9 jun. 2016

Xian Ni: Capítulo 11

Editado por Syru.

 Zhang Hu.


"¿Comadreja?" Wang Lin se sorprendió. La primera persona en la que pensó que podría ajustarse a la descripción era el discípulo vestido de amarillo que se burlo de él, sin embargo, no estaba seguro.

"¿Ah? ¿No lo viste? Es el responsable de la organización del trabajo de los discípulos honorarios. Él es
también un discípulo honorario, pero se le ha dado derecho de practicar técnicas de cultivo. Usa ropas amarillas, y no se ve como un buen tipo en absoluto. Todos le llamamos comadreja en secreto. "Zhang Hu explicó con rabia mientras bebía agua.

Wang Lin tomó un bocado de una batata, y luego dijo: "Yo sé quién es, lo vi hoy. Me dijo que tengo que llenar diez cubas de agua al día a partir de mañana o de lo contrario no recibirá alimentos".

Zhang Hu se sorprendió. Después de mirar fijamente Wang Lin durante un rato, preguntó: "Hermano, ¿le ofendiste antes?"

Wang Lin negó con la cabeza y le preguntó: "¿Por qué?"

Zhang Hu mostró una expresión lamentable. "Wang Lin, ¿estás pensando que las cubas son como los que utiliza en casa? ¿Que son igual de grandes? "Hizo un gesto con las manos.

Wang Lin tenía una mala sensación y asintió.

Zhang Hu tenía una sonrisa amarga. El dijo: "Usted debe haber ofendido a la comadreja amarilla. Las cubas e las que está hablando es el tamaño de esta habitación, llenando diez cubas... Wang Lin no comeré estas batatas, guárdelas. Así, con suerte le durara de cuatro a cinco días. Usted es nuevo aquí en las montañas, y solo los discípulos mayores tienen permitido ir a las zonas de forrajeo en la montaña. Mañana, comeré unas bayas silvestres. "Él colocó las batatas que quedaban sobre la mesa, suspiró, se acostó en su cama y se durmió.

Wang Lin sentía su rabia en aumento, rechino los dientes, pero luego pensó en sus padres con sus ojos llenos de expectativas y suprimió su rabia un poco y se forzó a dormir.

Todavía estaba oscuro en el segundo día cuando Wang Lin salió de la cama. Zhang Hu seguía roncando. Wang Lin se puso el uniforme gris y rápidamente se dirigió al lugar donde conoció a la comadreja amarilla. Poco después de su llegada, el sol salió por el este. La comadreja abrió la puerta, miró a Wang Lin y dijo. "Por lo menos es puntual. Consigue una cubeta y ve hacia la puerta oriental. Hay un manantial en la montaña, recoge el agua de ahí".

No prestó más atención a Wang Lin. Se sentó con las piernas cruzadas en el suelo y respiró lentamente mientras se enfrenta a la salida del sol. Una neblina blanca apenas visible vino de su nariz, rodando como dos dragones.

Wang Lin lo observó con envidia. A continuación, entró en la habitación y miró a su alrededor. Por último, detrás de una puerta vio a las diez cubas y dejó escapar una sonrisa amarga mientras caminaba hacia la puerta oriental.

Wang Lin llegó a la ubicación después de un largo paseo. El paisaje era muy bonito y el sonido del agua era relajante. Era un lugar que podría calmar el corazón.

No tenía tiempo para apreciar la belleza. Lleno la cubeta y rápidamente regreso.

Wang Lin se mantuvo así hasta el anochecer. Ni siquiera se había llenado una cuba todavía. Si no fuera por las batatas, no tendría la fuerza para continuar. Sus brazos y piernas estaban adoloridos y entumecidos. Le duelen cada vez que se movía.

Wang Lin reflexionó un rato y luego llevo la cubeta a medio llenar a una zona desierta. Miró a su alrededor para asegurarse de que no había nadie en los alrededores. Dejó caer la perla de piedra en la cubeta y la dejo allí por un tiempo. Luego saco la perla y bebió el agua. De inmediato se sintió un calor en el estómago, y el dolor muscular desapareció.

Aunque el efecto fue inferior al del rocío, Wang Lin todavía estaba emocionado. Se tocó el pecho y ajusto la posición de la perla. Él decidió no permitir que nadie sepa de este tesoro.

Después de que terminó de beber la mitad de la cubeta de agua, sus músculos ya no dolían y se sintió lleno de energía. Continuó su trabajo de forma rápida de ir a buscar agua.

Él remojó la perla de piedra en otra media cubeta de agua y la bebió. Para evitar sospechas, volvió con una mirada cansada en su cara.

Esa noche, Wan ling había llenado una cuba y media.

Un poco más tarde, Zhang Hu regresó. Todavía llevaba una expresión de agotamiento en su rostro. Los dos hablaron durante un rato y Zhang Hu vacilante rogó por dos trozos batata. Se los comió y durmió en su cama.

El tiempo pasó rápidamente, y en un abrir y cerrar de ojos, había pasado un mes desde que Wang Lin se convirtió en un discípulo de la secta Heng Yue.

Wang Lin descubrió que el trabajo de Zhang Hu fue el de recoger leña. Debe recoger leña suficiente antes de que pudiera comer. Había estado recogiendo leña durante los tres años desde que se convirtió en un discípulo honorario de la secta Heng Yue. Hace tres años, que sólo comía una vez cada tres o cuatro días, pero ahora se ha acortado a donde podría comer una vez cada dos días.

Según él, los discípulos honorarios debe hacer las tareas durante diez años y si es capaz de comer tres veces al día sin rezagarse, le será entregada una técnica de fundación básica para el cultivo.

Los discípulos interiores no son como nosotros. Ellos tienen su propio maestro, no hacen ninguna tarea, y tienen sus propias habitaciones. Su único trabajo es cultivar.

Además, hay personas que están entre un discípulo interior y uno honorario, son los discípulos interiores honorarios, tales como Wang Hao que se convirtieron en una ayudante, pero es básicamente un sirviente.

Estas personas no tienen que hacer las tareas, y también practican algunas técnicas de bajo nivel. Lo único que necesitan es completar el trabajo que su maestro les asigna. Sin embargo, estas personas poseen  poco talento y simplemente pasan toda su vida siendo ayudantes.

En cuanto al llamado talento innato, Wang Lin aprendió de Zhang Hu que era simplemente la energía espiritual. Todo el mundo la tiene, pero en cantidades variables. Si uno tiene suficiente energía espiritual, pueden aprender una técnica divina en un año, pero si carece de ella, le tomaría docenas o incluso cientos de años.

La vida del hombre es limitada. Alguien con talento mediocre nunca va a llegar a ninguna parte en su vida. Esa es la razón por la secta puso gran importancia en la energía espiritual.

Este mes, cuando Wang Lin fue ir a buscar agua, bebió una gran cantidad de agua remojada con la perla de piedra, haciendo que su cuerpo se vuelva mucho más fuerte. Antes, le tomaba seis días para llenar las diez cubas, ahora sólo tardó tres.

Sin embargo, con el fin de evitar que otros sospecharan, Wang Lin siempre se levantaba antes del amanecer y tranquilamente se dirigió hacia la montaña con la cubeta. Mientras que otros se sorprendieron que fuera capaz de terminar tres días, pensaron que era porque se despierta muy temprano y se acuesta hasta muy tarde.



Anterior     Índice     Siguiente

3 comentarios: