para mí".

Teng Hua Yuan se burló mientras señalaba a Wang Zhuo y Wang Hao y dijo, "¿Usted no va a detenerme de encargarme de esos dos entonces?"

Qiming sonrió ligeramente mientras miraba a Teng Hua Yuan y dijo, "compañero cultivador Teng, ¿por qué pegunta algo tan obvio? Por supuesto, que no lo detendré, pero si el mayor Pun Nanzi pregunta, voy a tener que decirle la verdad".

Teng Hua Yuan miraba a Qiming. Después de mucho tiempo, pisoteó el suelo y todo la propiedad de la familia Wang se convirtió en escombros.

En cuanto a Wang Zhuo y Wang Hao, ni siquiera los miró mientras volaba hacia la casa de los padres de Wang Lin.

El cuerpo de Wang Zhuo tembló mientras miraba las ruinas. Después de pensar por un tiempo, se puso de rodillas y se inclinó. Su frente sangraba y su expresión era extremadamente grave.

Wang Hao apretó los dientes. Dejó escapar una risa triste y cayó al suelo.

Wang Zhuo se levantó y recogió a Wang Hao. Se inclinó hacia Qiming y voló hacia la secta Xuan Zong Dao. Todos sus recuerdos de la familia Wang fueron barridos.

Qiming suspiró y pensó: "Esto es realmente un pecado. No sé si lo que hacía estaba bien o mal... pero este hombre de mediana edad que realmente no es normal. Voy a salvarlo. "Pensando en eso, agitó sus mangas y desapareció de la casa de la familia Wang, junto con el cuarto tío de Wang Lin.

Teng Hua Yuan llegó casi inmediatamente en el pequeño pueblo de los padres de Wang Lin viven. Con él llevaba un recipiente con más de cien caras de la familia Wang en él. Todos ellos tenían una expresión de sufrimiento.

Olas de gritos miserables vinieron del recipiente, causando olas de viento frío.

Después de llegar al pueblo, extendió a su sentido inmortal. Rápidamente encontró la casa de Wang Lin y corrió hacia ella.

Quince minutos más tarde, Teng Hua Yuan salió de la casa de Wang Lin. Su mano derecha golpeó el recipiente y éste creció a un tamaño gigante, Teng Hua Yuan escupió un poco de sangre naciente. Estallaron gritos que provenían del recipiente mientras ondas aparecieron en él. Poco a poco, las ondas desaparecieron, dejando al descubierto una imagen. La imagen de Wang Lin moviéndose rápidamente a través de una selva.

Teng Hua Yuan sonrió y su mano derecha apuntaba a la imagen.

En cuanto a Wang Lin, bajo el efecto de este sentimiento inexplicable de horror, conducía a sus tres perseguidores al lugar de reunión de la secta  Cadáver Oscuro.

¡Dolor! ¡Dolor inimaginable! ¡Dolor indescriptible!

Este tipo de dolor ahogá a Wang Lin como una inundación. Los cultivadores eran muy sensibles a ciertas cosas. Wang Lin experimentó una sensación de pánico que nunca había experimentado antes. Las caras de sus padres aparecieron ante él.

Poco después, Wang Lin vio una escena que recordara por el resto de su vida.

"¡¡No!!" Dos chorros de sangre fluyeron de sus ojos. Su expresión era dolorosa, su cuerpo tembló, y las rastros de energía espiritual oscura se movían violentamente en su cuerpo, completamente fuera de su control. Todas las plantas dentro de un radio de diez metro se congelaron. Esta aura de congelación siguió creciendo más fuerte.

Fue en este momento que el "Extremo" dentro de Wang Lin sin fin ascendía, ¡alcanzando el Reino Extremo!



Anterior     Índice     Siguiente

5 comentarios: