6 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 7

Editado por Syru.

Dejando una carta.


"¡Eso es verdad! Cuarto hermano, diste el cupo al hijo del segundo hermano. Lo que Wang Zhuo dijo es correcto, su hijo es más fuerte que Tie Zhu. Podría realmente haber sido seleccionado por los inmortales. "dijo el quinto tío de Tie Zhuo.

Wang Zhuo, con una sonrisa de orgullo, se regodeó, "Su familia trajo todo esto sobre sí mismos. Mi padre y yo les advertimos. Esta familia inútil es tan terca como una mula. Ahora se estrellaron con un muro".

Wang Hao, no pudo soportar más y dijo, "Tie Zhu, él..."

Antes de que pudiera terminar, el padre de Wang Hao le lanzó una mirada feroz. Él perdió toda la confianza y se mantuvo en silencio después.

Cuarto tío de Tie Zhu dejó escapar un profundo suspiro y dijo: "El que mencione este asunto de nuevo significa que tiene algo contra mí. La razón por la que Tie Zhu no fue seleccionado solo puede atribuirse a su mala suerte y a nada más. Tie Zhu no le des mucha importancia. Por qué no vienes conmigo a uno de mis viajes. No tengo nada que decir sobre las sectas de inmortales, pero hablando de sectas marciales, su tío tiene una buena reputación para que entres en una. Puedes ir junto a mi hijo, Hu Zi. He planeado enviarlo para que gane experiencia como artista marcial.

Wang Zhuo rió cuando escuchó eso. Con desdén, dijo, "Tie Zhu, ve con el cuarto tío. Al llegar allí, puede que cuando se enteren que eres una basura que fue rechazada por los inmortales. Realmente podrían admitirte".

Wang Lin levantó lentamente la cabeza. Miró a su alrededor, mirando a todos los familiares de los alrededores. Cuando sus ojos finalmente aterrizaron en Wang Zhuo, dijo, "Wang Zhuo, recuerde mis palabras. Yo, Wang Lin, sin duda entrare en una secta de inmortales. También nunca olvidare cómo usted y su padre insultó a mi familia".

Wang Zhuo rió cuando escuchó las palabras de Tie Zhu pero antes de que pudiera decir nada más, Cuarta tío gritó a Wang Zhuo, "¡Pequeño bastardo! Veamos si los inmortales aún están interesados después de que lo deje inválido. "

La cara del padre de Wang Zhuo cambio de color. Rápidamente se puso delante de Wang Zhuo. "¡Cuarto hermano, no se atrevería!"

Los parientes que rodean toda llevaron a cabo una fría sonrisa en sus caras mientras observaban los acontecimientos se desarrollan delante de ellos.

El cuarto tío de Tie Zhu rió. Tenía una mirada fría. En voz baja dijo, "Oh, hermano mayor, ¿realmente cree que no Me atrevería?"

El padre de Tie Zhu dio un paso hacia delante para traer rápidamente su cuarto hermano de vuelta. "Cuarto hermano, escucha a su segundo hermano. Tienes una esposa e hijos en casa, actuando así no vale la pena. Voy a recordar siempre lo que has hecho por mí, Volvamos a casa junto a mi familia".

El cuarto tío miró al padre de Wang Zhuo.  Luego miro profundamente a su segundo hermano, y procedió a salir de la casa con Tie Zhu y su familia.

Incluso desde lejos, Wang Lin pudo escuchar a los familiares en el patio burlándose.

La familia se sentó en el carruaje del cuarto tío y regresaron a casa.

El silencio envolvió el interior del carruaje. El padre de Tie Zhu en silencio suspiró. Sería mentira decir que no estaba decepcionado, pero Tie Zhu seguía siendo su hijo. Él finalmente rompió el silencio. "Tie Zhu, esto no es nada, ¿de acuerdo? Cuando fui forzado a dejar la casa antes, yo estaba muy deprimido, sin embargo, perseveré y no perdí la esperanza. Escucha a tu padre. Empieza a estudiar y esfuérzate por obtener un buen resultado en el examen de distrito del próximo año. Si no deseas leer, ve y relajate con el cuarto tío".

La madre de Tie Zhu dio a su hijo una mirada de amor y lo consoló. "Tie Zhu, no hagas nada estúpido. Eres mi único hijo. Si algo te ocurre, no podría vivir más. Tienes que ser fuerte. "A medida que hablaba, las lágrimas caían por su rostro.

Wang Lin miró a sus padres. Él asintió con la cabeza y dijo: "Padre, madre, pueden estar seguro. No voy a hacer ninguna tontería. No se preocupe, tengo un plan".

La madre de Tie Zhu lo abrazó. Mientras que lo sostenía en sus brazos, dijo, "Tie Zhu, se acabó. Vamos a olvidarnos de este asunto".

En el cálido abrazo de su madre, corazón herido de Tie Zhu estaba sanando lentamente. Se sentía agotado después de los acontecimientos de los últimos días. A medida que el carro rebotó hacia arriba y abajo, Tie Zhu cayó lentamente dormido.

Vio un sueño. Soñó que era un inmortal, volando en el cielo con sus padres....

Cuando Tie Zhu despertó, ya era tarde en la noche. Suspiró ligeramente mientras miraba a su alrededor la habitación familiar. Su corazón estaba resuelto. Antes de salir de la casa, tomó una profunda mirada larga a sus padres mientras dormían. Cogió un lápiz y papel, y escribió una carta. Después de empacar suficientes raciones, se fue.

"No voy a renunciar al camino de convertirme en un inmortal. ¡Debo tratar de unirse a la secta Heng Yue una vez más! Si todavía no me aceptan, debo al menos encontrar la ubicación de otras sectas de inmortales. "Los ojos de Wang Lin estaban llenos de determinación cuando salía del pueblo de montaña, con tan solo una bolsa.

La luz de la luna iluminaba el camino dibujando detrás de Wang Lin una larga sombra.

Tres días han pasado. Wang Lin  recorría un camino de una remota montaña. Cuando estaba siendo cargado por el joven inmortal pudo distinguir vagamente la dirección general hacia la secta.

Hacia el este, Wang Lin ignoro a las malas hierbas que estaban cortando sus piernas y siguió avanzando.

Después de una semana, ya había entrado en la parte interior de la montaña. Afortunadamente, no hubo bestias devoradoras de hombres aquí. Wang Lin siguió su camino con cuidado. Hoy, cuando alzó la vista, finalmente fue capaz de ver las familiares montañas cubiertas de niebla.

Tie Zhu estaba completamente agotado en este momento. Sacó algo de comida y comió unos bocados, mientras miraba la entrada de la secta Heng Yue. De repente pudo oír el jadeo de una bestia salvaje detrás de él. Miró hacia atrás y todo el color al de su rostro desapareció.

Un gran tigre blanco con los ojos rojos como la sangre. Gotas de saliva goteaba por la comisura de la boca, produciendo sonidos <plak>  al caer en el suelo.

El tigre blanco rugió, y salto. Wang Lin reveló una sonrisa amarga, y sin dudar saltó de un acantilado. Sentía el viento en su rostro cuando caía en picado. No podía dejar de recordar las miradas en los ojos de sus padres, así como todas las burlas de los familiares.

"Padre, Madre, su hijo no podrá cumplir con su deber. Esto es un adiós".

La pared del acantilado estaba cubierta por una miríada de ramas. El cuerpo de Tie Zhu fue golpeado por las ramas mientras desaceleraba su caída. Unos momentos más tarde, a mitad de la caída, Tie Zhu sintió una enorme fuerza tirando de él.

Wang Lin no tenía control de su cuerpo por la fuerza que tiró de él. Antes de darse cuenta, él estaba dentro de una cueva que había sido tallada en la pared del acantilado. Sentía una gran fuerza constantemente tirando de su cuerpo contra la pared, después de un largo tiempo la fuerza finalmente desapareció y cayó de la pared.

Le tomó mucho tiempo para recuperar sus sentidos. Luchó para volver a levantarse, se dio cuenta tenía la ropa desgarrada y su todo su cuerpo había sido lacerado por las ramas. El dolor llegó a raudales de su brazo derecho hinchado. Grandes gotas de sudor corrían por todo su cuerpo. Wang Lin tocó su brazo, pero no pudo decir si los huesos se rompieron. Esta lesión fue causada cuando golpeó la pared.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: