23 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 23

Editado por Syru.

Décima nube.


Después de una cantidad desconocida de tiempo, Wang Lin abrió los ojos y vio que era de noche. Se bajó de su cama y se estiró por un tiempo. Su cuerpo no se sentía muy diferente. Sacó el cuenco de piedra de debajo de su cama y se sorprendió al ver que la décima nube al fin había aparecido en la perla.

Wang Lin estaba encantado. Miró la perla y rápidamente salió corriendo de la casa. Y fue recoger agua de manantial, antes de regresar rápidamente. Colocó la perla de piedra en el agua y lo mezcló todo.

Después de hacer todo esto, bebió el agua de manantial y la probó durante un tiempo, pero no había ningún cambio aparente. Miró la perla con un poco de decepción, y luego trató de morderla, pero todavía era dura como una roca.

Incluso coloco una gota de sangre en la perla, pero todavía no había cambio.

Vaciló y apretó los dientes durante un tiempo, luego tomó el cuenco de piedra y la golpeó contra la perla piedra. Creía que una vez que tuviera diez nubes, habría algún tipo de cambio.

Después de un estruendo, el cuenco de piedra se rompió. Incluso la mano de Wang Lin estaba entumecida, pero no había ningún signo de daño a la perla piedra en absoluto.

Usó todo lo que podía pensar, pero no parecía que la perla de piedra sufriera algún cambio después de obtener la décima nube. Sintiendo el corazón roto, tiró la perla de piedra a un lado.

Después de un tiempo, él de mala gana se acercó a recogerla. Después de mirar fijamente durante un rato, empezó a sentir sueño. Él se sorprendió. Él acababa de despertar, ¿por qué iba a sentir sueño? Se frotó los ojos y siguió mirando a la perla.

Lentamente, se hizo aún más somnoliento. La perla se hizo más y más borrosa hasta que finalmente Wang Lin cayó al suelo, dormido con la perla todavía en la mano.

Soñó. Era su sueño, estaba en un espacio sin límites. No había estrellas, pero había objetos brillantes a su alrededor. A pesar de que estaba soñando, su mente estaba despejada. Se preguntó por qué estaría soñando esto.

Wang Lin no se sentía como si no hubiera nada malo en su cuerpo aquí. Sin embargo, no sabía cómo despertar para escapar de este lugar. En su impotencia, caminaba sin rumbo en esta zona sin fronteras por mucho tiempo.

Después de una cantidad desconocida de tiempo, cuando estaba muy cansado, el entorno empezó a temblar. Se sentía como si su cuerpo estuviera siendo desgarrado. Con un grito, abrió los ojos.

Miró a su alrededor y se dio cuenta de que aún estaba en la habitación. Wang Lin inhalo profundamente y se secó el sudor de la frente. Estaba feliz de que el extraño sueño finalmente terminó. De repente, su expresión se volvió muy extraño. Miró la perla y se dio cuenta de que todas las nubes habían desaparecido. En su lugar, había pequeñas caracteres inscritas en la perla.

"Esto..." Wang Lin estaba aturdido y rápidamente echó un vistazo más de cerca. Las palabras se veía muy extrañas, unos caracteres pocos comunes. Siempre le había gustado la lectura, y pensó durante mucho tiempo tratando de relacionarlos con los caracteres que conocía. Él fue capaz de adivinar algunas palabras.

Wang Lin cogió la perla y murmuró para sí: "Este parece ser un número. No mantiene ningún sentido. "De repente, un pensamiento cruzó por la cabeza y se acordó del extraño sueño.

"¿Está relacionado con la perla?" Wang Lin reflexiono un poco e inmediatamente se acostó en su cama, tratando de obligarse a conciliar el sueño. Pero él todavía estaba lleno de energía, por lo que no podía hacerlo.

Recordó que la última vez que durmió fue de tanto mirar la perla. Así que empezó a mirar a la perla sin parpadear una vez. Pronto, le dio sueño y se durmió.

El espacio sin límites apareció de nuevo. Wang Lin reveló una mirada reflexiva. Esta vez, no paseo, sino empezó a saltar en el mismo lugar repetidamente.

A medida que pasaba el tiempo, se las arregló para saltar más alto y más alto. Al principio, sólo era capaz de saltar alrededor de medio metro, pero ahora era capaz de saltar por encima de un metro. Después de todo su cuerpo estaba cansado y la sensación de ser desgarrado apareció de nuevo.

Entonces se despertó.

En el momento en que se despertó, se levantó de la cama y saltó. Se levantó muy alto, exactamente la misma distancia que había saltado en su sueño.

Wang Lin se sorprendió. Al poco tiempo, apareció una expresión emocionada en su rostro. Tomó algunas respiraciones profundas para contener su emoción y comenzó a pasearse por la habitación. Su expresión cambia constantemente. A veces una expresión de desconcierto, a veces una profundo expresión de pensamiento, y a veces una expresión de preocupación. El sudor goteaba de su frente.

Wang Lin murmuró, "Si es sólo el ejercicio en mi sueño, entonces es inútil, puedo hacerlo en la realidad. No necesito estar en mi sueño".

"Eso no está bien. Esta perla absorbió tanto líquido lleno de energía espiritual antes de que apareciera el décimo nube, así que no puede ser inútil. Tiene que haber algún otro uso, tiene que haber. Pero, ¿qué podría ser?" Wang Lin se olvidó de todo lo que le rodea y de todo corazón se dedicó a la perla.

"Podría ser..." Se detuvo. Parecía como si hubiera captado una idea. Se preguntó: "¿Podría ser el tiempo?"

Después de pensarlo, no podía controlar sus emociones más. Quería gritar con entusiasmo algunas palabras. Apretó los puños. Su cuerpo temblaba mientras miraba a la perla.

"Si si realmente se relaciona con el tiempo entonces, yo..., Tie Zhu, se convertirá en un inmortal, ¡no importa lo malo que mi talento sea!" Wang Lin tomó unas cuantas respiraciones profundas antes de que volviera a la normalidad. Sin decir una palabra, sacó la lámpara de aceite y lo llenó con aceite. Se sentó en la cama con la perla de piedra y comenzó a calcular el tiempo.

Después de cinco horas, la lámpara se apagó.

Wang Lin volvió a llenar rápidamente la lámpara de aceite. Se quedó mirando la perla y volvió a entrar en el sueño.

Esta vez, no practicaba el salto, pero se sentó con las piernas cruzadas en el suelo, a contar el tiempo.

Una hora, cinco horas, diez horas, veinte horas, treinta y cinco horas, cincuenta horas!

La sensación de su cuerpo de desgarro apareció de nuevo. Cuando Wang Lin abrió los ojos, la lámpara de aceite estaba a punto de apagarse.

"Diez veces el tiempo. Diez veces el tiempo pasado en el sueño. "Wang Lin con entusiasmo se puso de pie, sosteniendo firmemente la perla.

Por primera vez, se mostró confiado en su cultivación.

Ya era muy tarde. Wang Lin con su corazón agitado, no se inició de inmediato a utilizar la perla para empezar a cultivar. Tenía miedo de que si él comienza a usar la perla en la mañana, él sería descubierto por alguien. Cuando eso suceda no sería capaz de evitar perderla, por lo que pone la perla de nuevo en su bolsa de almacenamiento, y salió de la habitación.



Anterior     Índice     Siguiente

4 comentarios: