23 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 15

Editado por Syru.

Sospecha.


Zhang Hu corrió a la mesa en un instante. Él trató de verter una taza de agua del recipiente, pero ni una sola gota salió. Se frotó los ojos y volteo a ver su cama. Las sábanas estaban secas y arrugadas, se quedó mirando Wang Lin y dijo, "Wang Lin, ¿cuándo regresaste trajiste contigo a algún espíritu de la sequía?".


Wang Lin sonrió, luego abrió la puerta y dijo: "No sé. Cuando regresé, ya estaba así. ¿Por qué no intenta preguntar a los otros discípulos? Sin embargo, si esto llega a los ancianos, tendría que pasar por la molestia de explicar esto y posiblemente ser interrogado por ellos".

Zhang Hu negó con la cabeza, y dijo: "Olvídalo, no voy a preguntar. Si soy cuestionado por los ancianos, sería difícil evitar ser castigado".

A Wang Lin no le importaba y salió por la puerta. Seguía lloviendo afuera, por lo que aceleró el paso, temeroso de que la perla podría causar alguna perturbación en la lluvia. Él tomó una ruta desierta de la puerta oriental. Toda el agua que cayó sobre él fue absorbida por la perla, temeroso de que alguien se diera cuenta. Al principio quería ocultarlo en su habitación, pero luego decidió que era más seguro esconderse afuera.

Wang Lin fue a uno de los lugares donde había escondido previamente una calabaza que contiene rocío. Era muy temprano en la mañana y no mucha gente había despertado todavía. Se aseguró de que nadie lo seguía antes de enterrar la perla de piedra allí.

Después de eso, dejó escapar un suspiro. Tenía la intención de esperar a que cesara la lluvia, y luego volver a recoger su tesoro. Wang Lin se alejo con mucho cuidado, asegurándose de que no hubiera nadie, y se dirigió a la casa de trabajo. Cuando llegó allí, él estaba a punto de recoger una cubeta cuando Liu Xing, la comadreja amarilla salió. El discípulo Liu Xing se sorprendió un poco cuando vio a Wang Lin, pero rápidamente cambió su expresión a una llena de entusiasmo mientras se precipitaba hacia él para arrebatar la cubeta de las manos de Wang Lin. El dijo: "¡Es el hermano Wang Lin! ¿Cómo fue su viaje a casa? ¿Sus padres están bien?. Desde que se fue, sus séniors y yo lo extrañábamos".

Wang Lin estaba aturdido, estaba muy familiarizado con esa cara. Era exactamente la misma cara que sus familiares tuvieron en la fiesta, pero Wang Lin no estaba seguro de lo que el discípulo Liu xing estaba tratando de hacer.

"Hermano Liu Xing, mis padres están bien. No tiene de que preocuparse. "Wang Lin respondió con cuidado, ya que no estaba seguro de lo que planeaba Liu Xing.

El discípulo Liu Xing dijo amablemente, mientras inflaba su pecho, "Hermano, de ahora en adelante usted no tiene que levantarse tan temprano. Su hermano mayor estaba bromeando contigo cuando dije lo de llenar las diez cubas a diario, en serio me creyó. A partir de ahora, sólo necesita llenar una cuba al  día. Incluso si usted no termina a tiempo, puedes ir a comer cuando se sirve la comida. ¡Si alguien le da algún problema, simplemente informame, a su gran hermano! "

La cara de Wang Lin cambió de color. Se preguntó vacilante, "Gran Hermano, ¿hay algún asunto en que desee mi ayuda?"

La cara de Liu Xing estaba llena de descontento, y fingió estar enojado. "Hermano menor, ¿cómo puede ser tan frío con su gran hermano? Usted es mi hermano menor, naturalmente, debería cuidarle. En el futuro, sus problemas son mis problemas. Dado que está lloviendo, hoy no es necesario trabajar. Por cierto el anciano Sun hace unos días vino a buscarlo. Ahora que ha vuelto, lo mejor es ir a verlo. "Él terminó de hablar y observó la reacción de Wang Lin cuidadosamente.

Wang Lin reflexiono y sonríe. En su corazón, él había supuesto más de la mitad de la historia después de escuchar al discípulo Liu Xing. El anciano Sun debe de haber llegado a buscarlo a él después de que se fue, y Liu Xing debe tener miedo del rencor entre nosotros, es por eso que es tan amable hoy. Wang lin no se molestó en señalar el malentendido, e imitó al discípulo Liu Xing cuando se conocieron y dijo “Oh, ya veo”.

El corazón de discípulo Liu Xing saltó cuando vio la expresión de Wang Lin. Esto confirmó su sospecha, esta basura realmente estaba viviendo el sueño, ser capaz de obtener la atención de un anciano. De lo contrario, no sería tan arrogante. Este chico parecía de los que podrían guardar rencor. Pensó para sí mismo, "Definitivamente va a vengarse de mí más tarde."

El discípulo Liu Xing había sido un discípulo honorario durante trece años, y había pasado seis años en la casa de trabajo. Nunca antes había visto a un anciano buscando personalmente a un discípulo honorario Ya era un acontecimiento raro que un discípulo interior sea enviado por un anciano.

No pensó en el hecho de que Wang Lin había ofendido al anciano, Sin embargo, no estaba seguro. No sería un problema si estaba en lo cierto, pero no puede tener miedo por cada suceso extraordinario. Había estado en la secta Heng Yue desde hace muchos años, y sabía exactamente lo insignificante que era para que alguien lo notara.

Pensando en esto, apretó los dientes y sacó un pedazo de papel amarillo, y luego se lo entregó a Wang Lin. "Hermano menor, cuando el gran hermano lo conoció el mes pasado, lo ignoró. Esto es sólo un pequeño regalo que no vale nada. Tienes que aceptarlo. Si no lo hace... "

Antes de Liu Xing pudiera terminar, Wang Lin ya había agarrado el papel amarillo. Cuando lo vio se dio cuenta de que era el talismán inmortal que es utilizado cuando los discípulos de honorarios van a casa.

"Gracias hermano. Este pequeño hermano no quiere ser arrogante, pero el anciano Sun me está esperando. Vamos a tener que posponer la charla para una próxima vez. "Dijo Wang Lin entre risas.

Hermano Liu Xing estaba un poco envidioso mientras asentía. "El anciano es más importante, hermano menor debe ir rápidamente."

Wang Lin estaba en calma en la superficie, pero en el interior, tenía muchas dudas sobre el anciano Sun. ¿Por qué viene a buscarlo personalmente? Wang Lin tranquilamente se dirigió hacia el patio con estas preguntas en su cabeza. Había ido a fondo analizado la situación, pero al final, no pudo llegar a una conclusión.

"¿Podría haber averiguado sobre la perla de piedra?", Pensó Wang Lin. consideró la pregunta por un momento. Él no tenía la capacidad de sobornar al anciano, y si él no iba a ofender al anciano, por lo que bien podría fingir que no sabía nada. Dado que la perla no estaba con él, dejó de pensar en ello y se apresuro.

El mismo joven de blanco apareció y se sorprendió. Él bromeó: "¿Usted tiene que visitar su hogar de nuevo?"

Wang Lin alzó la frente, justo antes de que él estuviera a punto de hablar, la voz del anciano Sun vino desde dentro del patio.

"¡Rápidamente traerlo aquí! ¡Sin demora!"

El discípulo de blanco se movió rápidamente. Dio a Wang Lin una mirada reflexiva, a continuación, se dirigió de nuevo hacia el patio. Wang Lin lo siguió en silencio.

Después de llegar a la residencia del anciano Sun, El joven de blanco se fue. Antes de salir, le dio Wang Lin una mirada interrogante.

Wang Lin estaba un poco nervioso cuando abrió la puerta y entró. El momento en que entró, vio a un anciano que sale de una habitación en el jardín. El rostro del anciano estaba lleno de arrugas, sus ojos eran brillantes, y escaneó a Wang Lin fríamente.



Anterior     Índice     Siguiente

2 comentarios: