23 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 18

Editado por Syru.

Calabaza.


Wang Lin dejó el jardín sin decir una palabra. Su uniforme rojo llamó mucho la atención de los discípulos honorarios. Sus rostros estaban llenos de envidia. Sin embargo, cuando dieron un vistazo más de cerca, y se dio cuenta que quien lo estaba que llevando, sus expresiones se volvieron inmediatamente raras y se hicieron aún más envidiosos.

"¡Así que resulta que la persona que se convirtió en un discípulo interno fue él! Se convirtió en un discípulo honorario al tratar de suicidarse. ¿Qué método podría haber utilizado este vez?"

"¿Hay una necesidad de preguntar? Yo digo que debe haber hecho algunas cosas desagradables para ganar el favor del anciano. Ese tipo de persona es un sinvergüenza".

"Sí, basta con ver esa cara de tonto. Incluso si él se convirtió en un discípulo interno, todavía estará en el fondo. ¿Cómo podía ser tan fácil cultivar?"

"Ese pedazo de basura. No importa si se convierte en un discípulo interno, no hay que preocuparse. La basura es basura, y no importa dónde vaya, será despreciado".

"Maldición. He sido un discípulo honorario por cuatro años y no he visto a alguien tan descarado como él. ¿Por qué el anciano le eligió? ¡Soy mejor que él en todos los sentidos!"

"¿Sólo has estado aquí por cuatro años? He estado aquí por doce años, pero confié en mi propia habilidad. ¡Mira lo arrogante que es! Hmph, los discípulos internos luchan constantemente entre sí, así que vamos a esperar y ver el espectáculo."

Todas esas palabras fueron escuchadas por Wang Lin. Él escaneó a todos el mundo con una mirada fría. No era lo bastante fuerte en este momento, pero prometió conseguir definitivamente su venganza en el futuro.

Después de un tiempo, llegó a la puerta oriental. Pasó por el angosto camino hasta llegar al manantial. Se lavó la cara con el agua fría para refrescarse, luego bebió un par de tragos antes de sentarse y comenzar a pensar.

El anciano Sun se sentó en un árbol cercano, maldiciendo, "Este pequeño bastardo. Dijo que iba a encontrar una calabaza. No puedo creer que realmente está esperando aquí por una calabaza que pase flotando".

Después de que Wang Lin salió, el anciano Sun inmediatamente comenzó a seguirlo para ver si podía ver donde Wang Lin había encontrado la calabaza. Sin embargo, no esperaba que Wang Lin se detuviera, se sentara, y empezara a cultivar.

La energía espiritual aquí era más densa de lo que estaba en su habitación, pero no es tan densa como lo fue en el jardín de hierbas. Sobre la base de su conocimiento, esta condensación de Qi era sólo la cantidad de energía espiritual estaba en el cuerpo de uno. Mientras que sólo podía absorber un poco a la vez en este momento, esto era algo que podría ser mejorado con el tiempo.

Lo que Wang Lin supuso era correcto. La condensación de Qi era sólo la energía espiritual que entra en el cuerpo para construir una buena base para el futuro.

Wang Lin mantuvo la técnica de respiración hasta el mediodía, luego se levantó y se estiró. Todavía no se había sentido la sensación de hormigueo por todo el cuerpo. Se puso de pie al lado del manantial y pensó que el anciano Sun no debió dejarlo salir sin ninguna razón. El anciano debe estar espiando cerca.

Se tocó el estómago y casualmente se dirigió de nuevo hacia la secta. El anciano Sun estalló en ira. Había estado esperando inútilmente toda la mañana para nada. Murmuró, "Bastardo. Este anciano jugará su juego. Si no va a tener éxito en un día, entonces voy a esperar un mes. Si un mes no es suficiente, voy a esperar un año. Me niego a creer que no tienes otra calabaza".

Después de que terminó de hablar, llegó al jardín de hierbas antes que Wang Lin.

Después de un tiempo, Wang Lin casualmente caminaba hacia adentro. Sun Dazhu acarició la barba y le preguntó: "Discípulo, ¿has encontrado una calabaza esta mañana?"

Wang Lin suspiró y sacudió la cabeza. "Maestro, discípulo esperé todo el tiempo en el manantial, pero no encontré ninguna calabaza. Iré a esperar por la tarde. Podría tener suerte entonces".

Sun Dazhu pensó: "Usted mantiene sus ojos cerrados en la meditación toda esta mañana. Incluso si una calabaza había flotado frente a usted, no la habría visto. "Pero en lugar de eso, dijo," Muy bien. Wang Lin, ve a comer primero. Luego, ve y sigue buscando en la tarde".

Wang Lin respondió con un sonido. Entró en su habitación y se dio cuenta de que había una mesa con cuatro platos de carne y verduras e incluso sopa que harían abrir el apetito a cualquiera. No pregunto quien trajo la comida, rápidamente comió todo e incluso bebió la sopa, con el estomago lleno se acostó en su cama para tomar una pequeña siesta.

El cuerpo de Sun Dazhu apareció como un fantasma. Su rostro se oscureció mientras pensaba: "Este anciano sigue las reglas de la secta, por lo que no va a envenenar su comida, pero puede poner drogas que pueden frenar su absorción de energía espiritual. Con su capacidad media y mis medicamentos, usted nunca podrá avanzar más allá de la tercera capa de la condensación de Qi. Usted siempre estará bajo mi control".

Después de una hora, Wang Lin despertó. Se arreglo su ropa y se dirigió de nuevo al manantial, y luego comenzó a cultivar de nuevo. Cultivó hasta que ya era de noche antes de levantarse, y sin decir una palabra, entró en la selva en la montaña.

Sun Dazhu, que estaba sentado en un árbol cercano, en silencio siguió a Wang Lin.

Wang Lin dio lentamente giros a la derecha e izquierda en la montaña y miró a izquierda y derecha a lo largo del camino. De repente, su expresión se puso feliz cuando llegó a una vid llena de calabazas. Tomó una pequeña calabaza que tenía muy buena pinta, entonces rápidamente se fue.

Cuando se fue, Sun Dazhu estaba muy confuso. No importa cómo se veía, la calabaza parecía muy normal. Aún así tomó algunas calabazas con él y desapareció.

Wang Lin siguió el camino de la montaña y volvió de nuevo a la secta. Hizo caso omiso de las palabras de todos los demás discípulos. Después de entrar en el jardín de hierbas, vio el rostro sombrío de Sun Dazhu mirándolo.

Wang Lin entregó de inmediato la calabaza con respeto al anciano y le dijo: "Maestro, mi suerte esta tarde ha sido bastante bueno. A pesar de que yo no era capaz de encontrar ninguna en el manantial, caminaba alrededor de la montaña y encontré un montón de calabazas. Éste parecía el más parecida a la que tenía antes. Maestro, ¿Que le parece?"

Sun Dazhu a punto de perder los estribos, tragó su ira y logró apenas exprimir una sonrisa. Tomó la calabaza y la arrojó a un lado sin mirar, y luego dijo a Wang Lin, palabra por palabra, "La calabaza que quiero es la que está llena de energía espiritual como la anterior. ¡¿Por qué querría una calabaza ordinaria?!"

No podía controlar su temperamento, por lo que terminó gritando las últimas palabras. Perdió todo un día siguiendo a este niño que solo se la paso jugando y al final solo trajo una calabaza ordinaria.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: