23 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 24

Editado por Syru.

Práctica.


Después de reunir una gran cantidad de agua de manantial de la montaña, Wang Lin comenzó a crear agua de manantial llena de energía espiritual. Cuando eran las diez de la noche, cerró su puerta. Como medida de precaución, ató un extremo de una cuerda a la puerta y el otro a su brazo para que supiera de inmediato si alguien la abre.

Después de beber unos grandes tragos de agua de manantial, sintió que su cuerpo se calienta. A continuación, se quedó mirando la perla para entrar en el sueño.

En el espacio ilimitado del sueño, Wang Lin con sus piernas cruzadas empezaba a cultivar. Cuando él estaba cultivando, las luces a su alrededor se hicieron más suave. Wang Lin no era consciente de ello, pero las luces entraron en su cuerpo.

Después de permanecer allí por un día, toda la energía espiritual del agua había desaparecido. Pero esta vez, podía sentir claramente la diferencia en su cuerpo. Antes, cuando iba a terminar la medicina de Sun Dazhu, sintió calor. Sin embargo, en el momento más crítico, toda la energía espiritual dispersaba.

Pero esta vez era diferente. A pesar de que todavía se dispersa, todavía había trazas dejadas en su cuerpo. A pesar de que no era mucho, Wang Lin ganó mucha confianza por estos resultados. Después de considerarlo por un tiempo, él no podía entender por qué era diferente. Así que al final, sólo podía especular que fue a causa de la misteriosa perla de piedra.

Debido a que no podía dejar el sueño a voluntad, no había manera de beber más agua de manantial, sólo podía seguir cultivando lo que quedaba de tiempo. Al final, se dio cuenta de que había una diferencia entre el espacio del sueño y el exterior. En el exterior, a pesar de que había estado cultivando durante más de un mes, se sentiría renovado y muy cómodo después del cultivo.

Pero aquí, después de que la energía espiritual del agua de manantial se había disipado, no tenía la sensación refrescante y cómoda, en cambio, cuando cultiva, se sintió sin aliento.

Después de dudar por un tiempo, Wang Lin supuso que estaba relacionada con la existencia de la energía espiritual. No había energía espiritual natural en el espacio del sueño.

Cuanto más lo pensaba, más se sentía que era correcto. Él frunció el ceño, pensando, "Si sólo hubiera una manera de traer el agua de manantial desde fuera, todo estaría bien". Pensando en ello, su corazón se detuvo de repente un golpe mientras miraba a su propio cuerpo y reveló una expresión de desconcierto.

Wang Lin estaba muy desconcertado por el uniforme rojo de discípulo que tenía puesto. Rápidamente comprobó el bolsillo donde su bolsa de almacenamiento es guardada y noto que faltaba.

"La ropa puede aparecer en el espacio del sueño, pero no podía aparecer la bolsa de almacenamiento." Amargamente pensó y decidió experimentar sobre qué elementos podrían o no ser introducidos en el espacio del sueño una vez que saliera.

El tiempo pasó rápidamente. Pasadas cincuenta horas, la sensación de ser desgarrado apareció y se despertó.

Todavía tenía una pregunta en su corazón. ¿Por qué podría sólo permanecer en el sueño durante cinco horas? Con esa pregunta en mente, llenó una calabaza con agua de manantial y la cargo en el hombro, listo para entrar en el sueño de nuevo.

Pero esta vez, no importa que tanto mirara la perla, no sentía la somnolencia habitual. Wang Lin estaba asustado. Después de pensarlo durante mucho tiempo, contuvo el miedo en su corazón y se sentó a cultivar.

Gradualmente, a medida que su respiración se estabilizó, la energía espiritual natural fue absorbida por el cuerpo. Como se disipó, algunas trazas permanecieron en su cuerpo. Sin embargo, esto todavía estaba muy lejos de la primera etapa de condensación de Qi.

Pasó todo el día cultivando. Siguió bebiendo el agua de manantial para mantener su cuerpo lleno de energía espiritual.

Además, él siempre sostuvo la perla de piedra, con la esperanza de entrar en el espacio del sueño otra vez, pero no funciono en cada intento.

Llegó la noche. Abrió ambos ojos y podía sentir que la energía espiritual en su cuerpo se había incrementado un poco. En otro momento estaría emocionado por ello, pero ahora estaba inquieto. Miró la perla de nuevo y de repente se sintió somnoliento. Wang Lin reveló una expresión de felicidad mientras aparto lejos la miraba para expulsar al somnolencia.

Se puso de pie y se frotó la barbilla, mientras da vueltas por la habitación, reflexionar sobre lo que había ocurrido antes y después entró en el sueño. Finalmente encontró el problema.

Las dos primeras veces, entró sin esperar casi nada de tiempo. La tercera vez espero cinco horas después de la segunda y la cuarta vez era todo un día después de la tercera.

Siguiendo esta lógica, hubo algunas restricciones para entrar en este espacio del sueño. Para estar seguro, uno debe esperar cinco horas después de un uso para garantizar la entrada.

Después de resolver esta cuestión, Wang Lin comenzó a prepararse para probar lo que podría poner en el espacio del sueño. Terminó de recolectar de muchas cosas, incluyendo tres calabazas. Uno de ellos era una calabaza con un poco de rocío, una estaba vacía, y uno se llenó con agua de manantial.

Incluso puso un trozo del cuenco de piedra rota en el bolsillo. Además, tomó una batata y un paño de su bolsa de almacenamiento y los ato a su cuerpo antes de entrar en el sueño de nuevo.

En el espacio del sueño, Wang Lin comprobó rápidamente su cuerpo. La batata, el trozo del cuenco de piedra roto, y el paño estaban todos allí, pero las tres calabazas y su bolsa de almacenamiento no.

Llegó a la conclusión de que, sin lugar a dudas, no había energía espiritual dentro de este reino de los sueños, por lo que cualquier elemento normal, en otras palabras, cualquier objeto sin ningún tipo de energía espiritual, podía ser traído.

Las tres calabazas y la bolsa de almacenamiento tenían un poco de energía espiritual, por lo tanto, no podían ser traídos.

Dejando escapar un suspiro, Wang Lin comenzó a pensar con amargura. No podía traer la calabaza allí, y los pocos tragos que tomó de la calabaza antes de entrar en el espacio del sueño no fuera suficiente para durar toda la duración de su estancia.

Después de pensar en esto, una idea cruzó por su mente. Él sintió que tenía una idea, pero no podía comprenderlo. La sensación de una idea justo fuera de su alcance le hizo ir profundamente en sus pensamientos, organizar sus ideas una por una.

Después de mucho tiempo, su expresión se volvió feliz mientras agarró el punto clave; el agua llena de energía espiritual no se podría llevar, pero la energía espiritual que entró en su cuerpo no desapareció.

Era que no se podía llevar objetos con la energía espiritual de allí, pero si pensaba detenidamente, podría encontrar un camino.

Pasadas las cincuenta horas, abandonó rápidamente su habitación y buscó en la montaña hasta que encontró un par de calabazas silvestres y las llevó a casa.

Cree que las tres calabazas de antes no podían ser puestas en el espacio del sueño, ya que se habían empapado en el agua de la energía espiritual durante tanto tiempo, que la energía espiritual se había fusionado con las calabazas

Ahora, él estaba llenando las calabazas recién cortadas con agua de la energía espiritual. Podría ser capaz de engañar a la perla para ponerlas dentro del espacio del sueño.

Después de cinco horas, Wang Lin entró en el espacio del sueño con cuatro calabazas en su hombro. Después de entrar en el sueño, Wang Lin se sorprendió al descubrir que todas las calabazas estaban todavía con él.

Los abrió y vio que el agua estaba todavía en el interior. Tomó un trago y se encontró que todavía estaba llena de energía espiritual. Sin decir una palabra, Wang Lin bebió unos tragos y comenzó a cultivar.

Cada vez que la energía espiritual se disipó de su cuerpo, bebió más agua de manantial. Pronto, la trazas de energía espiritual empezaron a reunirse en su cuerpo, permitiendo estar cada vez más cerca de la primera etapa de condensación de Qi.

Las luces en los alrededores comenzaron a entrar en silencio su cuerpo de nuevo.

Con el talento de Wang Lin, y sin la misteriosa perla y el agua con energía espiritual, le hubiera tomado muchos años antes de que pudiera alcanzar la primera etapa de la condensación de Qi. Adicionando la droga de dispersión de Qi, se necesitarían treinta a cincuenta años antes de tener éxito.

Tomar la medicina de Sun Dazhu todos los días durante un mes aceleró el proceso. Wang Lin también utilizó sin saberlo, la técnica de dispersión de Qi, que se deshizo de la droga de dispersión de Qi. Pero incluso entonces, todavía le habría tomado diez años. Pero ahora, a Wang Lin no le faltaba energía espiritual. Tenía una perla de piedra que le permitió aumentar el tiempo por diez. La primera capa de condensación de Qi ahora está a la vista.



Anterior     Índice     Siguiente

4 comentarios: