30 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 30

Editado por Syru.

Wang Hao.


"¿Tengo que ser aún más irrazonable?" Para salir de la casa de trabajo, Wang Lin estaba listo para ir con todo. Él realmente quería ver cuáles eran los límites de los ancianos.

En privado, entre los discípulos honorarios, además de los dos títulos como basura y desvergonzado, él
ganó otro más; Corazón negro Wang.

El número de personas que lo llamaban así en comparación con el  apodo de Liu Xing, comadreja amarilla, estaba en un nivel completamente diferente.

Después de que Wang Lin había practicado desde hace un año en el espacio del sueño, la energía espiritual en su cuerpo había aumentado mucho. Había llegado al límite de la primera etapa. No importa lo mucho que siguió cultivando, su energía espiritual ya no aumentó más. Por lo tanto, una noche, empezó usar el canto para entrar en la segunda etapa.

Después de fallar tantas veces, su trabajo duro no fue una pérdida de tiempo, cuando finalmente rompió a la segunda etapa.

Los poros de su cuerpo expulsaron grasa negra. Después de lavarse, Wang Lin se miró y vio que tenía los ojos brillantes como relámpagos. Se veía muy diferente su anterior yo.

Se frotó la barbilla y pensó: "Sólo queda un canto para llegar a la tercera etapa. Si vuelvo con Sun Dazhu para pedir los cantos de las etapas posteriores y se entera de que llegué a la segunda etapa, definitivamente me interrogará acerca de cómo ocurrió. Si no puedo explicarme bien, entonces voy a tener un montón de problemas".

Después de pensar un rato, Wang Lin todavía no podía llegar a una buena idea. Él no pudo evitar fruncir el ceño.

Con un suspiro, Wang Lin comenzó a practicar la técnica Fuerza de atracción. Después del tiempo practicado durante este año, Wang Lin podría ahora tener éxito  diez de cada diez veces. Desde que llegó a este grado de dominio, decidió probarlo en algo más difícil. Se encontró una gran roca en la casa de trabajo y comenzó a practicar.

Otro mes había pasado. Wang Lin  había hecho todo lo posible en la casa de trabajo, causando a todos los discípulos honorarios quejarse sin parar. Era invierno y la secta comenzó a prepararse para la competición anual de los discípulos internos.

Este año era especial ya que se celebraba la competencia de discípulos honorarios de la secta Heng Yue, que ocurre cada diez años. Si un discípulo honorario clasificaba entre los tres primeros lugares, se convertirían en un discípulo interno. Todos los discípulos honorarios fueron puliendo sus habilidades de combate y en secreto trazando planes.

Por lo tanto, lo relacionado con la casa de trabajo se retrasó como todo el mundo estaba demasiado ocupado.

Wang Lin estaba muy decepcionado de que aún estaba a cargo de la casa de trabajo. En cuanto a la competición de discípulos internos, no tenía intención de participar. Si tenía el tiempo, ¿por qué no gastarlo en cultivar en el espacio del sueño en su lugar?

Hoy, comenzó a nevar en la montaña Heng Yue. Desde la distancia, parecía como una tierra de nieve.

Wang Lin no estaba cultivando, pero se mantuvo en silencio en el patio. La técnica Fuerza de atracción se activa como si hubiera una mano gigante moviéndose alrededor, apartando toda la nieve por lo que ningún copo iba a aterrizar en él.

Mirando hacia donde estaba su casa, recordó que sus padres tendrían la estufa lista para mantener la casa caliente en esta época del año.

Él sentaría a leer junto a la estufa. Su padre estaría tallando a su lado, y su madre estaría almacenando vegetales encurtidos.

A veces, estaría cansado de leer y se sentaría al lado de su padre, viéndolo tallar. Cuando estaba de muy buen humor, ayudaba a su padre. Hubo mucha alegría entre ellos.

Wang Lin recordó que debajo de su cama había algunas tapas de madera. A veces las sacaba y jugaba con ellas en el hielo con los niños del pueblo.

Pensando en todo esto, Wang Lin tomó una respiración profunda. Un cultivador tiene que cortar todos los lazos mortales, y todos ellos eran pensamientos que puedan perturbar el cultivo. Wang Lin cerró los ojos. Cuando los abrió de nuevo, su mente estaba clara. No podía cortar todas sus conexiones mortales, por lo que las escondió en lo profundo de su corazón.

Mientras que él estaba recordando, su expresión cambió de repente. Ahora estaba en la segunda etapa de la condensación de Qi y había despertado su capacidad de sentido inmortal. Todo esto se describe en libro de 'las tres etapas de la condensación de Qi.

Con un análisis de su sentido inmortal, se dio cuenta de que Wang Hao venía en su dirección. Un momento después, la puerta se abrió. Wang Hao entró, llevando una gorra de cuero y abrigo de cuero. Miró a Wang Lin, sorprendido, y dijo: "Hermano Tie Zhu, ¿No tienes frío, parado aquí con esas ropas ligeras?"

Wang Lin se rió entre dientes, "He calculado que vendrías a verme así que vine a darte la bienvenida, pequeño bribón". No sentía frío en absoluto. Después de alcanzar la segunda etapa, se dio cuenta de que su cuerpo era mucho más fuerte que antes.

Wang Hao se rió entre dientes. Él entró y observó con detenimiento Wang Lin y dijo: "Hermano Tie Zhu, ¿cómo es que siento que eres un poco diferente al de hace unos meses?"

Wang Lin dijo: "¡Eso es natural! ¡He llegado a la segunda etapa de condensación de Qi y puedo ser considerado un inmortal!"

La boca de Wang Hao se torció. Entró en la habitación y le dijo: "No mientas. Nuestros talentos están aproximadamente al mismo nivel. He recibido ayuda de píldoras inmortales y todavía no he llegado a la primera etapa. Pero que usted pueda llegar a la segunda etapa. Es imposible.

Wang Lin no trató de aclararlo. A veces, cuando dice la verdad, la gente ni siquiera le cree, y si miente, entonces él podría hacer sospechar a otros de él. Al final, su relación con Wang Hao no era demasiada profunda. Por ello es que está en guardia al hablar con él.

Para confiar en alguien a primera vista, no era algo que Wang Lin era capaz de hacer.

“Wang Hao, ¿cómo es que tienes tiempo para visitarme hoy? ¿La casa de la píldora no está ocupada?”  Wang Lin volvió a la sala y sirve a Wang Hao una taza de agua caliente.

Wang Hao recibe la taza de agua caliente y la sopla un par de veces antes de tomar un sorbo. Él sonrió. "No has ido a la casa de la píldora para recoger tus cosas en los últimos meses. He estado guardando tu parte, y vine a entregártelas." Mientras hablaba, sacó un pequeño paquete y lo puso sobre la mesa.

Wang Lin reveló una leve sonrisa. Ni siquiera mira el paquete, pero miró a Wang Hao. No creía Wang Hao sólo vino a entregar un paquete.

Wang Hao está incómodo después de ser mirado y dijo, "Tie Zhu, he oído que has estado haciéndolo bastante bien en la casa de trabajo en estos últimos meses".

Wang Lin sirvió un poco de agua. Tomó un sorbo y dijo, "Wang Hao, sólo di lo que necesitas. Si puedo ayudarte, ¡definitivamente lo hare! "

La expresión de Wang Hao era incómoda. Se acercó más y misteriosamente dijo: "Hermano Tie Zhu, siempre supe que eras una persona inteligente. Hablando honestamente, sé que tienes un montón de talismanes que los discípulos honorarios utilizan para visitar el hogar. ¿Me puede prestar unos pocos?"



Anterior     Índice     Siguiente

4 comentarios: